domingo, 25 junio 2017
Primera División

¿Un Betis bien clasificado o un Betis con buenas sensaciones?

«Habría que preguntar al bético qué prefiere, un equipo fuera de los diez primeros pero con buenas sensaciones o un equipo dentro de los diez con malas sensaciones», dice Miguel Torrecilla en su balance del segundo tercio de la temporada.

16 mar 2017 / 11:25 h - Actualizado: 16 mar 2017 / 17:53 h.
  • ¿Un Betis bien clasificado o un Betis con buenas sensaciones?
    Miguel Torrecilla. / El Correo

El director deportivo del Betis, Miguel Torrecilla, ha hecho balance del segundo tercio de competición liguera, que su equipo ha saldado con los mismos 14 puntos que logró en el primero. No parece un registro muy aceptable, pero el responsable principal de la planificación deportiva del club verdiblanco se ha centrado en recalcar las «buenas sensaciones» que ha dado el conjunto verdiblanco en parte de este último tramo.

«Si las sensaciones no son las que le ha transmitido el equipo, entiendo que el bético estaría insatisfecho. Pero habría que preguntarle qué prefiere, un equipo fuera de los diez pero con buenas sensaciones o un equipo dentro de los diez con malas sensaciones. Me quedo con un equipo que transmite buenas sensaciones y que no es temeroso cuando compite contra los grandes, que juega como juega la primera parte del derbi. Puede haber béticos que prefieran esa ilusión de estar entre los diez primeros, independientemente de las sensaciones. De aquí al final de la temporada, estamos en condiciones de llegar a estar cerca de esa clasificación», ha explicado Torrecilla.

«Si nos basamos en el momento clasificatorio y los datos contables, está claro que a día de hoy no estamos en el lugar donde queríamos estar. Para eso hay una autocrítica. Tenemos cosas que mejorar para en el último tercio conseguir acercarnos a esa situación clasificatoria», ha reconocido el director deportivo, que sin embargo ha preferido centrarse en la parte positiva: «Lo que sí diferencia muchísimo este tercio, y para mí es muy contundente, son las sensaciones que me transmite el equipo. Menos en determinados momentos, como el partido completo de Granada o algún momento del derbi, sí he visto un equipo muy competitivo que ha trabajado los partidos teniendo opciones en todos ellos. En el partido de Granada se nos fueron las opciones muy rápido, pero en el resto hemos tenido opciones y ha habido detalles en los últimos partidos, como decisiones arbitrales. Estamos en una medianía, a la misma distancia del descenso que de los puestos que nos hemos marcado como nuestro objetivo. El balance es positivo en sensaciones y soy muy optimista respecto al último tercio, en el que intentaremos acercarnos, porque nos enfrentaremos a rivales directos por ese posicionamiento», ha explicado.

«Sólo hay dos detalles. Un equipo que es capaz de poner contra las cuerdas a un megaproyecto como el Barcelona y de que el Real Madrid pida la hora, en el Bernabéu, con uno menos, y que en la última jugada el portero salve a ese megaproyecto... Eso quiere decir que el algodón no engaña. Las aptitudes están. Tenemos que ir a por las actitudes. Somos un equipo que en determinados momentos tenemos dos caras, como el derbi. La primera parte fue espectacular y en la segunda bajamos el nivel. A mí me llena de orgullo la parte positiva. La negativa nos hace tener autocrítica. Tenemos que ser más estables», ha añadido.

Esos dos mismos ejemplos también conducen a Torrecilla a pensar que «hay materia prima» para construir un mejor proyecto la próxima temporada. Ante nuestra afición nos la estamos jugando. No le hemos dado satisfacciones durante gran parte de la temporada, pero la materia prima está. Nos quedan diez partidos para tener una gran responsabilidad ante los béticos, que el bético acabe ilusionado con la temporada que va a empezar», ha indicado. En este sentido, también ha considerado fundamental el hecho de que será su segundo año y no el primero, con lo que no se encontrará un plantel en cuya confección no intervino: «Será diferente gestionar una plantilla en la que ya has estado que venir de otro proyecto en el que, en mi caso, no he participado. Para el siguiente proyecto yo voy a estar planificando una plantilla con el entrenador que ya ha estado, con lo que minimizar riesgos está garantizado, pero hay que demostrar a los béticos que estamos en ese camino».

Por cierto, Torrecilla también ha confirmado que Víctor será el entrenador de la próxima campaña. «Nos ha demostrado que puede liderar este proyecto. El entrenador de la temporada 2017-18 es Víctor Sánchez del Amo. No hay más que hablar. Es el entrenador del proyecto no sólo porque lo diga el contrato, sino porque hay un convencimiento y es una persona en la que creemos en lo deportivo y en lo personal, nos transmite esa estabilidad que buscamos en un técnico. Hemos apostado por Víctor y vamos a ir a muerte», ha argumentado.

La confianza en el técnico contrasta con sus números. Entre otros datos, su Betis sólo ha ganado uno de los diez últimos partidos. «El equipo no ha ganado más partidos por detalles en los que está trabajando el cuerpo técnico a diario y que, si los manejamos, nos llevarán a ganar más partidos. El fútbol no es una ciencia exacta. Quizá por el aumento de la televisión a todos los niveles, la clase media es muchísimo más amplia. Hace dos o tres años, esa clase media estaba formada por muy pocos equipos. Ha habido detalles como la jugada del Bernabéu con Sergio Ramos, la expulsión de Piccini y el cambio de marca... Pero me reitero. Si un equipo es capaz de dar este nivel ante dos superequipos, eso quiere decir que tenemos argumentos y materia prima para hacer un buen final de temporada y sembrar el optimismo entre los béticos”» ha reiterado.

Entre esos detalles, por cierto, también se ha referido a los árbitros: «Ha habido partidos en los que decisiones arbitrales no nos han llevado a conseguir puntos, mientras que otros equipos sí han conseguido puntos con esas decisiones. No queremos que nos regalen nada, pero no queremos que nos quiten. Tenemos autocrítica y queremos ya partido a partido, saber que nos la jugamos», ha señalado.

Números similares a los de Poyet y proyecto defensivo

«Hay mucha diferencia (con Poyet). No es cuestión de ganar o perder partidos. Que la gente recuerde cómo se sintió antes de jugar contra el Dépor en la segunda jornada y cómo ante el Real Madrid en casa. Poco más hay que decir. En cuanto a sistemas de juego, yo veo más veces un 3-5-2 que un 5-3-2. Donde estén jugando los carrileros más habituales, pocas veces veo que el equipo acabe con cinco defensas. Y centrocampistas defensivos... Si la línea más habitual está formada por Rubén Pardo y Dani Ceballos, yo no veo muchos pivotes defensivos. Pero el fútbol es tan grande que cada uno tiene su opinión. En cuanto a la filosofía de juego, ser protagonista o no va a depender de los partidos en que tú estés consiguiendo una tranquilidad o una confianza. El equipo ha sido ansioso, sobre todo como local, pero en otra parte de la temporada sí ha dado lo que pretendemos que dé. Con la configuración que se está llevando a cabo y la que se prevé para la próxima temporada, vamos a mejorar».

El mercado nacional y los ejemplos del Eibar y el Alavés

«Hay que trabajar el mercado nacional y el internacional. En verano quisimos nos irnos al mercado de cesiones, nada más que la de Musonda y después que fuesen con opción de compra, como la de Nahuel o Donk. Si encuentras un jugador que ya ha despuntado en la Liga, por qué no lo vas a contratar. Pero si ese jugador no ha jugado aquí, tiene buenas condiciones y está aprobado por todos, por qué no lo vas a contratar. No tienes por qué cerrarte. El mercado nacional es caro. El Málaga, que ha ido a ese mercado, tuvo que invertir bastante en jugadores que destacaron en ese mercado. En cuanto al Alavés o el Eibar, está claro que son proyectos muy estables. ¿Es el Betis lo suficientemente estable? ¿Son todos los equipos que están por encima del Betis estables? Yo vengo de un proyecto muy estable y valoro mucho la estabilidad».

¿Cree que el bético está contento?

«En estos once partidos, un jugador te puede cambiar la opinión. Hay un par de jugadores que en los cinco últimos partidos han cambiado muchas opiniones. Los béticos tendrán argumentos para estar contentos, como el día del Barcelona, y argumentos para estar enfadados o contrariados al ver competir a su equipo, como contra el Granada. El equipo necesita ser más fiable de una manera estable. En partidos que no hemos ganado hemos estado a esto de ganarlos. Y en otros ha habido fallos arbitrales».

La presión

«Este proyecto te demanda vivirlo partido a partido, semana a semana. Si algo he aprendido aquí, es que te la juegas todas las semanas. No sé si habrá muchas ciudades con este seguimiento mediático, con esa preparación de estar pendientes del mercado, que estáis; de valoraciones técnicas y tácticas, que estáis. Aquí es partido a partido».


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016