viernes, 22 marzo 2019

Una virtud, un pecado y un empate para el Betis contra el Lille (2-2)

Los verdiblancos, más atascados que de costumbre por la fuerte presión de los franceses, fue eficaz en el área rival pero también pagó sus problemas para frenar la velocidad y los contraataques de su oponente

28 jul 2018 / 23:01 h - Actualizado: 29 jul 2018 / 18:11 h.
  • Joaquín corre con la pelota en un lance del partido. / RBB
    Joaquín corre con la pelota en un lance del partido. / RBB

El Betis empató con el Lille en otro amistoso con varias caras que dejó buenas noticias en ataque y no tan buenas en defensa. Los verdiblancos, siempre al frente de la posesión, tuvieron un claro déficit frente a la rapidez y las transiciones de su oponente que resolvieron para bien en el segundo tiempo, pero a cambio de reducir el peligro galo también se quedaron sin profundidad ni lucidez de cara a la meta de Maignan. Y aun así pudieron ganar, pero Joaquín no lanzó bien un penalti en el último minuto para frustración de los miles de béticos que acudieron a Chapín.

Quique Setién dio continuidad a una de las claves del buen partido de su equipo frente al Marsella y mantuvo a Canales como pivote, igual que en la segunda parte del amistoso contra los franceses, aunque con Narváez más o menos en el mismo paralelo y haciéndole las coberturas oportunas. A modo de resumen de lo que ocurrió en el primer tiempo, el cántabro fue en ataque el faro que está siendo durante todo el verano, pero defensivamente no está (ahora mismo) para ofrecer lo que pueden aportar ahí futbolistas más específicos en esa posición, como Javi García o Carvalho. Tampoco le ayudó que sus escoltas fuesen Julio Gracia y Narváez, poco o nada dados a la destrucción y, sobre todo en el primer caso, a la lucha cuerpo a cuerpo. En otras palabras, cada vez que el Betis no tuvo el balón y el Lille lanzó algún contragolpe, no existió muro de contención que frenase la velocidad de Pepe, Bamba o Remy.

El primer aviso de los ‘dogos’ llegó pronto con un primer contraataque claro que Bamba estropeó mandando la pelota al poste tras sortear a Joel Robles (13’). A esas alturas ya eran patentes los problemas verdiblancos en la salida del balón y en cualquier triangulación en general debido a la buena presión del Lille, basada sobre todo en una fortaleza física clarísima. Por cierto, Setién y Eder Sarabia se las tuvieron tiesas con el entrenador y el banquillo rivales a cuento de la sucesión de faltas.

El Betis también añoró durante muchos minutos a Boudebouz. De hecho, en cuanto entró algo en juego, suya fue la firma del 1-0, fruto de una excelente volea desde la media luna tras un saque de esquina. Antes, el Lille había desperdiciado otra oportunidad clarísima que Benzia afeó chutando fuera pese a plantarse solo ante Joel Robles tras un contragolpe fulminante. El guion del encuentro, en todo caso, hacía previsible un gol de los galos tarde o temprano porque el Betis no enmendaba su laguna defensiva. Y no llegó uno, sino que fueron dos. El primero, tras en una salida de balón demasiado arriesgada que remató Tosca con una desaplicación. El segundo, a placer tras una jugada demasiado fácil por la izquierda. Y el caso es que casi hubo un tercero, pero Pépé se estrelló primero con Joel y Bamba remató fuera cuando no había portero en la portería.

Setién hizo seis cambios en el intermedio y liberó a Canales adelantando su ubicación y metiendo a Kaptoum y Brasanac detrás. El cántabro agradeció la modificación y, por fin más cerca del área, anotó el 2-2 con un potente zurdazo que un defensor desvió mínimamente.

La igualada adormiló el choque de ahí al final. El Betis conservó el dominio del esférico, pero el Lille se defendió bien y evitó cualquier aproximación peligrosa a Maignan. El equilibrio defensivo fue respondido por fin por el Betis, más asentado en esa faena, pero en ataque no hubo casi nada que contar hasta ese penalti quizá un poco light sobre Barragán que Joaquín mandó a los guantes de Maignan.

REAL BETIS: Joel Robles; Francis, Mandi, Javi García, Tosca, Tello; Canales; Boudebouz, Narváez, Julio Gracia; y Loren. En la segunda parte jugaron Joel Robles (Dani Rebollo, m. 70); Barragán, Mandi (Edgar, m. 81), Bartra, Tosca, Junior; Kaptoum; Canales (Camarasa, m. 70), Brasanac, Joaquín; y Loren (Álex Alegría, m. 70).

LILLE OLYMPIQUE SPORTING CLUB: Maignan; Malcuit, Dabila, Soumaoro (Fonte, m. 46), Mendyl (Toure, m. 46); Xeka (Ikone, m. 75), Maia; Pépé (Mothiba, m. 85), Benzia (El Ghazi, m. 85), Bamba; y Rémy (Zekaj, m. 75).

Goles: 1-0, m. 31: Boudebouz. 1-1, m. 35: Remy. 1-2, m. 38: Pépé. 2-2, m. 57: Canales.

Árbitro: Cuadra Fernández. Amonestó a Xeka (3’), Benzia 13’), Junior (62’) y Tosca (66’).

Incidencias: estadio de Chapín, unos 9.000 espectadores.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016