viernes, 15 diciembre 2017

Lo peor que podía llegar al Villamarín

El Atlético de Madrid está a un partido de enlazar un año entero sin perder fuera de casa en la Liga. En sus seis últimos desplazamientos sólo ha encajado un gol

07 dic 2017 / 07:00 h - Actualizado: 07 dic 2017 / 11:19 h.
  • Joaquín intenta huir de Koke durante el último Betis-Atlético liguero (1-1) / Manuel Gómez
    Joaquín intenta huir de Koke durante el último Betis-Atlético liguero (1-1) / Manuel Gómez

TAGS:

El Betis se está mentalizando para convertir el presunto mal trago del próximo domingo ante el Atlético de Madrid en un punto de inflexión, una barrera que finiquite su mala racha y dé paso a un tramo lo más parecido posible a su principio de Liga, en el que ocupó o rondó las posiciones europeas. Hay un inconveniente. En realidad hay varios, pero este es muy importante y no depende del propio conjunto verdiblanco sino de su rival. Se trata de una racha tan prolongada que en el fondo es una tendencia de poderío colchonero e incapacidad de sus contrincantes para ponerle fin. El caso es que el Atlético tiene la posibilidad de llegar en Heliópolis a un año entero sin perder un partido de Liga fuera de casa. De hecho, su buen momento va más allá de que juegue en el Metropolitano o fuera: junto con el Barça es el único equipo que queda invicto en este campeonato.

Lo único que le falta al Betis es recibir en plena crisis al visitante más temible del campeonato y casi de Europa. Nadie en la Liga ha encontrado la manera de meter mano a los rojiblancos desde que lo hizo el Villarreal el 12 de diciembre del año pasado (3-0). Era la 15ª jornada de la temporada 2016-17 y el Atlético ha jugado diecinueve encuentros en este tramo inmaculado: once victorias y ocho empates. Casi nada. Es más, desde aquella goleada en El Madrigal, el equipo de Diego Pablo Simeone ha disputado veinticinco partidos oficiales como visitante (diecinueve de Liga, tres de Champions y tres de la Copa del Rey) y sólo ha cedido una derrota: fue el 2 de mayo en el Bernabéu, 3-0 contra el Real Madrid. Pero eso fue en la máxima competición europea (ida de la semifinal).

360 MINUTOS SIN ENCAJAR UN GOL

En lo que va de Liga 2017-18, el equipo recién mudado a un estadio con nombre de compañía china es el mejor visitante con permiso del Barcelona, que lleva un choque menos. Son 18 puntos lejos del Metropolitano: ha ganado cinco partidos (1-5 en Las Palmas, 1-2 en San Mamés, 0-1 en Balaídos, 0-1 en Riazor y 0-5 en el campo del Levante), ha empatado tres (2-2 en Girona, 0-0 en Mestalla y 0-0 en Leganés) y no ha perdido ninguno, con un balance goleador de 16 a favor y sólo 4 en contra. En cinco de esos ocho desplazamientos regresó con la portería imbatida. Ahora lleva cuatro partidos consecutivos sin encajar un gol (360 minutos dura la racha) y apenas ha recibido uno en sus seis últimos choques como visitante (se lo hizo el Athletic).

La serie, además, se ha extendido a Europa. Por muy eliminado que esté de la Liga de Campeones, Simeone y compañía han saldado sus viajes de la fase de grupos con una buena tanda de empates (0-0 con la Roma, 0-0 con el Qarabag y 1-1 con el Chelsea).

Romper este admirable estado de forma es la misión de un Betis que en el Villamarín lleva una sola victoria en sus cuatro últimas comparecencias (el 2-0 contra el Alavés). Ahora mismo parece muy lejano aquel impecable inicio de tres triunfos en los tres primeros encuentros en su estadio: 2-1 al Celta, 2-1 al Deportivo y 4-0 al Levante. Era entonces uno de los locales más potentes, al nivel de los grandes. Aquella rutina se torció, pero el colchón mantiene al conjunto heliopolitano en un notable quinto puesto en la clasificación de la Liga en casa, con 14 puntos de 21. Como ejemplo, es el mismo registro que presenta el Real Madrid. Quizá sea un dato la esperanza, aunque no hay que olvidar otro: el Betis no derrota al Atlético en el Villamarín desde el 14 de enero de 2006.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016