miércoles, 22 mayo 2019

El Betis se ahorraría nueve millones en fichas si coloca los ocho descartes

La idea es dar salida al menos a cuatro antes del inicio de la pretemporada. Torrecilla aún ha de cerrar 8 fichajes y buscar equipo a 13 futbolistas. De los 30 del curso pasado solo 12 tienen la continuidad ‘asegurada’

12 jun 2016 / 11:03 h - Actualizado: 12 jun 2016 / 11:30 h.
  • De los treinta futbolistas que tuvieron a sus órdenes Pepe Mel y Juan Merino la pasada temporada solo doce tienen la continuidad asegurada. / José Luis Montero
    De los treinta futbolistas que tuvieron a sus órdenes Pepe Mel y Juan Merino la pasada temporada solo doce tienen la continuidad asegurada. / José Luis Montero

Hace 27 días que acabó la Liga (el 15 de mayo) y quedan otros 27 días para que la pretemporada del Betis de Poyet, Torrecilla, Haro y Catalán eche a rodar. Estamos, pues, en el ecuador de la planificación y la reorganización de un plantel en el que apenas permanecerán doce jugadores de los que arrancaron la pasada temporada, en la que llegaron a jugar 29 con el primer equipo, en el que también estuvo inscrito Tarek.

Aparte de un cuerpo técnico totalmente renovado –con Poyet al frente de la parcela técnico/táctica y Marcos Álvarez de la física– ya se ha fichado a dos nuevos futbolistas –Durmisi y Jonas Martin– y se han marchado cinco que acababan contrato –Jorge Molina, Molinero, Van Wolfswinkel, Vadillo y Damiao–, así como dos cedidos a los que se pretende recuperar, Musonda y Martín Montoya, en especial el primero, con un salario más asequible, pues el segundo escapa de las posibilidades béticas a no ser que el FC Barcelona accediera a pagar buena parte de su ficha, como ocurrió de enero a mayo.

Cedidos que vuelven

También han cumplido su período de cesión siete futbolistas que estaban en otros equipos: Lolo Reyes, Dani Pacheco, Caro, Braian Rodríguez, Amro Tarek, Álex Martínez y Álex Alegría, de los que en principio solo cuentan los dos últimos. Con los cinco restantes se estudiará la posibilidad de un traspaso, una cesión o directamente la rescisión y carta de libertad.

En esa misma tesitura de traspaso –que sería lo ideal–, cesión o rescisión se encuentran otros ocho futbolistas que, en principio, tienen colgado el cartel de transferibles y a los que ya empieza a urgir encontrar una salida, pues varios de ellos tienen salarios bastante altos que pueden dificultar la llegada de nuevos efectivos por aquello del límite salarial y la liquidez de la tesorería del club. Es el caso de Van der Vaart, Westermann, Vargas, Digard –en especial estos–, Xavi Torres, Kadir, Portillo y Varela, todos ellos con contrato en vigor y un montante en fichas que rondan los nueve millones de euros de costo para el Betis (podrían ser hasta diez por bonus de rendimiento, pero no parece el caso), cerca de un 20% del total que le permite gastar la LFP, un pesado lastre del que hay que liberarse para dar cabida en el plantel a futbolistas de nivel, como los que se pretende traer.

Colocar al menos a la mitad antes de la pretemporada

La idea que manejan los consejeros delegados es que al menos cuatro de estos futbolistas estén ‘colocados’ antes de que comience la pretemporada y a los otros cuatro se les busque acomodo durante el transcurso de la misma, algo similar a lo que va a ocurrir con los fichajes: se quiere tener cerrados cinco o seis antes del 7 de julio y el resto, durante el mes y medio de preparación previo al inicio de Liga.

Aparte de los descartes, también hay que buscar equipos a cinco de los cedidos y tratar de recuperar algo de dinero, pues Dani Pacheco ha completado una buena temporada en el ascendido Alavés –que solo cuenta de momento con nueve futbolistas con contrato– y Lolo Reyes ha sido indiscutible en el Almería, que ha eludido el descenso a Segunda B y debe rearmarse para intentar el asalto a Primera.

De 30 futbolistas del curso pasado solo siguen 12

De los 30 futbolistas que militaron la pasada campaña en el primer plantel (todos, menos Tarek, jugaron algún minuto) solo hay 12 que tienen la continuidad ‘asegurada’: Adán, Dani Giménez, Piccini, Bruno, Pezzella, Petros, N’Diaye, Joaquín, Fabián, Cejudo, Dani Ceballos y Rubén Castro.

Jordi Figueras y Rennella ya se marcharon en el mercado invernal. Al acabar la temporada lo han hecho Molina, Van Wolfswinkel, Molinero, Vadillo y Damiao, así como Musonda y Martín Montoya. Van nueve, y otros ocho tienen abiertas las puertas de salida: Vargas, Westermann, Van der Vaart, Digard, Kadir, Xavi Torres, Portillo y Varela. Así que, con Tarek, serían 18 bajas respecto del curso pasado. Aparte están los cedidos: Dani Pacheco, Lolo Reyes, Braian, Caro, Álex Martínez y Alex Alegría.

A Miguel Torrecilla le queda un arduo trabajo por delante: cerrar ocho fichajes –un lateral, dos centrales, un centrocampista, dos extremos y dos delanteros– y colocar a trece futbolistas en otros equipos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016