lunes, 26 junio 2017

Un nuevo Sevilla en construcción

El club nervionense tiene que decidir cómo sustituir a Monchi y quién será su entrenador

19 abr 2017 / 20:18 h - Actualizado: 20 abr 2017 / 23:48 h.
  • Un nuevo Sevilla en construcción
    José Castro, en la imagen durante una entrevista con El Correo, tiene la tarea de reorganizar el Sevilla. / M. Gómez

Con el puesto Champions casi asegurado, el Sevilla tiene el camino más o menos libre para realizar los primeros trazos en el lienzo 2017-18. Porque los últimos acontecimientos han destruido la hoja de ruta que José Castro tenía diseñada para el futuro más inmediato. La salida de Monchi como director deportivo, aunque se sabía desde el verano pasado, se le ha presentado en las narices a Castro en las últimas semanas, poco antes de que se desatara la tremenda persuasión de la selección argentina a Jorge Sampaoli. Dos piezas clave que, salvo sorpresa en el caso del técnico, no estarán en la próxima campaña, en la que el Sevilla podría incluso no estar en la Liga de Campeones.

Es éste un aspecto crucial, tanto por ingresos económicos y miras deportivas como a la hora de convencer a jugadores para enrolarse en las filas nervionenses, una tarea que tendrá que llevar a cabo la nueva –y aún no cerrada– dirección deportiva. En definitiva, el Sevilla trata de diseñar una revolución aún más profunda que la llevada a cabo casi cada verano recientemente, empezando por el último.

LA CHAMPIONS

Por orden de inmediatez, sellar el pase a la próxima edición de la Liga de Campeones es lo más importante en estos momentos para un Sevilla que no descarta en absoluto la opción de quedar tercero en la Liga. Sería el final perfecto para los de Nervión, ya que les evitaría jugar la primera ronda en agosto, un play off en el que ya es difícil encontrar peritas en dulce. Quedar al menos cuarto serviría para diseñar también un proyecto Champions. A la hora de vender el producto estaría muy presente el siempre engatusador balón de las estrellitas.

EL NUEVO MONCHI

Pero antes de vender el producto se necesita vendedor. Sin Monchi, el plan del Sevilla sigue siendo el que desvelara El Correo de Andalucía hace semanas: dar continuidad a su equipo de trabajo al completo y reforzar el plantel con uno o dos nombres de cierto pedigrí aunque no vayan a ocupar el cargo de director deportivo. Las funciones que antes asumía Monchi pasarán a manos de Óscar Arias y Miguel Ángel Gómez. La nueva dirección deportiva, que tiene varias operaciones encauzadas pero paralizadas a la espera de conocer si hay Champions o no y de qué forma definitiva se reestructura el staff, tendrá que elegir, salvo sorpresa, al nuevo entrenador.

UN ENTRENADOR

A Sampaoli se le da por perdido. La relación entre la directiva y el técnico de Casilda se ha estropeado por su flirteo con Argentina, retransmitido casi en directo interesadamente desde la AFA. El plan de la Asociación de Fútbol Argentino es evidente: crear malestar entre Sampaoli y el Sevilla para tratar de que la salida del entrenador sea inevitable y la relación se estropee hasta el punto de que sea posible no pagar su cláusula de rescisión (1,5 millones entre el final de la temporada y el 1 de julio, algo similar a la que tenía Unai Emery). De momento a la AFA le está saliendo todo a pedir de boca, con la imagen de Sampaoli muy dañada por Nervión pese a no haber hecho nada distinto a lo habitual en el mundo del fútbol –el Sevilla, sin ir más lejos, hizo lo mismo cuando se lo quitó al Granada en junio pasado–. La renovación ofrecida a Sampaoli ha quedado, pues, en papel mojado y su salida parece inevitable, así como una reestructuración de la plantilla, perfilada a su imagen y semejanza. Queda por evaluar una opción que, aunque remota, es perfectamente posible: la AFA no tiene capacidad económica para indemnizar al Sevilla y éste no se plantea dejar volar gratis a Sampaoli, al que le une una temporada más de contrato. En cuanto acabe la temporada el tiempo comenzará a jugar en contra de ambos, en un pulso que ganaría quien aguante más la presión. En definitiva: el plan es rellenar cuanto antes el hueco dejado por Monchi para fichar al sustituto de Sampaoli sin demora. Y acto seguido reactivar los fichajes ya avanzados.

LOS FICHAJES

En la planificación prevista antes de los terremotos, el Sevilla vislumbraba una serie de retoques al proyecto basado en el estilo de Sampaoli. Incluso ya se avanzó algo el pasado mes de enero, con la contratación de Montoya y la opción establecida para comprar a Jovetic. Ahora mismo, con casi todo en el aire, hay operaciones con jugadores muy concretos que la dirección deportiva, cuyos hilos siguen coordinados por Miguel Ángel Gómez, mantiene en stand by a la espera de que todo se aclare, desde el pasaporte Champions a la figura del entrenador, la base del diseño. El Sevilla 2017-18 aún es un boceto.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016