miércoles, 26 julio 2017
Crónica Sevilla

Victoria en el debut de Berizzo (1-3)

Buena imagen del Sevilla ante el Cerezo Osaka, al que venció con un doblete de Ben Yedder y un tanto de Muriel en los instantes finales

17 jul 2017 / 12:46 h - Actualizado: 17 jul 2017 / 16:11 h.
  • Ben Yedder es felicitado por el primero gol del Sevilla.
    Ben Yedder es felicitado por el primero gol del Sevilla.

El Sevilla se ha impuesto en el primer amistoso de la pretemporada 2017 ante el Cerezo Osaka, al que ha vencido por 1-3 gracias a un doblete de Wissan Ben Yedder y a un tanto postrero del fichaje más caro de la historia del club nervionense: Luis Muriel. El partido fue el esperado por ambas escuadras: un Sevilla muy dominador y un Cerezo Osaka intentando ser lo más organizado posible en defensa para no ser goleado. El conjunto de Eduardo Berizzo exhibió el mismo estilo de juego del curso pasado con Sampaoli: largas posesiones, numerosos pases en horizontal, mucho movimiento de los jugadores para crear espacios y paredes continuas al borde del área para generar ocasiones a base de la calidad indiscutible de los jugadores de ataque.

Esa fue la tónica dominante en todo el partido. El Sevilla notó falta de chispa en los metros finales, aunque generó muchos acercamientos peligrosos en la primera parte con un once sin caras nuevas: Sergio Rico; Mercado, Pareja, Carriço, Escudero; N’Zonzi; Franco Vázquez, Krohn-Dehli; Montoya, Ben Yedder y Sarabia. Los cuatro fichajes disponibles esperaban en el banquillo. En los primeros 45 minutos destacó la presencia de Walter Montoya, muy activo e insistente con potentes disparos desde media distancia, una de las virtudes del argentino, que estuvo cerca del gol también en el área chica en un buen centro de Sarabia. Aunque el Cerezo Osaka intimidó a Sergio Rico en un par de despistes defensivos bien solventados por el guardameta, los de Berizzo pudieron golear. Carriço envió un cabezazo al larguero y Kim, portero japonés, realizó un paradón tras cabezazo de Franco Vázquez después de una gran jugada entre Sarabia y Ben Yedder. Fue el delantero francés, tras otro tiro potente de Montoya, quien abrió la lata al filo del descanso, recogiendo el rechazo de Kim, que no pudo atrapar a la primera.

La segunda parte empezó con cuatro cambios por orden de Berizzo, que hizo debutar en el lateral diestro a Corchia, además de introducir a Lenglet, Correa y Ganso. El brasileño dejó nuevamente muestras de lo peligroso que puede ser cerca del área, con dos pases que no aprovechó Correa, quien sigue con buena punta de velocidad aunque aún falto de maldad en el área. Fue el argentino quien provocó el segundo gol de Ben Yedder. El árbitro interpretó que el portero del Cerezo Osaka lo derribó en el área –primero tocó balón– y el francés no perdonó desde los 11 metros. Corchia evidenció bastantes recursos en ataque, siendo un jugador puramente ofensivo.

El Sevilla siguió a lo suyo, tocando y tocando (rayando el 75 u 80 por ciento de posesión), aunque cada vez más cansado. Berizzo metió de una tacada a los otros tres fichajes. Banega no sorprendió, pero Pizarro y Muriel dejaron muestras de poder ser más que interesantes. Y eso a pesar de que un despiste del argentino originó el gol del Cerezo Osaka, por exceso de confianza del ex del Tigres –marcó Fukumitsu– y que al colombiano se le vio algo fuera de forma. Aun así, la picardía de Muriel sirvió para que se anticipara en la carrera a un defensor japonés y al portero, metiera la punta de la bota, y alojara el tercero en la portería. Fue la última jugada y un buen comienzo para el Sevilla de Berizzo y el delantero más caro de la historia del club.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016