miércoles, 22 noviembre 2017

«La obsesión del señor Lopera era trabajar por el Betis»

El expresidente Jaime Rodríguez-Sacristán alaba la gestión de su antiguo jefe y responde que sus decisiones «sin ninguna duda» fueron para ayudar al club

19 jun 2017 / 18:03 h - Actualizado: 19 jun 2017 / 18:16 h.
  • Jaime Rodríguez-Sacristán, este lunes en la Audiencia Provincial / Manuel Gómez
    Jaime Rodríguez-Sacristán, este lunes en la Audiencia Provincial / Manuel Gómez

El expresidente Jaime Rodríguez-Sacristán defendió el modelo de gestión de Manuel Ruiz de Lopera al frente del Betis durante su comparecencia, en calidad de testigo, en el juicio que se sigue contra el exdirigente en la Audiencia Provincial. «La obsesión del señor Lopera era trabajar por el Betis. Estaba por encima de su familia. Eran quince horas al día, los domingos, los festivos... Era tremendo», dijo.

Como era de esperar, la mayoría de esas respuestas en tono elogioso se correspondieron con preguntas formuladas por la abogada de Lopera, Encarnación Molino. «¿Las actuaciones de Lopera eran para beneficiar al Betis?», cuestionó la letrada. «Sin ninguna duda. Otra cuestión es que las gestiones puedan ser mejorables», contestó el abogado.

«Hubo unos años en los que, por la situación financiera del club, este modelo de gestión desde luego garantizaba el presupuesto y avalaba las operaciones de riesgo», recordó también Rodríguez-Sacristán. «El club se beneficiaba de un aparato administrativo contable que estaba en las oficinas particulares del señor Lopera, que financiaba este aparato. En el club había dos o tres administrativas para seguros sociales, nóminas y poco más. Ese aparato contable se fue con él. Nos quedamos sin margen», contó también al rememorar la intervención judicial del paquete de Farusa.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016