domingo, 19 mayo 2019

Una sombra del Sevilla que se espera (0-2)

El Getafe saca los colores al equipo de Pablo Machín, desarbolado y sentenciado en una primera parte para olvidar. Los cambios tras el descanso dieron otro aire, aunque insuficiente

16 sep 2018 / 22:08 h - Actualizado: 17 sep 2018 / 00:15 h.
  • Sarabia se lamenta tras errar una ocasión durante el partido. / Manuel Gómez
    Sarabia se lamenta tras errar una ocasión durante el partido. / Manuel Gómez

El Sevilla regresó del parón con un auténtico despropósito de partido que le costó su primera derrota en casa, segunda en las cuatro jornadas ligueras disputadas hasta la fecha. Una pésima primera parte, con dos goles encajados y dando gracias por no haber encajado más mientras el propio conjunto nervionense desperdiciaba sus contadas ocasiones, cimentó el batacazo. Un batacazo del que intentó recuperarse tras el descanso con la entrada de Ben Yedder y Franco Vázquez pero que al final terminaría costándole un disgusto ante un Getafe mucho más inteligente y acertado mientras ofrecía un recital de faltas.

Al equipo de José Bordalás le bastaron apenas tres minutos para poner contra las cuerdas al Sevilla. Un gran pase al hueco del incombustible Jorge Molina dejó en evidencia a los centrales, con Sergi Gómez quedándose colgado cuando Ángel trazó la diagonal y batió a Vaclik cruzándole la pelota.

Sin los lesionados Mercado y Escudero, Pablo Machín dio la titularidad a Gnagnon en el eje de la zaga, situó como carrilero por la izquierda a Aleix Vidal y puso por delante de éste a Nolito. Ninguno de los tres brilló, precisamente... El sanluqueño pudo empatar el choque poco después del 0-1, pero David Soria, en su regreso al Sánchez-Pizjuán, lo evitó. Tampoco tuvo tino el Sevilla en una acción posterior de André Silva, frenado en falta en la frontal del área sin que el colegiado la castigase.

De Burgos Bengoechea tuvo más trabajo que acierto. El Getafe no se cortó a la hora de acumular infracciones, el encuentro se calentó y llegaron las tarjetas. Hasta cinco en los primeros veinte minutos de partido. Roque Mesa vio una peligrosa amarilla, justa, no así Djené, quien se libró de la roja pese a realizar una durísima entrada al tobillo del canario (19’).

Para entonces, el Getafe ya había metido definitivamente el miedo en el cuerpo al equipo de Machín. Jorge Molina cruzó la pelota por encima del larguero con todo a favor tras una nueva conexión con Ángel, su aliado en punta de lanza, y la grada comenzó a temer una noche negra (15’).

Era un Sevilla absolutamente desquiciado. La presión del Getafe hizo estragos, provocando numerosas pérdidas en zona de peligro y generando un nerviosismo tal que a los nervionenses le quemaba la pelota y fueron presa de la precipitación una y otra vez. Imposible hacer algo así.

Sarabia tuvo la oportunidad de empatar el choque tras un gran control previo pase en largo de Kjaer. Su disparo se marchó desviado (17’). También Nolito pudo nivelar la balanza con una internada por la izquierda en la que reclamó penalti (21’).

El que no perdonó fue... Ángel. A los 38 minutos, el canario volvió a sacar los colores a la zaga tras un error de Sergi Gómez en el pase, en una jugada que comenzó con robo tras una pérdida de Banega, la enésima del Sevilla. El Getafe llegó con un plan y lo puso en práctica de forma impecable.

Y pudo ser peor la sangría. Vaclik evitó milagrosamente que Portillo marcara en una nueva jugada de Jorge Molina, tres minutos después de que Nolito fallara ante David Soria cuando ya se cantaba el gol (40’).

La pitada, al equipo e incluso al presidente, fue sonada cuando el colegiado decretó el descanso. Y al final del encuentro, claro.

Al Sevilla no le quedaba otra que cambiar por completo. Machín dio entrada a Ben Yedder y a Franco Vázquez por Nolito y Roque Mesa. El francés marcó al poco de saltar al campo pero el árbitro anuló su gol por fuera de juego tras consultar el VAR (50’). No quedaron convencidos los nervionenses con la decisión final.

El Sevilla apretó, pero en defensa los problemas continuaron. Tal es así que Ángel rozó el 0-3 en una acción con Gnagnon que Kjaer deshizo in extremis (58’).

Asumiendo más riesgos, pues no quedaba otra, el Sevilla metió al Getafe en su campo aprovechando los cambios y el propio repliegue azulón. Machín dio entrada a Promes por Aleix Vidal. Más ganas pero no argumentos para mover un marcador que reflejó un resultado tan justo como inquietante para este Sevilla que sigue sin ganar en casa en esta Liga.

FICHA TÉCNICA.

0 - Sevilla FC: Vaclik; Gnagnon, Kjaer, Sergi Gómez; Jesús Navas, Éver Banega, Roque Mesa (Ben Yedder, m.46), Aleix Vidal (Promes, m.69); Sarabia, Nolito (Franco Vázquez, m.46); y André Silva.

2 - Getafe CF: David Soria; Damián, Bruno, Cabrera, Antunes; Portillo, Maksimovic, Djené (Cristóforo, m.78), Amath (Foulquier, m.69); Ángel (Gaku, m.61) y Jorge Molina.

Goles: 0-1, M.03: Ángel. 0-2, M.38: Ángel.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoechea (Comité Vasco). Amonestó a los locales Roque Mesa (m.14), Jesús Navas (m.21) y Banega (m.69), y a los visitantes Cabrera (m.16), Djené (m.19), Antunes (m.21), Amath (m.45), Bruno (m.70) y Foulquier (m.76).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán ante 3736.943 espectadores.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016