miércoles, 17 julio 2019

¿Qué pasa con Banega?

El argentino está a nueve partidos de renovar con el Sevilla pero en el Inter dicen que quedará libre en junio

30 ene 2016 / 20:23 h - Actualizado: 02 feb 2016 / 17:45 h.
  • Banega posa para la cámara de El Correo. / Inma Flores
    Banega posa para la cámara de El Correo. / Inma Flores

Éver Banega es el futbolista de referencia en el Sevilla y, por tanto, uno de los jugadores con mayor cartel en el panorama internacional. Son varios los equipos poderosos que han vuelto a fijar sus miras en el centrocampista argentino tras su resurrección en el Sevilla, donde tiene contrato, de momento, hasta el próximo mes de junio. En el mismo se contempla una prolongación automática hasta 2017 en el caso de que el futbolista dispute al menos 30 partidos oficiales en la temporada. Banega, hasta el momento, lleva 23 contando todas las competiciones pero 21 con más de 45 minutos disputados, por lo que está a nueve partidos con al menos la mitad de cada uno jugados para renovar sin necesidad de negociar.

La amenaza del Inter de Milán es real. El club italiano quiere a Banega en su proyecto para el año que viene y ya ha contactado con el representante del jugador para ver su disponibilidad. Esta existe, mientras que en el Sevilla se centran todos los esfuerzos en contentar al argentino con un sueldo dentro del escalón máximo, donde ahora están jugadores como Llorente o Konoplyanka. La oferta del Inter es lo suficientemente tentadora para Banega –en Italia se habla de una ficha de tres millones– como para que esté dudando, de ahí la enquistada negociación que se está desarrollando en la planta noble del Sánchez-Pizjuán. Es más, Mancini, técnico interista ya lo nombra en sus intervenciones: «Es un muy buen jugador, experimentado, tiene una personalidad fuerte y pronto se convertirá en agente libre pero ahora él pertenece al Sevilla. ¿Qué si me gusta Banega? Sí».

La cuestión de su libertad en junio parece tenerla clara el Inter de Milán, quien ya estaría preparando incluso la manera de hacerle a Banega un primer reconocimiento médico. Pero en el Sevilla se agarran a esa cláusula de prolongación automática para al menos tener la seguridad de que si el jugador fuerza su salida habrá una mínima recompensa económica. A Banega le quedarían nueve partidos para renovar por una temporada automáticamente. Llegado el caso de que el futbolista juegue esos 30 partidos oficiales en esta temporada y por tanto tenga contrato con el Sevilla hasta junio de 2017, el club nervionense se encontraría en una situación muy similar a la que sufrió cuando trató de renovar a Rakitic, éste se negó en rotundo y acabó cumpliendo su objetivo, que no era otro que marcharse al Barcelona. El club azulgrana aprovechó que al croata sólo le quedaba un año de contrato para pagar al Sevilla únicamente 18 millones –Denis Suárez incluido–.

En Nervión no son optimistas pero tampoco pesimistas del todo con la renovación de su estrella, fundamental en el rendimiento del equipo. Banega, ahora lesionado, acabará jugando esos nueve partidos salvo percance físico importante o una rebeldía que a veces se ha dado en casos parecidos. En el Sevilla no lo esperan, pero nada se puede asegurar ni aun teniendo firmada la referida cláusula. El Sevilla, se acomo sea, debe echar el resto por Banega.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016