domingo, 14 julio 2019

Torrecilla, un enemigo de las compras compulsivas por Navidad

El director deportivo del Real Betis apenas formalizó seis altas invernales en las cuatro campañas que dirigió al Celta en Primera. Su récord, seis en el Novelda de la campaña 2002-03.

27 dic 2016 / 13:00 h - Actualizado: 27 dic 2016 / 13:07 h.
  • Miguel Torrecilla posa junto a Víctor Sánchez del Amo después de formalizar su fichaje tras la destitución de Gustavo Poyet. / Manuel Gómez
    Miguel Torrecilla posa junto a Víctor Sánchez del Amo después de formalizar su fichaje tras la destitución de Gustavo Poyet. / Manuel Gómez

El director deportivo del Real Betis, el salmantino Miguel Torrecilla, rastrea el radar en busca de opciones atractivas de mercado con las que multiplicar el grado de competencia en la plantilla que dirige Víctor Sánchez del Amo. La inminente inauguración de la ventana invernal supone una mayor actividad en las oficinas del Benito Villamarín, donde Torrecilla deberá potenciar un grupo con un rendimiento discreto en Liga y apeado de la Copa del Rey. Sin embargo, el máximo responsable en materia deportiva no se ha distinguido en su carrera por apadrinar auténticas revoluciones en el mes de enero.

Torrecilla debutó como director deportivo en la campaña 2001-02, un curso en el que asumió el control del Novelda, en aquel tiempo en el grupo III de Segunda División B. En invierno reclutó al delantero del Elche de Julián Rubio Doménech, que disputó 15 partidos y anotó un gol, y al mediocentro del Extremadura Torrecilla, que apenas intervino en dos envites. La fórmula fue aún más notoria en la 2002-03, en la que el propio Torrecilla ejerció de técnico interino tras la destitución de Toni Teixidó.

En aquella experiencia hubo seis rostros nuevos, de los que tres triunfaron de forma sobresaliente y evitaron el descenso a Tercera División, el central del Ciudad de Murcia Arias, el centrocampista jerezano del Mérida Sergio Beato y el delantero del Ciudad de Murcia Diego Torres, que facturó 6 goles en 15 partidos y fue clave para conquistar la permanencia. Fue su récord, ya que en las campañas 2003-04 y 2004-05 concretó tres incorporaciones en cada una, un número que no supuso un incremento del potencial del grupo, que en junio de 2005 descendió al bombo VI de Tercera División.

En la 2005-06 emigró al FC Cartagena, donde firmó a Juan Ignacio Martínez como entrenador y reclutó a cinco fichajes en el mercado invernal, en el que brillaron el meta Cabrero, del Burgos CF, y el centrocampista del Levante Luismi Loro, al que ya convenció en el Novelda. En la 2006-07 apenas concretó dos rostros nuevos. Uno fue el central Óscar Rodríguez, ahora en el Alcalá tras completar una notable carrera profesional. En la 2007-08 se unió a la extinguida UD Salamanca, en aquel momento en Segunda División y en la que permaneció dos cursos. En El Helmántico formalizó cuatro incorporaciones en el gélido invierno de la 2007-08, etapa en el que se enrolaron en la UD el meta Biel Ribas, el defensa del Real Murcia Bruno, el lateral zurdo cedido por el Arsenal Botelho y el artillero Diego Torres, un viejo rockero que entonces no funcionó a su nivel habitual.

Ya en el verano de 2009 firmó por el RC Celta, en cuyo primer mercado de invierno incorporó al bloque de Eusebio Sacristán a dos delanteros que no cumplieron con las expectativas en Vigo, el uzbeko del Dinamo de Zagreb Papadopoulos, que no marcó en los 14 encuentros en los que intervino en Liga, y el argentino del Livorno Cellerino, que anotó una diana en 12 compromisos. En los episodios 2010-11 y 2011-12 no hubo novedades en invierno, mientras que en la 2012-13 aterrizaron en Balaídos a las órdenes de Paco Herrera el defensa letón Demidov, el goleador chileno del Granada Orellana y el centrocampista croata del Sporting de Lisboa Pranjic. Sólo Orellana fue fijo en los esquemas de Herrera y su sucesor, Abel Resino, pese a su discretísimo peregrinar ofensivo –ningún gol en un total de 14 choques–.

Sin novedades en el ejercicio 2013-14, en la 2014-15 sólo se registró un alta en el cuadro de Manuel Eduardo Berizzo, la del ariete belga del SV Zulte Theo Bongonda, que apenas computó 8 encuentros en su hoja de ruta. Y en la 2015-16, en la que el RC Celta fue sexto, en la nómina de fichajes figuraron el chileno Marcelo Díaz, procedente del Hamburgo y que disputó 14 partidos, y el francés Beauvue, que se conformó con 10 participaciones. El mercado de invierno, una opción sin tradición y con un elevado porcentaje de riesgo para un Miguel Torrecilla con una alta responsabilidad en el Real Betis.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016