sábado, 16 diciembre 2017

Suena el despertador

Dudas sobre el juego del Sevilla ante otra semana ‘fantástica’

07 mar 2017 / 20:08 h - Actualizado: 09 mar 2017 / 21:42 h.
  • Franco Vázquez, de rodillas en el césped en el partido ante el Villarreal. / Jesús Barrera
    Franco Vázquez, de rodillas en el césped en el partido ante el Villarreal. / Jesús Barrera

El Sevilla es tercero en la Liga, donde lleva una colosal racha de 29 puntos ganados de los últimos 36 en juego. El Sevilla acumula siete partidos sin perder. Y el Sevilla lleva ventaja en su duelo de octavos de final de la Champions League ante el Leicester City. Pero el Sevilla genera dudas en un tramo decisivo de la temporada como el actual. La exigencia autoimpuesta de seguir la estela de Barcelona y Real Madrid en la Liga hace que el empate en uno de los estadios más difíciles, Mendizorroza, sepa a derrota. Pero sobre todo, ese sabor agridulce lo generó la falta de respuesta en la segunda parte ante el Alavés. Como la primera ante el Betis, la segunda frente a Athletic y Eibar (1-1) e incluso ciertos momentos ante el Leicester que los ingleses aprovecharon para marcar. Una situación extraña que combina incertidumbre ante las grandes citas que vienen y los resultados, que pese a todo siguen siendo bastante positivos.

Se avecina antes del parón de selecciones una nueva semana que el conjunto nervionense quiere convertir en fantástica, como la de hace 15 días, cuando se impuso a Eibar, Leicester y Betis. Tampoco esta vez hay dudas de cuál es la cita clave: la del martes 14 en Inglaterra, por encima de la visita al Atlético de Madrid, al que aventaja en siete puntos en la Liga. Si las fuerzas fallan, el partido del sábado ante el Leganés obliga a Sampaoli a rotar otra vez. Y es que el técnico argentino lleva haciendo encaje de bolillos varias semanas por diferentes circunstancias. La gran pregunta es si hay bache físico en la plantilla. Sampaoli dice que no, al igual que los jugadores. Pero lo que nadie puede ocultar es que varios de los hombres importantes en el juego del Sevilla andan de capa caída. Los casos más evidentes son los de Nasri, Franco Vázquez y Vitolo. E incluso Mariano, cuyo empuje por la banda derecha echa en falta el equipo sevillista de forma palpable. Ninguno de ellos muestra ya sobre el campo la jerarquía de la que hicieron gala en otros momentos de la temporada. He ahí la clave.

Según el caso, parece más una cuestión mental que física. Pero hay de todo. No existe una explicación clara y concisa del bajón de Nasri, por ejemplo. El francés acumula sólo 25 encuentros y 2.009 minutos, lejos de los futbolistas con más tiempo de trabajo –N’Zonzi, con 33 partidos y 2.978 minutos, es uno de los que más–. Nasri necesita socios y en el caso del Mudo sí puede haber una clara base física para su pobre rendimiento último: 2.215 minutos y 31 partidos para un jugador con capacidad física limitada en comparación con otros compañeros. Sampaoli se ha dado cuenta y dosifica al ex del Palermo. En el caso de Vitolo también podemos encontrar una explicación en su poco descanso, pese a ser un portento de resistencia física: tuvo que parar varias semanas por problemas musculares y acumula 2.754 minutos sólo con el Sevilla (35 partidos ya), pues hay que añadirle sus participaciones con la Selección, donde es titular indiscutible para Lopetegui: 437 minutos en seis encuentros. El internacional no jugará este sábado por sanción. La pausa y calidad de Nasri y Vázquez más el empuje de sus bandas fue la base sobre la que se sustentó el buen juego exhibido en no pocas ocasiones. Y en las bandas echa en falta a un Mariano que está también en el pelotón de cabeza con estos números: 2.761 minutos repartidos en 33 partidos.

Bajo estos datos se encuentra algo de explicación para un bajón que, pese a todo, el Sevilla ha logrado controlar sin pérdida de puntos. Extraño, como los continuos cambios en la línea defensiva que, sin embargo, no han impedido que el Sevilla haya encajado sólo tres goles en esta racha de siete encuentros. Más que bueno el dato, como la aportación de jugadores secundarios: Jovetic, Sarabia o el capitán Iborra. La preocupación sobre las sensaciones, que no resultados –lo más importante– es más externa que interna. Las dudas sólo se espantan con otra semana fantástica, para la cual Sampaoli necesita engrasar otra vez la máquina.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016