sábado, 23 marzo 2019

Caparrós marca el nuevo camino en Cornellá-El Prat

Joaquín Caparrós afronta su partido 500 en Primera División en el arranque de su tercera etapa como técnico sevillista en Cornellá-El Prat

16 mar 2019 / 22:10 h - Actualizado: 16 mar 2019 / 22:13 h.
  • Caparrós marca el nuevo camino en Cornellá-El Prat

El fútbol no permite pronósticos ni a medio plazo. Así lo demuestra el partido que este sábado disputarán en el RCDE Stadium de Cornellá-El Prat el RCD Espanyol y el Sevilla FC. Un duelo que contará con la principal noticia de que supondrá el arranque de la tercera etapa de Joaquín Caparrós en el banquillo nervionense. Un Joaquín Caparrós que, a diferencia de lo que suele ocurrir cuando un nuevo entrenador llega a un equipo, deberá intentar dar continuidad a lo cosechado en la jornada anterior, cuando el equipo pasó literalmente por encima de la Real Sociedad. Eso sí, aún colea y mucho lo ocurrido el pasado jueves en Praga, tanto en lo anímico como en lo físico, pues son varios los jugadores que no podrán estar al 100% tras el desgaste ante el Slavia.

Y si no permite pronósticos es por las diferencias que se pueden deducir de este encuentro con respecto al de la primera vuelta. Y eso que no se ha cumplido ni tan siquiera media temporada, ya que el calendario asimétrico ha colocado la vuelta tres jornadas antes de lo que habría tocado hasta la pasada campaña. Aún así, basta con mirar aquella clasificación para dejar claro que las temporadas pueden cambiar y mucho. Aquel Espanyol llegaba a Nervión segundo en la tabla, a tres del Barcelona y uno de ventaja sobre el Sevilla, el Atlético y el Alavés respectivamente. Un triunfo le habría supuesto un enorme paso adelante, pero el gol de Borja Iglesias no fue suficiente y el Sevilla sacó tres puntos vitales.

Segundo puesto para el equipo sevillista y transición de un fortísimo Espanyol que peleaba por LaLiga a una situación radicalmente distinta que les hizo incluso coquetear con el descenso. Desde su visita a Sevilla, el equipo barcelonés sumó una única victoria en diez jornadas, pero por suerte para los de Rubi, el viento parece haber vuelto a cambiar. Sin ir más lejos, tras ese bache que les dejó a tres puntos del descenso a finales de enero, poco ha poco han ido normalizando la situación hasta volver a estar a día de hoy a seis de la peleada zona europea. De hecho, en las seis últimas jornadas no saben lo que es salir derrotados, con una racha de cuatro empates y dos victorias.

Con las molestias de Sergi Gómez ya superadas, Caparrós tiene las únicas bajas por lesión de Nolito y Escudero, sumándose a última hora Pablo Sarabia por problemas físicos. Está por ver lógicamente qué sistema aplica en su reestreno, pues la línea de tres centrales que impuso Pablo Machín no ha entrado habitualmente en sus planes. Por su parte Rubi, más allá de los lesionados de larga duración Piatti y David López, no podrá contar en esta ocasión con Sergio García ni Óscar Duarte. También estará fuera de combate Víctor Sánchez, que debe cumplir ciclo de amonestaciones tras la que vio el pasado fin de semana en el empate en San Mamés.

Con la intención de romper por fin la racha lejos de casa, que no data tantas derrotas seguidas desde hace 19 años, el equipo blanquirrojo visita al equipo contra el que ostenta mejores registros en la historia de LaLiga. De hecho, los blanquiazules han caído más veces que nadie ante el Sevilla (68) y a su vez han sido quienes han recibido más tantos del equipo hispalense, un total de 235. Cifras que lógicamente no tienen ningún valor en el ‘aquí y ahora’ pero que muestran en gran medida el largo historial de ambos por la máxima categoría del fútbol español. La cita dará comienzo a las 16.15 horas y contará con el arbitraje del madrileño Ignacio Cuadra Fernández, adscrito eso sí al colegio balear. En el VAR estará Mateu Lahoz.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016