viernes, 22 febrero 2019

Munir será baja por un mes y Gnagnon también se pierde la Copa

Machín cree que “lo ideal sería llevar” al partido de vuelta “un resultado positivo, un marcador en el que ellos no marcasen un gol” para “viajar a Barcelona con un resultado favorable”

21 ene 2019 / 15:23 h - Actualizado: 22 ene 2019 / 15:34 h.
  • Pablo Machín en rueda de prensa analiza el partido copero frene al Barcelona. @SevillaFC
    Pablo Machín en rueda de prensa analiza el partido copero frene al Barcelona. @SevillaFC

TAGS:

El delantero Munir El Haddidi será baja por un mes por una lesión muscular en su aductor izquierdo y el central francés Joris Gnagnon también se perderá el partido de ida de los cuartos de final de Copa del Rey ante el Barcelona por unas molestias en el recto izquierdo, informó este martes el club sevillista.

Munir ha sido sometido a unas pruebas que han confirmado una lesión que frustra su progresión, ya que desde su llegada desde el Barcelona sólo ha disputado unos minutos en Liga ante el Athletic, fue titular ante los vizcaínos en la vuelta copera de octavos y salió en la segunda parte en el encuentro de la pasada jornada ante el Real Madrid.

El punta será baja por espacio de un mes, mientras que el central francés será sometido mañana a unas pruebas para evaluar su dolencia el recto izquierdo y confirmar si hay o no lesión muscular.

Las lesiones y el Barcelona

Pablo Machín, técnico del Sevilla, dijo ante la visita este miércoles del Barcelona al Sánchez Pizjuán, en los cuartos de la Copa del Rey, que para “todos” el equipo azulgrana es, a priori, el favorito y que “la eliminatoria es complicada”, pero afirmó que “seguro que ellos piensan igual”.

Machín admitió este martes en rueda de prensa que “el campeón de los últimos cuatro años y el líder de LaLiga es el que nadie quería en el sorteo”, aunque destacó que esto les debe conducir a tener en cuenta que, si logran eliminar al Barcelona, “va a ser, sin duda, más meritorio”.

Lamenta que “las desgracias nunca vienen solas”, al informar de las lesiones del central francés Joris Gnagnon, que se perderá este choque copero de ida, y del delantero exbarcelonista Munir El Haddadi, recién fichado y que estará un mes de baja, un periodo en el que su equipo jugará “ocho partidos que pueden marcar mucho la temporada”.

El entrenador sevillista subrayó que su plantilla ha “tenido muchos contratiempos con lesiones” porque “los futbolistas no son máquinas” y “han estado jugando a un nivel altísimo” desde julio, cuando el Sevilla empezó a competir en las rondas previas europeas.

De cara al encuentro de ida frente al Barcelona, el técnico soriano cree que “lo ideal sería llevar” al partido de vuelta “un resultado positivo, un marcador en el que ellos no marcasen un gol” para “viajar a Barcelona con un resultado favorable” o que “no obligue a ganar por más de un gol de diferencia”.

Machín aseguró que quieren “disputar la eliminatoria y dosificar a la plantilla de la mejor forma” porque, aunque “en el fútbol todo puede pasar”, es consciente de que “el equipo anteriormente tenía más efectividad porque tenía más frescura y ahora le cuesta más”.

“Lo lógico es pensar que eso es porque lleva más partidos” que el resto de competidores, indicó el preparador del Sevilla.

Aunque es consciente de que tiene a “jugadores muy justos de fuerza en el centro del campo”, manifestó que no cambiará el sistema, ya que “desde el primer momento” su “idea era un 1-3-5-2” y, “pese a las circunstancias, lo lógico es seguir con lo que ha ido bien. El equipo tiene personalidad y aunque pueda tener carencias, la esencia debe ser la misma”, recalcó.

“Muchas veces no se trata sólo de que la cabeza quiera, sino de lo que las piernas pueden dar. Lo mínimo que tenemos que tener es una condición física óptima para poder desarrollar nuestro juego”, concluyó Machín.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016