lunes, 27 mayo 2019

Los descartes, con la sartén por el mango

El Betis no cuenta con Van der Vaart, Vargas, Westermann, Digard, Kadir, Xavi Torres, Portillo y Varela y quiere colocar al menos a cuatro antes de que arranque la pretemporada, pero Torrecilla tendrá serias dificultades para conseguirlo

15 jun 2016 / 08:33 h - Actualizado: 15 jun 2016 / 14:30 h.
  • Van der Vaart y Vargas son dos de los descartados. Van Wolfswinkel ya se fue tras su cesión. / Inma Flores
    Van der Vaart y Vargas son dos de los descartados. Van Wolfswinkel ya se fue tras su cesión. / Inma Flores

Pocas novedades en el capítulo de fichajes y salidas en el Real Betis, al menos que trasciendan hacia el exterior. Miguel Torrecilla tiene en estos momentos como prioridad aligerar el plantel y colocar a varios de los descartes, tarea que no será nada fácil, pues jugadores como Van der Vaart, Vargas, Westermann, Xavi Torres, Kadir o Digard tienen la sartén por el mango: un contrato en vigor que les asegura jugosos emolumentos y ninguna prisa por resolver la situación. Las prisas son del Betis, que debe aligerar la nómina para poder afrontar nuevas contrataciones y evitar una masificación en los entrenamientos el próximo 7 de julio, cuando Gustavo Poyet se haga cargo del plantel.

Para entonces es de esperar que al menos cuatro de los ocho descartes –los otros dos son Portillo y Varela, aunque el malagueño podría ser cedido– tengan el futuro resuelto, aunque de momento las propuestas que han llegado al club no han satisfecho a ninguno de ellos, ni a sus representantes, que tratarán de sacar el máximo beneficio para sus representados, como es su obligación.

Por Digard ya se rechazó una oferta del Angiers, pues el club de la Ligue 1 francesa solo se hacía cargo de parte de la ficha del jugador, al que restan dos años más de contrato. En Turquía también hay algún club interesado por él, pero la idea de irse hasta allí con su numerosísima familia no le seduce lo más mínimo.

Van der Vaart es el que más preocupa porque es el que más cobra: al Betis le sale por dos millones anuales y para irse a un mercado exótico –único sitio donde le pueden pagar más– el holandés ya ha dejado claro que deben convencerle a base de billetes, pues aquí tiene dos años más firmados, como Digard y Portillo. A Heiko Westermann, que le cuesta al Betis 1,8 millones anuales, le resta un año más, como a Vargas -que podría volver a Italia tras el ascenso del Pescara-, Kadir o Xavi Torres, también con fichas onerosas y edad avanzada, que no es el caso de Varela, con el que no debe haber problemas para encontrar destino. A Dani Pacheco, Lolo Reyes y Braian Rodríguez también hay que buscarles salida, y está por ver qué decisión se toma con Álex Alegría.

En el capítulo de llegadas, la más inminente sigue siendo la del hispano-argentino Matías Nahuel, que ayer se despedía de sus familiares y amigos en Rosario (Argentina), ya que se marcha «para seguir con el sueño» que siempre tuvo desde pequeño, «ser alguien en el fútbol». Pronto estará en Sevilla para pasar las pruebas médicas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016