viernes, 15 diciembre 2017
Crónica Sevilla

Banquete de fin de año

El Sevilla se va de vacaciones con el pase a los 1/8 de la Copa tras arrasar al Formentera

21 dic 2016 / 20:14 h - Actualizado: 22 dic 2016 / 00:05 h.
  • Ben Yedder se abraza a Vietto para felicitarle por uno de sus goles. / Manuel Gómez
    Ben Yedder se abraza a Vietto para felicitarle por uno de sus goles. / Manuel Gómez

Lo pidió Jorge Sampaoli y sus hombres cumplieron. El Sevilla volvió a pasar por encima del Formentera en la vuelta de los 1/16 de final de la Copa del Rey, sellando con tremenda goleada (2-14 en el global) el pase a los 1/8 de final y mostrando ese respeto con el débil rival jugando casi a toda máquina. En el descanso al Formentera, único equipo de la Tercera División en esta ronda, ya le había caído media docena de goles. Enfrente, los de Tito García Sanjuán tenían a Ben Yedder, Vietto, Correa, Sarabia y Ganso, entre otros. Y en los primeros 45 minutos marcaron todos menos Correa, que debió pensar que ya se había despachado a gusto en la isla pitiusa –triplete–.

El partido, pues, no tuvo historia, pero el Sevilla amateurizado por Sampaoli quiso divertir a los valientes espectadores que acudieron al Sánchez-Pizjuán con la eliminatoria decidida de antemano. Uno de ellos casi que fue David Soria, titular ante la indisposición de Sirigu. Fue el debut oficial del meta madrileño en esta temporada en la que está destinado a encontrar acomodo lejos de Nervión para la segunda vuelta –El Rayo Vallecano lo quiere–.

Y es que el Formentera se encontró con un Sevilla que presionaba como si de un partido de la Liga se tratara y que, por tanto, apenas le dejó opciones en la primera mitad. Lo más destacado en el once inicial fue la ausencia de canteranos y la colocación de Kranevitter como central derecho en una defensa de tres y Correa como interior diestro, amén de la presencia de David Soria. Desde el primer minuto se vio que el Formentera iba a sufrir. Ben Yedder, Vietto e Iborra avisaron al sevillano Marcos, portero rival, que vio cómo al cuarto de hora ya le había marcado Ganso, empujando un pase de Kranevitter desde la derecha. Lo poco que hizo el equipo balear fue inmediatamente: Juan Antonio, también sevillano –y también sevillista, como su compañero–, rozó el poste desde dentro del área.

Ese acercamiento fue el preludio del tsunami que asoló el área de Marcos: Vietto marcó un triplete, Ben Yedder asistió y marcó, Ganso se sacó de la chistera varios pases magistrales y Kiyotake mostró una visión de juego más que destacable. Sarabia se unió a la fiesta con un tiro que, tras rebote, se alojó también en las redes. Era un vendaval el Sevilla, que quería más y más, sobre todo sus dos delanteros centro, que adornaron aún más unas estadísticas de goles y asistencias más que aceptables pese a la necesidad de fichar refuerzos en esa posición.

La segunda parte sólo tuvo el interés de ver si el Formentera marcaba en un estadio como el sevillista –algo histórico para el modesto club–. Lo intentó Liñán pero David Soria hizo un paradón. El que lo consiguió fue Gabri, en posición dudosa que a nadie molestó. De hecho, el tanto del delantero del Formentera desató la locura entre los 250 hinchas baleares presentes en las gradas. Incluso la afición sevillista aplaudió el gol, como no podía ser de otra forma. Sampaoli, antes, había metido a Borja Lasso, quien participó en el séptimo, obra de Ben Yedder. El francés, de haber estado más preciso, se podría haber hartado. Sirva de ejemplo el octavo tanto, donde remató mal a bocajarro y tuvo que ser Sarabia quien marcara. El taconazo de Ganso merecía que el balón acabara en las redes. Sí completó su hat-trick Ben Yedder en los instantes finales, casi a placer.

El Sevilla despide el magnífico 2016 con otra goleada y estableciendo varios récords en estos 12 meses: 29 partidos marcando en su estadio, mayor número de goles en un mismo partido en el Sánchez-Pizjuán (9) y récord absoluto de tantos anotados en su estadio en un año natural (73). Y dice adiós más vivo que nunca en las tres competiciones actuales tras haber jugado cuatro finales y levantado otro título. Un año para recordar. De ovación cerrada.

FICHA TÉCNICA

Sevilla: David Soria; Kranevitter, Iborra (Diego González, m.86), Rami, Kolodziejczak; Ganso, Kiyotake, Sarabia; Correa (Borja Lasso, m.49), Vietto y Ben Yedder.

Formentera: Marcos Contreras (Abel, m.74); Manu Pérez, Javi Rosa, Kiko González, Larra; Lolo (Willy, m.63), Michael, Liñán, Agus; Juan Antonio y Gabri (Adri, m.70).

Goles: 1-0, M.13: Ganso. 2-0, M.22: Vietto. 3-0, M.24: Ben Yedder. 4-0, M.27: Sarabia. 5-0, M.43: Vietto. 6-0, M.45: Vietto. 7-0, M.54: Ben Yedder. 7-1, M.61: Gabri. 8-1, M.77: Sarabia. 9-1, M.88: Ben Yedder.

Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Amonestó a los locales Larra (m.35) y Kiko González (m.82).

Incidencias: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante algo más de once mil espectadores. Los jugadores del Formentera lucieron brazaletes negros por el reciente fallecimiento de su exjugador Josep Marí de la Fuente ‘Pepín’, quien militó en el equipo balear en la década de los setenta del siglo pasado.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016