jueves, 15 noviembre 2018

Sigan todos al capitán

El brazalete del Sevilla FC no puede estar en mejor brazo que en el de Jesús Navas

27 ago 2018 / 01:08 h - Actualizado: 27 ago 2018 / 01:24 h.
  • Navas se va en velocidad de un jugador del Villarreal. / M. Gómez
    Navas se va en velocidad de un jugador del Villarreal. / M. Gómez

Igual que este 26 de agosto se recordaba con cierta melancolía los 50 años de la célebre canción de The Beatles ‘Hey Jude’, dentro de medio siglo en Nervión rememorarán la casta y el coraje de un tal Jesús Navas González, capitán del Sevilla Fútbol Club. No estaría mal tampoco leer cualquier línea sobre Navas escuchando ‘Hey Jude’. Pero bueno, centrémonos. El Sevilla entra en la fase definitiva del mercado con muchos deberes por hacer. Ha esperado, ha calculado su(s) movimiento(s) pensando en una ofensiva final que le haga acceder a jugadores en principio muy difíciles. Pero eso entraña un riesgo enorme, el de quedarte con la cara de tonto y muchos billetes en la mano. O peor aún, tener que invertirlos en jugadores que no convencen del todo o claramente sobrevalorados. Al menos, Machín, Caparrós y la excelente secretaría técnica del Sevilla sí tienen claro lo que buscan: un Jesús Navas para la banda izquierda. No es exactamente así, pero el palaciego desequilibra los partidos como el de este fin de semana por velocidad y capacidad.

Hablar de Navas es, probablemente, mencionar al futbolista más importante de la historia del Sevilla. Si lo ven una exageración, añádanle el plural: uno de los más importantes en más de un siglo de fútbol. Canterano, sevillista, ni una mala palabra, ni un mal gesto, campeón de casi todo y ahora, capitán. Y más partidos defendiendo el escudo sevillista que ningún otro ser humano. Llevar el brazalete de un club de la solera del Sevilla significa muchas cosas: responsabilidad, profesionalidad, entrega y valores. Todo ello lo reúne este pedazo de futbolista que está igual que cuando inició con su cabalgada la jugada más importante del fútbol español, allá por el año 2010 en Sudáfrica.

El Sevilla juega por la izquierda con un perfil opuesto al de Navas. Ahora mismo el titular es Franco Vázquez, uno de esos jugadores toreros, capaz de un día salir a hombros y al siguiente desesperar al hincha más tranquilo. Ayer fue el día de lanzarle almohadillas. Tiene más calidad técnica que Navas, pero no todo lo demás: garra y velocidad. Y he aquí un mudista, ojo. Al palaciego, que no necesita florituras de youtube para hacer lo que tiene que hacer un jugador en esa demarcación, sólo le falta el gol para ser un futbolista total. Y eso busca Caparrós, intentando ponerle a Machín a un Draxler (contrastado) o un Pépé (en vías de confirmarse como jugador de élite). Incluso Portu, aunque el convencimiento de Machín con el murciano no sea del todo compartido. No son expresamente como Navas, pero necesita ese ímpetu el Sevilla.

Y eso vale mucho dinero, demasiado para unos, pero así está montado esto. Por eso algunos nos asombramos cuando el Sevilla sigue vendiendo jugadores por 25-30 millones. Queda más de lo que parece para confirmar al Sevilla en su estatus Champions, aunque no la juegue: central, delantero centro (Mariano va a ser, salvo sorpresa, el fichaje más caro de la historia del Sevilla) y ese puñal por la izquierda. No desaprovechen la ocasión de mantenerse en zona top que tanto cuesta mantener. Y sigan todos al capitán: Jesús Navas González.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016