sábado, 18 agosto 2018

«El Sevilla es un ‘all in one’, lo tiene todo»

ENTREVISTA. El checo es una de las apuestas del nuevo Sevilla, un tipo simpático al que no le gustan los shows bajo palos. Consciente de que da un gran paso en su carrera.

14 jul 2018 / 14:34 h - Actualizado: 15 jul 2018 / 08:14 h.
  • Tomas Vaclík posa en el hotel de concentración del Sevilla FC en Benidorm, donde trabaja en sus primeros días como sevillista. / J. Santos
    Tomas Vaclík posa en el hotel de concentración del Sevilla FC en Benidorm, donde trabaja en sus primeros días como sevillista. / J. Santos
  • El portero del Sevilla, durante la entrevista con El Correo. / J. Santos
    El portero del Sevilla, durante la entrevista con El Correo. / J. Santos

El último portero extranjero que había fichado el Sevilla para su primer equipo fue Mariano Barbosa en 2014. Ahora ha sido Tomas Vaclík (Ostrava, República Checa, 1989), un tipo simpático, amable y que no rehúye las entrevistas pese a llevar sólo unos días en el Sevilla, que ha decidido poner la portería en sus manos en un giro radical tras dos temporadas con los canteranos David Soria y Sergio Rico.

—Bromeó sobre el himno del Sevilla en su presentación. ¿Ya se lo sabe?

—No, aún no. Sé lo importante que es este himno para los sevillistas, lo aprenderé. No recuerdo haberlo escuchado cuando jugué en el Sánchez-Pizjuán hace tres años, quizás estaba aún en el túnel de vestuarios porque la UEFA coloca su himno cuando los jugadores saltamos al campo, así que tengo ganas de oírlo desde el césped.

—¿Qué recuerda de aquella eliminatoria?

—La ida en Suiza fue muy competida, los dos porteros, David y yo, hicimos muy buen partido. En la vuelta fue diferente, perdimos 3-0 y el Sevilla jugó a un nivel asombroso, nos marcaron hasta de córner cuando el Sevilla suele jugar y hacer daño más al toque. Recuerdo que David Soria hizo una gran parada cuando todavía iba 1-0 el partido... La segunda parte fue más igualada pero porque el Sevilla ya iba 3-0.

—¿Cómo está siendo su adaptación tras este cambio?

—Estos primeros días han sido muy buenos en Sevilla, cada vez estoy mejor porque al principio siempre es difícil llegar a una ciudad nueva, a un país nuevo y a un club nuevo con nuevo equipo técnico y compañeros. Los dos primeros días los pasé en el hotel pero ahora todo es diferente. Intento aprender todo muy rápido, sobre todo el idioma.

—¿Cómo le han recibido sus compañeros?

—Me han recibido muy bien, la verdad. Con mis compañeros en la portería hay buena relación, son muy amigables. Me hablan en inglés y yo a ellos en el poco español que sé, así aprendemos todos.

—No se considera el enemigo de ellos...

—Espero que no... Soy simpático y abierto (risas). Aquí vamos a trabajar todos paso a paso, aprendiendo y entrenándonos muy duro. La relación entre nosotros debe ser fuerte.

—Los porteros son especiales.

—Sí, es una posición diferente, sólo uno jugará habitualmente. El resto de jugadores pueden actuar 60 o 70 minutos y luego sale otro, pero en la portería eso no sucede. Sí, somos un poco especiales. Además, si un portero para se ve como lo normal: «Ha hecho su trabajo». Pero si falla se destacará.

—¿Le ha sorprendido alguno de sus compañeros?

—No me ha sorprendido ninguno en especial, ya sabía que este es un gran equipo de mucho nivel. Me congratula ver que hay un buen ambiente y que son buenos compañeros que tratan por todos los medios de integrarme.

—Cuéntele a los sevillistas cómo es Tomas Vaclík dentro y fuera del campo.

—Ante todo soy una persona tranquila y en el campo soy un portero muy calmado. Adoro a mi familia, a mi mujer y mi hija y me gusta estar con ellos. Son mis prioridades en la vida. Para definirme como portero mejor que le preguntes a los entrenadores, pero sí le diré que me gusta poco el show, eso de gritar por gritar, lanzarme a una parada con saltos que quizás sean innecesarios, discutir con rivales, etc. Mi estilo es otro y mi función creo que debe ser la de transmitir la máxima tranquilidad a mi equipo, a mis compañeros.

—¿Quién era su ídolo de joven?

—Fabien Barthez. También me gustó siempre mucho Peter Cech, Buffon y Casillas. De Iker recuerdo cuando tuvo que salir desde el banquillo en una final de la Champions por la lesión de su compañero e hizo unas paradas increíbles aquel día. Pero yo siempre admiré a Barthez y tenía un gran póster de él en mi habitación.

—¿Cuál es el mejor portero actualmente?

—Mis dos favoritos son De Gea y Neuer, que lo han hecho muy bien en clubes como el United y el Bayern y son de estilos diferentes. Tienen cualidades increíbles e incluso Neuer contribuye a un estilo de juego de mantener la posesión de la pelota. También destacaría ahora a Ederson, del Manchester City. Puedes aprender mucho de varios porteros, cada uno te ofrece algo.

—¿Cómo se gestó su fichaje por el Sevilla?

—Mi manager me habló de la posibilidad de ir al Sevilla cuando aún estaba de vacaciones con mi familia en Turquía. Me dijo que había algunas opciones de que las puertas del Sevilla estuvieran abiertas pero me lo tomé con calma tras la experiencia del verano pasado con el Benfica, con el que hubo conversaciones pero al final no se dio. Mi representante finalmente me dijo que el Sevilla se había decidido a hacer una oferta y tres días más tarde ya estaba yo aquí.

—¿Su razón principal para elegir el Sevilla?

—Tuve otras propuestas, pero todos sabemos lo que es el Sevilla. Es un club fantástico y lleva muchos años haciendo cosas importantes en España y en Europa. Este club es top 5 en una de las mejores ligas. Está el Real Madrid, el Barcelona, el Atlético y después de esos tres, el Sevilla. Además me brinda la oportunidad de jugar en LaLiga y de conocer esta ciudad. He estado en un club importante como el Basilea, pero ha sido fichar por el Sevilla y empezar a salir en todos los periódicos y en las televisiones. Todo el mundo sabe lo importante que es este club y la gente dice en mi país dice «¡Guau! ¡Ha fichado por el Sevilla!».

—Usted viene de clubes exitosos en la República Checa y en Suiza.

—Sí, así es. Y ahora llego a otro que ha sido aún más exitoso. No ya sólo por los trofeos, sino que por ejemplo ahora viene de eliminar al Manchester United en la Champions League y de luchar con el Bayern por la semifinal. El Sevilla es un club que se ha hecho fuerte por su mentalidad luchando contra equipos más poderosos y eso los aficionados de otros equipos lo ven. Es una gran oportunidad para mí y también para mi familia, un honor ser parte del Sevilla. Como se suele decir, es un all in one, un club que lo tiene todo.

—¿Le fastidia que este año no juegue la Champions y sí la Europa League?

—Bueno, la Europa League es una competición cada vez más fuerte y atractiva porque el premio es jugar la Champions y los clubes poderosos de las grandes ligas también luchan con todas sus fuerzas, nada más hay que ver a los campeones, quienes dieron máxima prioridad a ganar esta competición. Además, al Sevilla se le da bastante bien, es una gran competición.

—Viene a LaLiga y se marcha Cristiano Ronaldo. ¿Es usted un tipo con suerte?

—No lo sé (risas), ya jugué contra él un par de partidos y me hizo dos goles... Todo el mundo sabe del nivel de este jugador y lo que ha hecho en un club como el Real Madrid en nueve años. Es uno de los grandes jugadores de todos los tiempos y si hubiera permanecido en LaLiga hubiera sido fantástico.

—Pero le daré un dato que seguro desconoce: al equipo al que más goles le hizo fue al Sevilla: 27.

—¿En serio? No lo sabía (ahora sí pone cara de alivio...).


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016