miércoles, 21 agosto 2019

Serra Ferrer se despide pero deja la puerta abierta a un nuevo regreso

«La crispación con la afición era un lastre. La Liga no estaba cerrada, pero tras perder ante el Valencia y el Levante, pensaba que tenía que ser un punto de inflexión», indicó Serra sobre la mala racha del equipo

13 jun 2019 / 12:42 h - Actualizado: 14 jun 2019 / 08:26 h.
  • Un aficionado bético estrecha la mano con el exvicepresidente deportivo del Real Betis Balompié Lorenzo Serra Ferrer, momentos antes de comparecer en una rueda de prensa para despedirse del beticismo tras su reciente salida del club. EFE/Jose Manuel Vidal
    Un aficionado bético estrecha la mano con el exvicepresidente deportivo del Real Betis Balompié Lorenzo Serra Ferrer, momentos antes de comparecer en una rueda de prensa para despedirse del beticismo tras su reciente salida del club. EFE/Jose Manuel Vidal

Lorenzo Serra Ferrer, a quien el Real Betis rescindirá en los próximos días su contrato de vicepresidente deportivo, ha anunciado en su despedida que "no está descartado que pueda vivir una cuarta etapa" en la entidad verdiblanca, aunque "de momento" no entra en sus planes.

Serra, que posee un 1% de las acciones del Betis de las que no se piensa "desprender" por considerarse un "seguidor de los más fanáticos" del club, aseguró en una rueda de prensa celebrada en un hotel cercano al Benito Villamarín que quería "cumplir los dos años de contrato que tenía por delante con las condiciones que había firmado", aunque recibió una propuesta que no pudo aceptar.

El técnico mallorquín admitió que "con pena y tristeza" tomó la decisión "dar un paso al lado" porque no se "sentía a gusto por dignidad propia" con las nuevas condiciones de contrato que le ofrecieron, en la que sus responsabilidades menguaban y sus emolumentos se dividían entre tres.

En todo caso, Serra cree que "en estos dos años, se ha hecho un trabajo muy bueno estructurando una plantilla sólida", tarea en la que ha "tenido un protagonismo importante, pero otros también han colaborado", aunque reconoció que "hubo pérdida de confianza cuando" expresó "que (Quique) Setién no aportaba para seguir creciendo y había que buscar un sustituto".

En todo caso, el balear cree que "no se sostiene la explicación" que le han dado para justificar su cese, tras lo cual se le ha "venido el mundo encima, la decepción se traduce en algo más", por lo que lo "ha pasado mal", cuando él se limitó a "avisar a la comisión deportiva de que la situación estaba un poco descendente".

"La crispación con la afición era un lastre. La Liga no estaba cerrada, el objetivo estaba cerca. Podíamos haber llegado a la cuarta plaza porque había una gran plantilla. Tras perder ante el Valencia y el Levante, pensaba que tenía que ser un punto de inflexión", indicó Serra sobre la mala racha del equipo bético en el tramo final de la temporada.

Serra calificó la propuesta de los consejeros delegados, Ángel Haro y Jose Miguel López Catalán, como "un golpe bajo doloroso", sobre todo porque "la discrepancia surge" cuando señala que "la situación deportiva no tenía un punto fuerte y fiable", lo que "era evidente" y ahí es cuando "Josemi toma la decisión de" apartarlo de sus funciones".

"Es algo que no entiendo pero acepto con resignación", añadió un Serra para quien "esta salida es la más triste" de las tres que ha protagonizado en el Betis, ya que "en 2006 finalizaba un contrato y encontraba silencio e indiferencia tras jugar la Liga de Campeones", lo que constituyó "un hito".

Sobre la pregonada modernización de los métodos de trabajo, cree que "el Big Data es una máquina que ayuda, una herramienta útil, pero el ojo clínico es más importante" y por eso cree que "el presidente no suscribió los cinco o seis folios sobre lo que había hecho mal" que presentó López Catalán.

Lorenzo Serra Ferrer cree que Ángel Haro "es un presidente brillante, preparado y hay que arroparlo" que se está "aproximando bastante a la idea de poner al Betis en la vanguardia: con el trabajo de todos, en un tiempo récord se ha dado la vuelta a la situación", dijo.

El exvicepresidente bético recordó que "Quique Setién estaba contratado" cuando llegó y aunque "es verdad que le costó empatizar con el beticismo", lo que lo "ha penalizado", cree que ha hecho un "buen trabajo, pero si te metes en contramano, eso no te ayuda".

Por último, Serra aseguró que el sustituto de Setién, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', "viene por los informes que la dirección aporta. Puede ser un buen continuador de lo hecho estos dos años", ya que "es un amante del buen fútbol. le gusta el talento pero con un punto de equilibrio, entiende que el fútbol es con balón y sin balón".


Todos los vídeos de Semana Santa 2016