domingo, 22 abril 2018
Sevilla FC

La temporada en un mes

Bayern (Champions), Barcelona (Copa) y cuatro partidos decisivos en la Liga

24 mar 2018 / 05:11 h - Actualizado: 23 mar 2018 / 19:23 h.
  • Imagen de los jugadores del Sevilla antes del pase a la final de la Copa frente al Leganés. / M. Gómez
    Imagen de los jugadores del Sevilla antes del pase a la final de la Copa frente al Leganés. / M. Gómez

Decía con insistencia Luis Aragonés que cuando de verdad se cuecen las habas y se consiguen los objetivos es en los últimos diez partidos de la temporada, que el resto son para intentar llegar bien colocado a esa recta final. En el caso del Sevilla 2017-18 encontramos una excepción debido a los muchos frentes abiertos que mantiene el equipo nervionense, que se ha quedado sin su objetivo prioritario en la Liga, en la que lucha por un premio menor como es la clasificación para la próxima Europa League, pero que en la Champions League y en la Copa del Rey tiene citas históricas.

Sin caer en exageraciones, la nota final en esta extraña temporada se la juega el Sevilla en el próximo mes, que coincide casi exactamente con abril. El próximo Sábado Santo le espera a los pupilos de Vincenzo Montella nada menos que el intratable líder de la Liga, el inmaculado Barcelona. Los de Ernesto Valverde visitarán el Sánchez-Pizjuán tan sólo tres días antes de que el coliseo nervionense disfrute con el primer envite de los cuartos de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich. Así de fuerte volverá a la actividad el Sevilla tras este parón de la Semana Santa.

El bajo rendimiento del equipo en la Liga, donde ha notado su concentración en los otros dos torneos y la falta de rotaciones de Montella, hace que los próximos compromisos sean de vital importancia para el cuadro hispalense. No sólo ante el Barça, sino que el Sánchez-Pizjuán recibirá a su rival más directo, el Villarreal, el 15 de abril, después de que el Sevilla haya visitado a un Celta (día 7) que podría llegar a ser también rival por Europa y de que los sevillanos hayan jugado en el Allianz Arena (11), donde podrían dar la sorpresa y añadir otras dos citas históricas a su calendario si tumba al Bayern. Al margen de la visita a Riazor (18), donde le esperará un Dépor angustiado por su difícil situación clasificatoria, el mes de abril tendrá otra cita cumbre en Madrid el día 21.

Nada menos que la final de la Copa del Rey ante el Barcelona, ganador de las últimas tres ediciones por si pareciera poco el nivel que muestran los azulgranas en la Liga. Esta final y la eliminatoria ante el Bayern en la Champions pueden seguir distrayendo al Sevilla en la Liga, donde algunos rivales se le han echado encima y comprometen su pasaporte europeo para el curso 2018-19, el cual también puede obtener directamente si vence al Barça el 21-A en el Wanda Metropolitano (o si ganase la Champions, posibilidad que muy poca gente contempla en serio). El mes de abril finalizará para el Sevilla con la visita al Ciutat de Valencia (29), donde le puede esperar un Levante ya salvado, sin confirma su tendencia al alza, o en apuros si vuelve a caer en depresión.

Un mes, pues, determinante. El fracaso liguero podría quedar paliado con un quinto, sexto o séptimo puesto que asegurara la presencia en la Europa League 2017-18. Y directamente olvidado si alza su sexta Copa del Rey en Madrid o incluso si fuese capaz de derribar al gigante Bayern y plantarse en las semifinales de la Champions. El Sevilla, desde luego, es ya una parte inamovible de la atractiva tradición primaveral de la ciudad.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016