lunes, 24 julio 2017

Valenzuela, la rentabilidad de la cantera y el «gen competitivo»

«Nosotros convertimos la cantera en una de las más rentables de España sin medios y con un presupuesto ridículo», recuerda el antiguo responsable de los escalafones inferiores. El proyecto de Salas contaría con Buenaventura y José Juan Romero

16 may 2017 / 17:38 h - Actualizado: 16 may 2017 / 20:00 h.
  • Miguel Valenzuela y Rafael Salas, este martes / Arriba Betis Campeón
    Miguel Valenzuela y Rafael Salas, este martes / Arriba Betis Campeón

TAGS:

La cantera juega un papel fundamental en la candidatura de Rafael Salas y el protagonista en esa parcela será Miguel Valenzuela, que fue coordinador de los escalafones inferiores durante bastantes años antes de la intervención judicial. El extécnico del filial cree que este proyecto «puede cambiar el Betis» a mejor y estableció como premisa que el club «necesita rentabilizar deportiva y económicamente la cantera». «Ya lo hicimos una vez, sin medios y con un presupuesto ridículo, y lo volveremos a hacer», anunció.

«Hace un mes y medio era implanteable por mi parte volver al Betis. No había ninguna posibilidad. Después de conocer este proyecto y participar en su elaboración, creo en este proyecto. Lo digo como bético. Sé que puede cambiar al Betis y hacer el Betis que nos merecemos, el Betis que durante tanto tiempo nos prometieron pero que no tenemos», dijo Valenzuela. «No concibo ningún equipo de élite sin contar con la cantera. El Betis necesita rentabilizar deportiva y económicamente la cantera. Ya lo hicimos una vez y la convertimos en una de las canteras más rentables de España, sin medios y con un presupuesto ridículo. Lo volveremos a hacer, no vamos a fallar», auguró.

«Este proyecto es integrador, muchos profesionales tomaremos las decisiones más importantes. Se cambiará la filosofía, metodología y organización. No vamos a cometer el mismo error que hace siete años. Venimos a integrar. Todos los profesionales son válidos y aportarán cosas importantes. Y vendrá gente que aporte una mayor amplitud de conocimientos. Es un proyecto de consenso en el que un equipo de alta cualificación tomará las decisiones más importantes dentro del club», explicó también.

Valenzuela habló de cambios drásticos, pero en principio contaría con el entrenador del filial, José Juan Romero, y el actual director de la cantera, Pedro Buenaventura. «Venimos a sumar. José Juan ha demostrado en una situación muy difícil que tiene una gran capacidad formativa y hacer jugar al Betis B como los béticos quieren que juegue su equipo. Por tanto sí contamos con José Juan», dijo del primero. «Conozco personalmente a Pedro y he trabajado con él. Es muy válido y si esta candidatura gana, me sentaré con Pedro. Mi idea es que siga trabajando en el Betis porque puede aportar cosas al Betis y no se sentirá ninguneado», aseguró.

«Me consta que el nivel de los entrenadores es muy bueno y lo único que pretendo es poner orden, criterio, objetivos claros y métodos de trabajo para que salgan jugadores del nivel impresionante que salieron en su momento. En los siete últimos años, el rendimiento de la cantera ha sido cero. Por el contrario, las inversiones han sido multimillonarias. Antes, con una cuarta parte, le sacábamos un rendimiento impresionante», añadio Valenzuela. «El presupuesto supera los 4 millones de euros. Hay jugadores que a medio plazo puedan dar el salto al primer equipo, pero la relación inversión-rendimiento no es adecuada. Hay un déficit importante. Con esa inversión, la rentabilidad de la cantera debe ser mayor. Con una inversión mucho menor, los rendimientos han sido infinitamente mejores que ahora. Es optimizar todos los recursos de la cantera y tener un objetivo clarísimo. En la actualidad no se da ninguna de esas circunstancias», lamentó.

El antiguo responsable de la cantera también anticipó que otra de sus misiones será llevar «el gen competitivo» a todas las categorías inferiores. «Con independencia de la formación está el aspecto competitivo. Los béticos tenemos que cambiar. El concepto de ganar debe incluirse en nuestro día a día, nuestro ADN. Además de jugar muy bien al fútbol, nuestros futbolistas en la fase formativa deben ser competitivos. Fue el gran éxito de 2005 o de la generación de Beñat, Cañas, Pozuelo... El gen competitivo. Será una de las bazas fundamentales, inculcar en todos los estamentos que todo lo que no sea ganar será un fracaso», indicó.

«Hemos testado y conocemos desde el primer prebenjamín al Betis B, el trabajo de los entrenadores, captación... Tengo el trabajo hecho y sabemos las decisiones que vamos a tomar», sentenció.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016