sábado, 20 julio 2019

Derrota y aviso a navegantes (1-0)

El Sevilla cae a manos del Benfica en el último amistoso previo a su debut en la Europa League. Los de Pablo Machín pusieron ganas pero dejaron muchas dudas a la espera de la llegada de nuevos refuerzos y de los internacionales llamados a marcar diferencias

21 jul 2018 / 19:16 h - Actualizado: 21 jul 2018 / 20:46 h.
  • Instante del partido disputado en Zúrich. / SFC
    Instante del partido disputado en Zúrich. / SFC

El Sevilla deberá apretar los dientes y reducir a cero cualquier tipo de confianza el próximo jueves, día en que iniciará su andadura por la Europa League frente al Újpest húngaro, un rival peligrosamente crecido tras remontar su eliminatoria previa. Este sábado, en el último test antes del debut oficial, el equipo de Pablo Machín cayó derrotado a manos del Benfica, al que inquietó lo justo y, sobre todo, dejó muchas dudas a la espera de la llegada de nuevos refuerzos y de la participación de esos mundialistas llamados a marcar diferencias.

Así están las cosas. Quedan pocos días para ese debut oficial y lo visto ante el cuadro portugués en Zúrich no fue precisamente para lanzar campanas al vuelo. Tampoco es una tragedia, pero sí debe ser un aviso para que todo el mundo redoble sus esfuerzos: desde el club reforzando el plantel a los jugadores que hay en estos momentos.

La prueba de este sábado fue más exigente que las anteriores. El Benfica llevó el peso del juego durante muchas fases del choque, generó peligro y defendió con tensión. Recurriendo a una zaga adelantada y achicando espacios, avisó con alguna que otra llegada peligrosa hasta el descanso, pero el gol brilló por su ausencia. El Sevilla tardó en dejar de caer en situaciones de fuera de juego. Le faltó esa conexión entre los pasadores y los receptores, pero también creó peligro, sin llegar a poner a prueba al portero.

Los problemas de verdad comenzaron a llegar al inicio de la segunda parte. Castillo, uno de los fichajes del conjunto portugués para esta temporada, cabeceó imponente el balón en un saque de esquina, superando a Escudero, y puso el 1-0 en el marcador (57’). No se le vio fino al otrora lateral zurdo, aunque en realidad sufrió el Sevilla al completo. Un Sevilla que, lejos de reaccionar de forma clara, volvió a quedar en jaque ante un Benfica que rozó el 2-0 y que controló a los nervionenses, más ansiosos que precisos y, sobre todo, bastante limitados a la hora de hacer daño de verdad a su adversario.

La prueba duró 75 minutos, justo el tiempo que Machín tardó en dar entrada a Corchia, Pejiño, Borja Lasso, Fede y Marc Gual de una tacada y enviar a la ducha a buena parte de ese puñado de jugadores llamados a ser titulares el próximo jueves.

Quedan unos días por delante para seguir trabajando y hay que apretar. Una de las grandes bazas para el primer duelo de la eliminatoria será jugar en el Sánchez-Pizjuán, donde a buen seguro la afición responderá para insuflar ese aire que este sábado se echó en falta a la hora de ver chispa, tanto a nivel defensivo en la recuperación de la pelota como en ataque, donde nadie fue capaz de marcar gol y ni siquiera de rozarlo claramente.

FICHA TÉCNICA.

1 - Benfica: Odysseas, André Almeida, Conti, Jardel, Grimaldo, Fejsa, Gedson, Salvio, Rafa, Pizzi y Castillo. También jugaron Cervi, Zivkovic, Rúben Dias, Jonas, Alfa Semedo, Yuri Ribeiro, Ebuehi, Luisao y Joao Felix.

0 - Sevilla FC: Vaclik, Nico Pareja, Amadou, Dani Carriço; Correa, Roque Mesa, Franco Vázquez, Arana; Sarabia, Ben Yedder, Nolito. También jugaron Sergio Rico, Escudero, Genaro, Corchia, Borja Lasso, Fede San Emeterio, Marc Gual, Pejiño y Lara.

Gol: 0-1, m.57: Castillo.

Incidencias: Partido amistoso disputado en el estadio Letzigrund, de Zúrich.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016