martes, 21 agosto 2018

Otro salto de calidad a falta de la guinda

Serra busca un lateral para rematar una defensa que ha experimentado un enorme cambio (a mejor) desde que llegó a la vicepresidencia deportiva del Betis. La reconstrucción ha sido casi total: los únicos supervivientes son Mandi y Tosca

08 ago 2018 / 07:00 h - Actualizado: 08 ago 2018 / 16:47 h.
  • Bartra y Mandi, a cual más sonriente, en el entrenamiento de este martes en Montecastillo / Manuel Gómez
    Bartra y Mandi, a cual más sonriente, en el entrenamiento de este martes en Montecastillo / Manuel Gómez

TAGS:

El Betis sigue buscando un lateral con el que rematar la confección de una defensa reforzada por ahora sólo con Sidnei. Ese ‘sólo’ tiene muchos matices, sobre todo tras la irrupción de Bartra en el pasado mercado invernal. Y si se echa un vistazo a la nómina defensiva de sus últimas temporadas en Primera, la lista de matices podría ser tan grande que no cabría en esta página. Lo importante para el bético, y por supuesto para Lorenzo Serra Ferrer, que por algo es el arquitecto de todo lo que se construye en Heliópolis, es que Quique Setién tiene a sus órdenes cuatro o cinco centrales de una gran categoría y dos laterales muy bien cubiertos, aunque quizá carentes de un plan B de garantías. Por eso está intentando desbloquear el traspaso de Montoya.

A día de hoy, ocho del ocho de dos mil dieciocho, la defensa del Betis tiene a Barragán y Francis como laterales derechos; Bartra, Mandi, Feddal, Sidnei y Tosca más Javi García como centrales; y Junior más el reconvertido Tello como laterales izquierdos. De acuerdo con la valoración de la web especializada transfermarkt.com, esta formación defensiva tiene un valor de mercado de 55 millones: 17,5 de Bartra, 9 de Mandi, 6 de Tello, 5 de Junior, 4 de Sidnei y Javi García, 3 de Feddal, 2,5 de Barragán y Francis y 1,5 de Tosca.

Serra regresó al Betis el 10 de mayo de 2017. Eso significa que la plantilla que se encontró tenía mucho de Miguel Torrecilla, director deportivo en aquel momento, y algo menos de Eduardo Maciá, su predecesor. En esa temporada 2016-17, los centrales eran Mandi, Bruno, Pezzella, José Carlos y Tosca más Donk de forma puntual; y los laterales, Piccini, Rafa Navarro, Durmisi y Álex Martínez. Los principales activos eran Mandi y Donk (4,5 millones cada uno), delante de Pezzella (2,5), Bruno (2,5), Tosca (1,8), Durmisi (1,5), Álex Martínez (1) y Piccini (0,7). Dos años después, los únicos que siguen son Mandi y Tosca. El argelino y Durmisi, traspasado a la Lazio, son sin duda los dos mejores fichajes que hizo Torrecilla.

En el caso de Maciá, su actuación más sobresaliente en defensa fue la contratación de Pezzella. El argentino lideró la zaga del Betis 2015-16, cuya nómina completaron los centrales Westermann, Jordi Figueras, Bruno y Tarek; y los laterales Piccini, Molinero, Montoya (fichaje invernal), Vargas y Varela. En la valoración económica mandaban el entonces barcelonista Montoya (10 millones) y el peruano Vargas (4), seguidos de Westermann (1,75), el argentino y Jordi (1,5 cada uno), Molinero (1,2), Bruno (1), Piccini (0,8) y Tarek (0,2). El contraste entre el egipcio, Jordi, Varela o Álex Martínez y lo que hay ahora ejemplifican ese salto de calidad en una línea tan crucial.

El año pasado, el primero de Serra como director deportivo oficioso, los defensas del Betis fueron Bartra, Mandi, Feddal, Amat y Tosca. Y los laterales, Barragán, Rafa Navarro, Francis, Durmisi, Junior y, sólo en la Copa del Rey, Redru.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016