lunes, 22 julio 2019

El puesto de Montella pende de un hilo

Debate interno en el Sevilla sobre la continuidad del técnico

22 abr 2018 / 19:48 h - Actualizado: 25 abr 2018 / 14:04 h.
  • Vincenzo Montella, a su llegada a Sevilla este domingo. / M. Gómez
    Vincenzo Montella, a su llegada a Sevilla este domingo. / M. Gómez

Son duros los momentos que vive el Sevilla. Tras la debacle en la final de la Copa del Rey ante el Barcelona, el viaje de regreso a Sevilla fue tortuoso para jugadores, técnicos y directivos, que recibieron las reprimendas por parte de los miles de aficionados que también regresaban a casa tras la expedición. José Castro es el principal, aunque no único, señalado por la decepcionante temporada 2017-18, la de mayor presupuesto de la historia de la entidad. El presidente, abucheado antes de la final y que tuvo que soportar durante la misma gritos que pedían su dimisión, reunió a varios consejeros en el tren de vuelta a Sevilla para empezar a tomar medidas ante la crisis general y ha tenido que convocar de urgencia al entrenador, Vincenzo Montella, que le ha dado dos días de descanso a la plantilla y que en un principio quiso posponer la reunión. Según han informado los compañeros de Radio Marca Sevilla, la cita ha tenido lugar en el estadio Sánchez-Pizjuán antes de que el técnico se fuera de viaje a Italia hasta el martes.

El enfado de la afición con el italiano se extiende también al propio Castro, que no descarta destituirlo en las próximas horas para intentar darle un vuelco a la situación del equipo de cara a los trascendentales últimos cinco partidos en la Liga, en los que el equipo se juega la clasificación para la próxima Europa League. El presidente le ha comunicado a Montella la gravedad de la situación y la importancia de entrar en Europa. Son momentos de reflexión en el Sevilla, tanto en los despachos como en el vestuario, donde tienen 48 horas de descanso para recargar fuerzas de cara a cinco partidos muy importantes. La fuerza del entrenador se desvanece. Parece evidente que Montella no seguirá la temporada que viene, algo que empuja aún más a varios dentro del club a apostar por el cambio, entendiendo que en esta recta final de la Liga su autoridad está bajo mínimos ante esa perspectiva y con media plantilla enfadada por la falta de oportunidades. Si cesa como entrenador, las figuras de Joaquín Caparrós y de Antonio Álvarez planean como soluciones de urgencias para cinco partidos. Si llega al próximo fin de semana, que finalmente es lo que parece que sucederá, el partido en casa del Levante se convertirá en un ultimatum para Montella.

La decisión sobre destituir o no a Montella, quien en la Liga sólo ha sumado 19 de 48 puntos en juego, es algo que urge más que determinar si Óscar Arias continúa como director deportivo. El exfutbolista es otro de los señalados desde todos los frentes y otra de las piezas débiles en cuanto el presidente es tan criticado. Cada vez hay menos dudas sobre si seguirá o no en el cargo y demandas respecto a que la elección de su hipotético sustituto se haga en breve, pues la planificación para la próxima temporada ya debía haber empezado a diseñarse.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016