sábado, 23 septiembre 2017

Sevilla y Las Palmas rebajan la tensión

El cuadro andaluz ya ha cobrado los 35,7 millones de la cláusula de Vitolo aunque aún no le ha pagado a los canarios

30 ago 2017 / 05:00 h - Actualizado: 29 ago 2017 / 23:09 h.
  • Vitolo, el pasado lunes a su llegada a la concentración de la Selección. / Efe
    Vitolo, el pasado lunes a su llegada a la concentración de la Selección. / Efe

El Sevilla sigue estudiando al detalle qué pasos dar en el caso Vitolo. Mes y medio después de que el jugador se comprometiera a renovar su contrato con el Sevilla y se marchara a Madrid antes de firmar los documentos, la situación sigue estancada. El club de Nervión ha encomendado al prestigioso abogado Juan de Dios Crespo –letrado que llevó el asunto del pago de la cláusula de Neymar para marcharse al PSG o la sanción de la FIFA a Leo Messi– un estudio jurídico del asunto, aunque todavía no ha tomado una decisión respecto a ninguno de los extremos dudosos. Uno de ellos es si pagar a Las Palmas los casi 4,5 millones que reclama en virtud de una de las cláusulas del contrato de compraventa del jugador en 2013. Según el club canario, en el mismo se refleja expresamente que el Sevilla deberá abonarle el 12 por ciento de una futura plusvalía tanto en el caso de que sea por traspaso como por pago de la cláusula de rescisión por parte del jugador. En el Sevilla no tienen tan claro el asunto, ya que entienden que la redacción del contrato no es clara en ningún caso.

De cualquier forma, los dos clubes, Sevilla y Las Palmas, tras duras declaraciones y amenazas a principios del verano, han rebajado el tono y mantienen contacto respecto a este asunto. Las Palmas ya le ha dicho al Sevilla que no denunciará por el momento, sino que dejará que el cuadro nervionense estudie sus posibilidades jurídicas sin tomar ninguna medida. El Sevilla, por su parte, mantiene su postura de no pagar ese porcentaje pese a haber recogido ya, según ha podido saber El Correo de Andalucía, los 35,7 millones de euros que Vitolo dejó en la LFP a mediados de julio y que, al principio, se negaba a recoger entendiendo que ese dinero no era el contemplado para rescindir su nuevo contrato (45 kilos). El Sevilla, principal damnificado por la espantada de Vitolo y por la alianza de Las Palmas y Atlético para burlar la sanción de la FIFA a los colchoneros, quiere apurar todas sus opciones para defender sus intereses, que pasan por hacer valer en los juzgados el contrato al que Vitolo dio su OK y que devolvió firmado uno de sus representantes, concretamente su padre.

Pasadas seis semanas, el Sevilla aún no ha movido ficha ni contra el jugador, ni contra sus representantes ni contra los dos clubes implicados. «No tenemos prisa», recordó este lunes José Castro, presidente sevillista y principal víctima pública de la traición del futbolista. El Sevilla quiere atar todo muy bien para no verse en la tesitura de perder de nuevo la partida. Trataría, el club blanquirrojo, de validar judicialmente el nuevo contrato de Vitolo, algo que tendría efectos secundarios más allá de recibir 45 millones en lugar de 35,7: el jugador habría incumplido su vinculación con el Sevilla y podría afrontar una sanción, mientras que Las Palmas ya no tendría derecho a casi 4,5 millones, sino a más de 5,5. Castro, pese a esta rebaja del tono con Las Palmas, sigue dolido con todo este asunto y tampoco forzará la máquina para que el club canario cobre cuanto antes, si es que tiene que cobrar ese porcentaje –el Sevilla ya ganó un caso parecido cuando Keyta se fue al Barcelona tras abonar su cláusula–. El Sevilla todavía no ha recibido el informe jurídico definitivo para empezar a actuar.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016