miércoles, 23 agosto 2017

Una pareja para asumir el legado de Ceballos

La sociedad Guardado-Camarasa surge como la mejor alternativa para ejercer el rol creativo en el sistema 1-4-1-4-1 que pretende implantar Quique Setién

17 jul 2017 / 11:17 h - Actualizado: 17 jul 2017 / 11:30 h.
  • Camarasa controla un balón en un entrenamiento del Real Betis. / Manuel Gómez / Andrés Guardado, en un partido de la Selección mexicana. / EDD
    Camarasa controla un balón en un entrenamiento del Real Betis. / Manuel Gómez / Andrés Guardado, en un partido de la Selección mexicana. / EDD

El entrenador del Real Betis, el cántabro Quique Setién, busca alternativas para digerir el adiós de Dani Ceballos rumbo al Real Madrid a cambio de 17 millones de euros. El técnico heliopolitano ha repetido públicamente que dos de sus principales virtudes son su capacidad de adaptación a las circunstancias deportivas y su afán por modelar su proyecto en función de las características de la plantilla que dirija. La despedida del canterano al cuadro de Chamartín ha generado que en la formación actual de La Palmera no aparezca ningún cerebro capaz de asumir el legado del de Utrera.

Sin embargo, y en la búsqueda del equilibrio, Setién ha reiterado durante las sesiones celebradas en Montecastillo en la necesidad de potenciar las virtudes de sus hombres con una pareja que ejercerá de ancla en la medular. Sin Dani Ceballos, que en la campaña precedente asumió el papel de guía en la cocina, el de Santander idea una fórmula híbrida para negociar el futuro creativo de su cuadrilla. Con Tana como opción enquistada, la sociedad Guardado-Camarasa es la alternativa más fiable para cimentar las esperanzas del Real Betis en Primera División.

El mexicano, que aún no se ha incorporado al stage a causa de su participación en la Copa Confederaciones, es el favorito para asumir el rol de pivote en el versátil esquema al que recurre Setién desde su irrupción en la Liga de Fútbol Profesional (LFP), el clásico 1-4-1-4-1. El ex del PSV Eindhoven, zurdo y con calidad para ser el primer filtro de la transición defensa-ataque, es el elegido para heredar el testigo de Petros, que hasta su marcha al Sao Paulo era el comodín de la medular del bloque del Benito Villamarín. Para potenciar la sala de máquinas, Camarasa será el complemento perfecto del azteca, cuya misión será ofrecer una imagen similar a la que exhibía Roque Mesa, que fue pretendido por el Sevilla FC, en la UD Las Palmas durante la época de Setién.

Camarasa, que en el Levante y el Deportivo Alavés combinaba la posición de mediapunta con la de mediocentro ofensivo, será su pareja como arquitecto. El valenciano, con una notable calidad en el último pase y peligroso entre líneas, es el comodín ideal mientras Lorenzo Serra Ferrer rastrea el mercado nacional e internacional en busca del ‘10’, el faro antiniebla de los hombres de Setién.

El centrocampista, de 23 años, se presenta como la solución para paliar la ausencia de combinaciones en boxes y huir de la sombra de Ceballos, el tipo que ha generado un auténtico debate social en los últimos días después de ser reclutado por el Real Madrid a cambio de 17 millones de euros, de los que 15 nutrirán las arcas del RBB. Precisamente, Serra pretende solucionar el asunto con el fichaje de un mediocentro con calidad y jerarquía que ejerza de líder del nuevo proyecto.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016