sábado, 18 mayo 2019

Sampaoli lidera el casting y Rudi García aguarda

El exseleccionador de Chile, el preferido para sustituir a Unai Emery, que espera aún la oferta formal del PSG

09 jun 2016 / 00:56 h - Actualizado: 09 jun 2016 / 23:28 h.
  • Jorge Sampaoli, en su etapa de entrenador de La Roja.
    Jorge Sampaoli, en su etapa de entrenador de La Roja.
  • De izquierda a derecha, Rudi García, Jorge Sampaoli y Quique Sánchez Flores.
    De izquierda a derecha, Rudi García, Jorge Sampaoli y Quique Sánchez Flores.

Poco a poco se va aclarando el casting emprendido por el Sevilla para elegir al sustituto de Unai Emery. El técnico vasco aún es el entrenador del conjunto nervionense, que se ha puesto manos a la obra para tener listo el recambio en cuanto el vasco dé el paso definitivo hacia el Paris Saint Germanin. El PSG aún no le ha puesto los documentos sobre la mesa –desde Francia se apunta a que podría alargarse hasta principios de la próxima semana–, pero el Sevilla, Monchi, ya parece tener claro quién sería el siguiente en ocupar el banquillo: Jorge Sampaoli. El técnico argentino es uno de los participantes en un casting que pronto se quedó sin Quique Sánchez Flores –ya oficialmente técnico del Espanyol– y en el que también participa el francés Rudi García, que parece haber pasado a un segundo plano aunque sin estar descartado. Con todos hubo contactos, como informó ayer El Correo de Andalucía, pero quien más convence al director deportivo es Sampaoli, según asegura Marca, que también apunta a que vendría acompañado de Juanma Lillo, entrenador español que ya fue asistente de Sampaoli en su último año en Chile y cuya última experiencia en España fue en el Almería (2010).

Desde el Sevilla se guarda el más absoluto silencio, puesto que Unai Emery sigue siendo el entrenador de manera oficial y prácticamente no se descarta ningún escenario, sobre todo por la experiencia en pasados episodios de este corte, en especial el de hace un año cuando Emery parecía que se iría al Nápoles. Si hace justo un año Emery se reunía con el equipo italiano para conocer su ambicioso proyecto –al cual dijo que no tras meditarlo muy seriamente–, ahora tiene claro el cambio de aires. De momento no se ha producido ningún paso oficial porque el PSG debe despedir primero a Blanc –negocia un suculento finiquito– y luego comunicar de manera oficial al Sevilla que quiere contar con el de Hondarribia y que por lo tanto éste pagará los dos millones de euros que su contrato estipula como cláusula de indemnización –le queda una temporada–.

Los contactos mantenidos entre el entrenador vasco y el club de París dieron paso a un entendimiento casi inmediato. La propuesta económica es superior al doble de lo que percibe en el Sevilla y las aspiraciones deportivas pasan por nada menos que ganar la Champions. A nadie se le escapa que el objetivo de Unai, una vez conquistadas las tres últimas Europa League con el Sevilla, es hacer algo importante en la máxima competición continental. Obviamente con el PSG lo tendrá más cerca que con un Sevilla que aún no ha podido hacer ruido al más alto nivel. Así las cosas, Unai espera... y el Sevilla también. El PSG aún no mueve ficha, aunque desde Francia se descarta que se trate de una maniobra de presión a Simeone, objetivo número uno de Nasser Al-Khelaifi, presidente del club de París.

Jorge Sampaoli (Santa Fe, Argentina, 1960) nunca ha entrenado en Europa, su objetivo actualmente –estaba en conversaciones muy avanzadas con el Granada, que espera el desenlace de este culebrón–. Su currículum se centra en equipos de bajo perfil de Argentina, cuatro conjuntos de Perú –Juan Aurich, Sports Boys, Coronel Bolognesi y Sporting Cristal–, un paso fugaz por Ecuador (Emelec) y un rendimiento triunfal por Chile, donde hizo campeón al Universidad de Chile, equipo al que llevó a las semifinales de la Copa Libertadores –equivalente en Sudamérica a la Champions de Europa–, además de ganar el Apertura y Clausura 2011, Copa Sudamericana 2011 (primer trofeo internacional de la U) y Apertura 2012. Después fue nombrado seleccionador chileno, consiguiendo con La Roja recuperar el buen nivel ofrecido anteriormente con Marcelo Bielsa y perdido con con Claudio Borghi. Lo consiguió e incluso superó a Bielsa, conquistando la Copa América de 2015. Antes clasificó a Chile para el Mundial de Brasil en 2014. Dejó La Roja por viluntad propia el pasado mes de enero.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016