lunes, 22 julio 2019

Pablo Alfaro: «A nadie lo preparan para ser ex de algo»

Ser futbolista de élite no garantiza una vida de ensueño. La formación y la visión de futuro son claves ante el día de colgar las botas

16 oct 2016 / 08:00 h - Actualizado: 16 oct 2016 / 08:40 h.
  • Pablo Alfaro, en los estudios de RTVE analizando la actualidad deportiva. / EDD
    Pablo Alfaro, en los estudios de RTVE analizando la actualidad deportiva. / EDD

Fútbol, deporte rey, millones y millones de seguidores repartidos por todos los rincones del planeta... Una pasión que mueve montañas y también dinero, mucho dinero cuando hablamos del fútbol de élite. Por ello, resulta fácil pensar que el mero hecho de alcanzar ese nivel implica disfrutar de una vida de ensueño. Nada más lejos de la realidad. La formación y la visión de futuro son claves ante el día de colgar las botas. Un día que llega más pronto que tarde y para el que más vale estar preparado. Y eso fue justo lo que hizo Pablo Alfaro: prepararse y bien.

Deportivo Aragón, Zaragoza, Barcelona, Racing, Atlético de Madrid, Mérida, Iraklis y Sevilla son los equipos cuya camiseta defendió este zaragozano de 47 años a lo largo de una carrera que, sin embargo, nunca estuvo reñida con otras inquietudes. Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense, Pablo Alfaro se especializó en Medicina del Deporte. Pero no se quedó ahí. Tras colgar las botas, pasó a ser coordinador de fútbol profesional en el Sevilla, estudió para obtener el título de entrenador –dirigió al Pontevedra, Recreativo, Leganés, Huesca y Marbella–, inició una andadura empresarial en el Grupo Diocles (formación y eventos) y actualmente cursa un máster en Periodismo Deportivo que compagina con su presencia en medios de comunicación. Verle en TVE ha sido habitual en los últimos tiempos. Pablo Alfaro lo tenía claro: la carrera de un futbolista es corta y hay que estar preparado para el momento de decir adiós a esa etapa.

«Yo dividiría a los futbolistas entre aquellos que han conseguido labrarse un futuro económico y los que no, más conscientes estos últimos de que la carrera dura hasta los 33 o 34 años. Luego está la élite, donde se mueven grandes cantidades de dinero pero hay riesgos, ya que vives en una burbuja, alejado de la realidad y para muchos el momento de retirarse puede suponer un golpe duro. A nadie lo preparan para ser ex de algo», explica Pablo Alfaro, quien con frecuencia soportó una gran presión a todos los niveles por lances de la práctica deportiva y que, sin embargo, supo lidiar bien.

«Todos somos conscientes de que la carrera de un futbolista acaba pronto, pero hay situaciones que te envuelven en una burbuja y luego ésta explota. Hay muchos aspectos que no invitan a que reflexiones. Siendo joven, famoso y con dinero... ¿te pones a estudiar Anatomía Patológica? No es fácil. En mi opinión, un futbolista no se prepara tanto para el futuro como, por ejemplo, un halterófilo o un atleta que a veces no sabe ni dónde van a entrenarse», sostiene.

El mundo del fútbol ha visto muchos casos de éxito pero también muchos juguetes rotos. Saber vivir en esa burbuja es fundamental, al igual que saber qué hacer al salir de ella. «Ahora hay más iniciativas que antes encaminadas a ayudar a los deportistas tras su retirada. Si uno se interesa, puede encontrar alternativas, pero los futbolistas... son los que menos se interesan por esas iniciativas», comenta Pablo Alfaro, una persona cuyas inquietudes personales y profesionales le han permitido siempre poner bloques firmes a la hora de edificar su futuro.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016