miércoles, 16 agosto 2017
Crónica Sevilla

Si te he visto, no me acuerdo (3-1)

El Sevilla cierra la semana más trascedente de la temporada con otra derrota, esta vez ante el Atlético y dando una pésima imagen en el Calderón

19 mar 2017 / 17:29 h - Actualizado: 19 mar 2017 / 19:11 h.
  • Los jugadores del Atlético celebran uno de sus goles al Sevilla en el Vicente Calderón. / Efe
    Los jugadores del Atlético celebran uno de sus goles al Sevilla en el Vicente Calderón. / Efe

El Sevilla que encandiló a todo el mundo y que se convirtió, por méritos propios, en un candidato a pelear el mismísimo título de Liga al mismo tiempo que la Champions le hacía un guiño ha desaparecido. No queda rastro de ese equipo que, a base de buen fútbol, lucha extenuante, seriedad y orgullo daba alegrías a su parroquia mientras ésta soñaba con una temporada más histórica que nunca. El Atlético ha hecho aún más grande la herida y manda al Sevilla al parón liguero absolutamente noqueado. Además de perder y ver reducida a sólo dos puntos su ventaja sobre los colchoneros, el equipo de Jorge Sampaoli dejó escapar el goal average particular. Y, lo peor: perdió la sensación de ser un equipo de verdad, consistente. Por ello, habrá que plantearse si este Sevilla que ha construido el argentino es algo así como un corredor suicida que esprinta en una prueba de 1.500 y luego se desfonda a las primeras de cambio o, por el contrario, tiene reservas –no sólo físicas sino fuerza mental– para levantarse de este pésimo momento que atraviesa? El tiempo será quien escriba la respuesta. Llega el parón liguero y habrá que trabajar mucho para borrar la pésima imagen ofrecida en los últimos días.

Bastó ver la puesta en escena para hacerse una idea de la profundidad del pozo al que ha caído el Sevilla: un equipo desordenado, incapaz de aguantar y jugar la pelota dando tres pases seguidos, sin presencia en campo rival, sin ocasiones... y, para que nada faltara, sin capacidad de aprendizaje de los errores cometidos en el pasado. El gol con el que Godín mandó al Atlético al descanso por delante en el marcador fue casi un calco del encajado en el King Power Stadium: falta lateral, balón al segundo palo, Mercado deja rematar al central rival –esta vez incluso más cómodo que Morgan el pasado martes– y éste no perdona mientras el Sevilla reclamaba fuera de juego sin saber cómo provocarlo.

Poco más de media hora le bastó al equipo de Simeone traducir su dominio en ventaja. Poco antes, Ben Yedder –con Jovetic, el futbolista que más tiró del carro en las últimas semanas en el banquillo un día más– había reclamado penalti de Oblak tras recibir un pase en el corazón del área, la única llegada nervionense medio decente en toda la primera mitad. Se tiró el delantero.

Quien sí lo intentó de verdad fue Kevin Gameiro. Titular junto a Griezmann, el exsevillista estrelló el balón en el larguero con una gran vaselina en la que superó a Sergio Rico tras un contragolpe, a los 13 minutos.

Fue un Sevilla desconocido que deambuló sobre el césped, especialmente hasta el minuto 22. En ese instante, Escudero vio tarjeta amarilla y Sampaoli deshizo su planteamiento inicial. Un planteamiento en el que el madrileño ejercía de mediocentro, Sarabia de lateral izquierdo, Ben Yedder cerraba un costado y Nasri –otra vez sin magia– quedaba como punta de lanza para intentar sorprender. Tras esa tarjeta, Vitolo pasó a la izquierda, Sarabia ejerció de interior y Escudero pasó a la suya natural. Sirvió de poco. Un cabezazo de Lenglet desviado fue todo el argumento ofensivo nervionense hasta el paso por vestuarios.

Sampaoli tiró de lógica en el descanso. Dio entrada a Jovetic, el futbolista más determinante gracias a sus goles y asistencias en las últimas semanas pero suplente en Leicester y este domingo. Lenglet fue el sacrificado. No cambió mucho el panorama. El repliegue del Atlético no se debió a una mejoría del Sevilla, zarandeado siempre a base de contragolpes por sus propios errores.

En una de éstas, Gameiro sirvió un balón a Griezmann y éste perdonó poco después de que Sarabia, con un remate de tacón que detuvo Oblak, firmara la ocasión más clara del Sevilla. Espejismo. Una nueva pérdida permitiría a Griezmann poner la pelota en la escuadra tras un contragolpe de Gameiro (2-0, 61’). La historia había quedado escrita. Koke firmó el 3-0 en el 78 tras cazar, solo, otro balón. La gran jugada de Correa –entró por Ben Yedder– con la que se fue de Savic y batió a Oblak (85’) fue lo único positivo de un Sevilla irreconocible que perdió incluso el goal average particular.

FICHA TÉCNICA:

3 - Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko (Juanfran, m. 2), Savic, Godín, Filipe; Carrasco (Gaitán, m. 82), Gabi, Saúl, Koke, Carrasco; Gameiro (Fernando Torres, m. 61) y Griezmann.

1 - Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Mercado, Rami, Lenglet (Jovetic, m. 46), Sarabia (Vitolo, m. 63); Escudero, N’Zonzi; Vitolo, Nasri y Ben Yedder (Correa, m. 63).

Goles: 1-0, m. 36: Godín cabecea una falta lanzada por Griezmann. 2-0, m. 60: Griezmann, de falta directa a la escuadra. 3-0, m. 77: Koke, a puerta vacía tras un pase de Juanfran y un rechace. 3-1, m. 84: Correa culmina un contragolpe.

Árbitro: Gil Manzano (Colegio Extremeño). Amonestó a los locales Filipe (m. 39) y Carrasco (m. 54) y a los visitantes Escudero (m. 22), Rami (m. 36), Sarabia (m. 46) y Mercado (m. 60).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 55.000 espectadores


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016