viernes, 21 julio 2017

El Sevilla ha vuelto a tiempo (2-1)

Partido muy completo de los hombres de Sampaoli, que doblegaron a un gran Celta. Marcaron Correa y Ben Yedder. El Sevilla pone un pie en la Champions y empata con el Atlético a 68 puntos, aunque sigue cuarto por el goal average.

27 abr 2017 / 22:18 h - Actualizado: 27 abr 2017 / 23:28 h.
  • Correa celebra el 1-0. / Manuel Gómez
    Correa celebra el 1-0. / Manuel Gómez

A base de insistir en el fútbol de ataque constante que ha desplegado a lo largo de casi toda la temporada el Sevilla consiguió doblegar a un impetuoso Celta, semifinalista de la Europa League y que no se arrodilló ni jugando la última media hora con diez. Los goles de Correa y Ben Yedder, el de éste en el 79’, sirvieron para demostrar que definitivamente el Sevilla ha vuelto y que lo ha hecho a tiempo para poder recuperar la tercera plaza, aún en poder del Atlético gracias a goal average. Quedan cuatro partidos (12 puntos) y los nervionenses tienen que sumar uno más que los de Simeone para acceder directamente a la fase de grupos del mejor torneo continental, aunque el pase a la Champions al menos como cuarto queda muy cerca: ocho puntos de ventaja respecto al Villarreal.

El partido empezó con ganas: Iborra probó el césped y a Sergio con un tiro que botó justo antes del portero, quien reaccionó bien; y Guidetti, en posición ventajosa disparó horrible. Todo fue en 50 segundos. El Celta, como era de prever, salió a por todas, con ocho cambios respecto al equipo de suplentes que se midió al Betis y con una presión muy bien orquestada que dificultó mucho la salida de balón del Sevilla, con N’Zonzi y Ganso muy vigilados. Y es que Sampaoli apostó por el mismo once que le ganó al Granada. Fueron diez minutos de incomodidad para el Sevilla, cuya defensa sufría al borde del área por la calidad de las paredes de los tres atacantes del Celta: Sisto, Guidetti y Aspas. No hubo ocasiones, pero si peligro. El Sevilla, poco a poco, agarró el balón y a base de tocar llegaba al área y generaba espacios para Jovetic y Correa.

Ganso, con muchas ganas de agradar con y sin balón, avisó primero con un potentísimo disparo desde lejos que casi sorprende a Sergio. Después Iborra cabeceó al poste un buen centro de Mariano desde la derecha, tras una jugada bien trenzada que generó los espacios que el repliegue del Celta había cerrado. El equipo de Nervión vio que con rapidez y precisión podía sobrepasar al Celta y así lo intentó constantemente, como en una jugada en la que llevó el balón desde la izquierda a la derecha, donde Jovetic encaró escorado a Sergio y fue desequilibrado por Jonny a la hora de tirar. Insuficiente para penalti, pero disparo abortado.

El Sevilla levantó el pie del acelerador un poco y a un ritmo menor no le podía meter mano al Celta, que cada vez tenía menos la pelota ante el despertar del Sevilla. Poco a poco apareció N’Zonzi, que por momentos parecía el de finales de 2016, pudiendo con Wass y todo el que se le acercara. Sarabia adquirió presencia y se asoció bien con Escudero por la izquierda. Pero fue Correa quien dispuso de dos ocasiones seguidas antes del descanso que ejecutó de manera lamentable. Primero tras un buen regate y pase de Jovetic: disparó al cuerpo de Sergio. Después la envió al córner tras una genialidad de Ganso, que de tacón dejó completamente solo a Mariano para que cediera al Tucu.

Le faltaba pegada al Sevilla, la misma que lleva tiempo exhibiendo. Y de repente, nada más empezar la segunda parte, el jugador que había fallado más en el remate, Correa, cazó un balón peinado por Iborra y se regateó a los dos centrales del Celta antes de batir a media altura a Sergio desde el punto de penalti. Parecía ponerse todo de cara, pero Gil Manzano penalizó un agarrón de Lenglet a Guidetti dentro del área, con el sueco de espaldas a la portería, que Aspas convirtió en el empate. No acabó ahí la sucesión de acontecimientos: en el 56’ Hernández le hizo una peligrosa entrada a N’Zonzi y vio la segunda amarilla.

Quedaba media hora y el Sevilla intensificó claramente su dominio. Sampaoli reaccionó metiendo a Nasri por Sarabia. Y Berizzo contrarrestó quitando a un delantero y fortaleciendo el centro del campo con Roncanglia.

El partido, para el Sevilla, tenía el peligro de las contras de Aspas y Pione Sisto. Para el Celta el reto era contener con uno menos el constante movimiento de los muchos jugadores de ataque del Sevilla y la calidad indiscutible de los mismos. Bonito duelo en media hora en la que el cuadro andaluz se jugaba sus opciones de poder ser tercero. Y eso pesó: estuvo cerca de marcar Correa de cabeza, pero más aún Escudero con un disparo al larguero tras jugada de Correa y despiste de Hugo Mallo. Otro balón a la madera.

Sampaoli buscó más presencia aún con Ben Yedder, otro posible receptor más para la impresionante visión de juego de Ganso, intermitente pero torero. Y eso gusta en Sevilla. Y más en abril. Pero fue Nasri quien desequilibró. Casi marca el segundo con un gran disparo desde la frontal que de nuevo se encontró con el larguero (Iborra además no acertó en el rechace) y luego se marcó una gran jugada que Ben Yedder, hábil en la anticipación, convirtió en el 2-1 a falta de diez minutos. Dos reivindicaciones en una.

Sólo asomó la cabeza el Celta en un disparó de Wass que salió cerquísima del poste, pero los últimos minutos se asomó por el área sevillista más de la cuenta ante el congojo de los locales. La tuvo Jonny, tras cabalgada por su banda, pero Lenglet, oportunísimo, enmendó su penalti y rubricó su partidazo con un providencial corte ante el lateral, que se disponía a fusilar a Rico. También avisó Bongonda y Aspas, mosca cojonera donde las haya, pidió hasta penalti en un forcejeo. El partido ya no se le podía escapar al Sevilla, no lo merecía. Más bien lo que casi encontró fue el colofón perfecto: un casi golazo de Ganso de vaselina excelsa que lamió el poste. El Sevilla de Sampaoli se merece un final en el podio de la Liga.

Ficha técnica:

Sevilla FC: Sergio Rico, Mariano, Pareja, Lenglet, Escudero, Nzonzi, Iborra, Sarabia (Nasri, m. 63), Ganso (Kranevitter, m. 86), Correa y Jovetic (Ben Yedder, m. 75).

RC Celta: Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Jonny, Wass (Bongonda, m. 80), Jozabed, Hernández, Aspas, Pione Sisto (Beauvue, m. 85) y Guidetti (Roncaglia, m 64).

Goles: 1-0, m. 49: Correa. 1-1, m. 53: Aspas, de penalti. 2-1, m. 79: Ben Yedder.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Sarabia, Hugo Mallo y Cabral. Expulsó a Pablo Hernández en el minuto 56.

Incidencias: Ramón Sánchez-Pizjuán. 25.995 espectadores.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016