sábado, 17 agosto 2019

Un desafío para escapar de la crisis

El Sevilla visita al Atlético esperando lograr en la Copa un golpe de efecto que le permita levantar el vuelo. Montella, sin Kjaer pero con Escudero, medita alinear un once muy renovado en el reencuentro con Vitolo y Diego Costa

17 ene 2018 / 08:00 h - Actualizado: 17 ene 2018 / 16:40 h.
  • Los jugadores del Sevilla, con Escudero al frente en el entrenamiento de ayer. / Manuel Gómez
    Los jugadores del Sevilla, con Escudero al frente en el entrenamiento de ayer. / Manuel Gómez
  • Un desafío para escapar de la crisis

Resurgir o resurgir. Este el único camino que cabe tomar si el Sevilla quiere levantar el vuelo de una vez por todas y, entre otras cosas, hacer la Copa del Rey esa fuente de alegrías que no hace mucho tiempo le permitió disputar y ganar finales y ser considerado como uno de los equipos más destacados del torneo del KO.

En esta ocasión, el sorteo ha querido que el conjunto nervionense mida sus fuerzas con el Atlético de Madrid, uno de sus grandes rivales y, hoy por hoy, varios escalones por encima. Mientras el Sevilla demuestra haber perdido ese sello de equipo campeón que llevaba grabado a fuego, el conjunto de Simeone no sólo mantiene su bloque sino que incluso podría decirse que cuenta con una de sus plantillas más cualificadas. Otra cosa es lo que haya hecho hasta la fecha en la presente campaña. Su fiasco en la Champions, cayendo en la fase de grupos, está ahí, aunque poco a poco el Atlético ha ido reencontrándose hasta el punto de asaltar el segundo puesto en la Liga y ver reforzada su plantilla en este mercado invernal con Vitolo y Diego Costa. Casi nada. Ambos serán titulares esta tarde en el Metropolitano.

Ante todo esto, el Sevilla está obligado a mostrar su mejor cara si quiere plantarse en el partido de vuelta con opciones. El conjunto de Vincenzo Montella volvió a decepcionar en su duelo con el Alavés y debe encontrar cuanto antes un sello que le permita estar a la altura de las circunstancias. Jugar en campo colchonero nunca es fácil, y menos aún si no andas en un buen momento y tu combustible escasea. El nivel físico del plantel es bajo y así lo ha reconocido el propio técnico. Para más inri, el Atlético llega a la cita con un día más de descanso y futbolistas como Vitolo o Diego Costa sin desgastarse con minutos el pasado sábado frente al Eibar.

Montella busca la fórmula para contrarrestar a este Atlético capaz de exprimir al más pintado y alineará un once muy renovado con jugadores como Franco Vázquez, Muriel, Sarabia o Correa. El técnico recupera a Escudero pero pierde a Kjaer (molestias en la espalda). Tampoco estará –la expedición viaja hoy– Arana. Sí lo hace Ondoa, que incluso podría sentarse en el banquillo si David Soria cierra su marcha al Dépor.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016