miércoles, 17 julio 2019

Sevilla FC: un modelo avalado y admirado por el éxito a todos los niveles

Una década prodigiosa ha convertido al club de Nervión en referencia mundial que aspira a tener un presupuesto de 200 millones de euros a medio plazo

05 oct 2016 / 08:00 h - Actualizado: 03 oct 2016 / 18:37 h.
  • La afición del Sevilla celebra en el Sánchez-Pizjuán el título de la Europa League conquistado el pasado mes de mayo. / Inma Flores
    La afición del Sevilla celebra en el Sánchez-Pizjuán el título de la Europa League conquistado el pasado mes de mayo. / Inma Flores

Más de cien años de historia contemplan al Sevilla Fútbol Club, una entidad que en los últimos tiempos ha dado un salto exponencial a todos los niveles. Hoy en día, el Sevilla es uno de los grandes protagonistas del planeta fútbol. Sus éxitos deportivos en la última década hablan por sí solos: dieciséis finales (diez de ellas continentales), ocho títulos conquistados (seis europeos) y cuatro clasificaciones para la Liga de Campeones. Por ello, bien podría calificarse como prodigiosa esta década que comenzó en 2006 con la Copa de la UEFA de Eindhoven y que, entre otros reconocimientos, otorgó al Sevilla la consideración de Mejor equipo del mundo para la IFFHS (Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol) durante dos años. En cualquier caso, los éxitos deportivos han caminado de la mano del crecimiento económico y social, algo que, a la postre, ha convertido el modelo del Sevilla en un referente mundial.

La estabilidad accionarial, tras años de convulsión marcados por dos descensos y situación de bancarrota, con 36 millones de euros de pérdidas acumuladas en el curso 2001/02, dio paso a un escenario completamente distinto a todos los niveles. El buen hacer en la gestión deportiva y la implementación de un nuevo modelo de gestión empresarial comenzaron a dar frutos. Comprar y vender futbolistas eficientemente ha sido la clave para situar al club a la élite europea.

El aprovechamiento de los recursos extraordinarios que ha supuesto la venta de jugadores –más de 300 millones de euros ingresados desde que Reyes fue vendido al Arsenal en 2004– y la reinversión en otros activos han permitido invertir en otras áreas del club hasta convertir al Sevilla –sociedad anónima deportiva– en una empresa moderna y en continuo crecimiento. En ella conviven unos 336 trabajadores deportivos y no deportivos que se engloban directamente en la estructura organizativa del Ramón Sánchez-Pizjuán con el reto de propulsar día a día un modelo ambicioso.

Según el estudio publicado este pasado verano por la consultora de valoración de marca y estrategia Brand Finance, el club de Nervión posee actualmente un valor de marca de 115 millones de dólares (106 millones de euros). Este dato lo sitúa en el puesto número 40 del top 50 europeo, tras escalar siete posiciones respecto al pasado año. Y dinero llama a dinero, suele decirse.

«He ahí el gran secreto de nuestra gestión: no dudar a la hora de vender y confiar en el talento de Monchi, el mejor, para reinventarnos verano tras verano. Hay riesgo, sí, pero nosotros no somos el Barcelona o el Real Madrid, por lo que tenemos que hacer de nuestra capacidad para arriesgar y, sobre todo para acertar, nuestra mejor arma», explicó en su día José Castro, presidente de la entidad.

Haber cerrado los diez últimos ejercicios con nueve superávits o ser el primer club en liquidar su deuda con Hacienda son algunos de los muchos datos que ilustran la gestión de los rectores del Sevilla. Según los ofrecidos en su última Junta General de Accionistas, en dos años los ingresos ordinarios han crecido en más de un 68%, debido, fundamentalmente, al aumento de ingresos por competiciones, abonos, retransmisiones o comercialización. Los gastos aumentan pero menos proporcionalmente que los ingresos, y ésta es la clave para estar luchando con los mejores.

Cerca de 130 millones de presupuesto y la aspiración a medio plazo de rondar los 200 haciendo de la participación en la Champions una costumbre; unos 77 anuales previstos por derechos de televisión; 37,4 millones de fondos propios a junio de 2015; más de 37.000 abonados... ¿Dónde está el techo del Sevilla? La respuesta la tendrá siempre su ambición.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016