martes, 27 junio 2017
Primera División

«No seré consejero con Salas»

Manuel Castaño dice no haber recibido la llamada del candidato de ‘Arriba Betis Campeón’ y asegura que sus acciones «están en un cajón al servicio del Betis y de los béticos». Admite su amistad con Valenzuela y Alfonso, de los que dice «son béticos de bien y les duele el Betis».

18 may 2017 / 11:24 h - Actualizado: 18 may 2017 / 11:59 h.
  • «No seré consejero con Salas»
    Manuel Castaño, en medio, junto a sus rivales en la junta de accionistas de septiembre de 2015, José Miguel López Catalán y Ángel Haro. / Manuel Gómez

El máximo accionista a título individual en el Real Betis Balompié tras el pacto que Ángel Haro y José Miguel López Catalán firmaron con Luis Oliver, el abogado Manuel Castaño, puede jugar un papel fundamental en la junta de accionistas que se celebrará el próximo 29 de junio.

El letrado, que conoce al dedillo el mapa accionarial de la entidad heliopolitana, asegura que ningún candidato se ha puesto aún en contacto con él, «aunque espero que lo hagan». Castaño cuenta con el 5,2 por ciento del accionariado, unos 5.300 títulos en total que dice «no pretendo usar para entrar en el Betis». «Mis acciones están guardadas en un cajón. Con las que tengo podría haber solicitado la junta sin pedirle a nadie que me apoyase. Yo no quiero nada, pero como patrimonio mío y de mi familia que es, quiero que la entidad vaya bien y que no se pierda rentabilidad a la inversión que he hecho durante tanto tiempo», asegura el exconsejero verdiblanco.

A Manuel Castaño le molesta que los béticos piensen que quiera estar ligado a la candidatura de Rafael Salas o cualquier otra opción de gobierno: «Yo no quiero ser consejero con Salas ni con nadie. Pero soy un accionista más y como tal, si alguien me quiere mostrar su proyecto, estaré encantado de escucharlo. Como escuché en su día a Juan Carlos Ollero, Ángel Haro, José Miguel López Catalán o la Liga de Juristas Béticos. Yo soy un bético más, que trabajó por el club todo lo que pudo cuando le tocó y que, como demuestran las sentencias que han ido saliendo, jamás se ha llevado nada del club».

Castaño es consciente del valor que tienen sus acciones y de lo decisivo que podría ser su apoyo en la próxima asamblea a cualquiera de los candidatos: «Mis acciones tienen el mismo valor que todas las demás. Sé que si alguna candidatura cuenta con ellas tiene un respaldo importante, pero nadie me las ha pedido. Ahí están al servicio del Betis y de los béticos. Tengo motivos de sobra para decirle que no a Haro y a Salas si me las pidieran, pero como no lo han hecho, igual ni votan en la junta de accionistas, que también pude ser. Yo podré abstenerme o votar a quien me parezca como han hecho antes los demás accionistas».

Resulta evidente que más pronto que tarde la candidatura que encabeza Rafael Salas se pondrá en contacto con Manuel Castaño. El porcentaje de acciones del abogado resultaría clave para que hubiese partido. Sin ese 5,2 por ciento, Salas apenas tendría opciones de ganar la junta. «Si me llaman lo escucharé como a todos. Ellos saben como soy, me conocen muy bien. No voy a negar que soy amigo de Miguel Valezuela y de Alfonso. Con Miguel conseguimos un equipo campeón y de canteranos que luego han dejado muchos millones en el club. Me gustaría que tuviesen la oportunidad, claro. Son béticos de bien y les duele el Betis», señaló.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016