domingo, 15 septiembre 2019

Otra deuda que saldar

Tras el 2-5 ante el Atlético, el Sevilla tiene un duro reto ante el agónico Málaga

28 feb 2018 / 05:38 h - Actualizado: 27 feb 2018 / 22:27 h.
  • Arana, en el entrenamiento del martes. / M. Gómez
    Arana, en el entrenamiento del martes. / M. Gómez

La temporada que está firmando el Sevilla es extrañísima. De marchar quinto y clasificarse para los octavos de final de la Champions League a echar a su entrenador medió muy poco tiempo. De la dolorosa e inesperada derrota en el derbi a la machada de eliminar al Atlético de Madrid en la Copa, también. Así como de ganar 0-3 en Cornellà al Espanyol a recibir una manita en Eibar, o de clasificarse para la final de la Copa del Rey y firmar un gran partido frente al Manchester United en la Champions a recibir otra escandalosa goleada en casa ante el Atlético. Un Sevilla bipolar, el de Vincenzo Montella, que claramente parece confiar sus destinos a la Liga de Campeones y a la Copa del Rey, dos retos ilusionantes pero dificilísimos. La otra cara de la moneda es una Liga en la que los altibajos tienen al equipo de Nervión a más de diez puntos de los puestos Champions, objetivo primordial del club, y con varios equipos de mitad de la tabla amenazando su sexto puesto. Uno de ellos el Betis, para más inri.

El Sevilla de Montella, ese que sería 13º tras ocho jornadas de la Liga, visita hoy nada menos que al colista. Un equipo, el Málaga, con más pulso del que pueda parecer mirando la clasificación –ya vimos lo que le costó al Sevilla ganar en el campo de un Las Palmas descompuesto– y una plaza, La Rosaleda, siempre difícil para los sevillistas. El partido, tras el 2-5 de un Sevilla que ya ha recibido cinco manitas esta temporada (más el durísimo 4-0 de Mestalla), se convierte en otro día en el que los hombres de Montella tienen mucho que perder y poco que ganar. Tal vez el perdón de su hinchada, que realmente no es poco.

Con el Valencia, cuarto, muy alejado, el Sevilla debe empezar a consolidar su plaza de Europa League y adelantar al Villarreal, pues no es lo mismo quedar quinto que sexto. Un tropiezo en Málaga sería catastrófico. Deberá sobreponerse el Sevilla a las bajas de sus dos titulares en los laterales, Navas y Escudero, quienes serán reemplazados por un Layún que juega mejor en la izquierda y un Arana que debutará tres meses después de su fichaje –Corchia sigue, se supone, con las mismas molestias que se anunciaron en enero...–. Ya avisó Montella tras perder el domingo que la defensa, en cuanto sufre un cambio, pierde fuelle. Deberá propiciar que los suyos no pierdan la compostura esta tarde, que guarden la cercanía de las líneas y que mejoren su puntería. Lo intentará con Nolito y Ben Yedder, que darán descanso a Franco Vázquez y a Muriel. Será Sarabia quien actúe por el centro, en principio. Al menos así ensayó ayer el cuadro nervionense. En el banco estará un Sandro que regresará motivado a Málaga y un Kjaer que vuelve tras más de un mes en la enfermería.

El Málaga no podrá contar con En-Nesyri, su goleador en Bilbao, donde también fue expulsado –salvo que prosperen las alegaciones de última hora al Comité de Competición–. Miquel, Rolón, Juanpi y Borja Bastón son las novedades para José González, que es consciente de que el tiempo se le acaba. Adrián González, lesionado, y el defensa del filial Ian Soler, éste por decisión técnica, son las bajas confirmadas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016