lunes, 10 diciembre 2018
21:46
, última actualización

Carne más fresca y al corte, la nueva estrategia de Mercadona

La compañía invierte 3,4 millones en implantar este modelo en 40 tiendas de la provincia. El primer centro sevillano con la nueva imagen llegará en verano

25 mar 2017 / 08:14 h - Actualizado: 25 mar 2017 / 11:54 h.
  • La eficiencia energética es una de las novedades de las nuevas tiendas. Destaca el pasillo de los congelados, éste en Peligros. / El Correo
    La eficiencia energética es una de las novedades de las nuevas tiendas. Destaca el pasillo de los congelados, éste en Peligros. / El Correo
  • Punto de acabado de Plaza de Armas, que se estrenó hace una semana. / El Correo
    Punto de acabado de Plaza de Armas, que se estrenó hace una semana. / El Correo
  • Nuevo formato de las bandejas de carne en el lineal. / El Correo
    Nuevo formato de las bandejas de carne en el lineal. / El Correo
  • Exterior de la tienda de Peligros, con la imagen del Mercadona del futuro. / El Correo
    Exterior de la tienda de Peligros, con la imagen del Mercadona del futuro. / El Correo
  • Las nuevas cajas son más ergonómicas para el trabajador y permiten seguir la evolución de la compra al ‘jefe’. / El Correo
    Las nuevas cajas son más ergonómicas para el trabajador y permiten seguir la evolución de la compra al ‘jefe’. / El Correo
  • Zona de frutería de la tienda de Algeciras con el nuevo diseño. / El Correo
    Zona de frutería de la tienda de Algeciras con el nuevo diseño. / El Correo

Si usted es jefe (cliente) de Mercadona, hasta ahora, cuando pasaba por la carne tenía dos opciones: o comprarla arreglada pero ya en bandeja o cogerla a granel en el mostrador, pero sin opción de que se la cortasen a su gusto. Pero la cadena de distribución le ha dado una vuelta de tuerca, dentro de su estrategia por cambiar el modelo de productos frescos, y a partir de ahora elimina de su sección de carnicería el mostrador a granel y lo sustituye por un punto de acabado.

Los supermercados sólo tendrán el género en bandejas y el cliente podrá acudir a este punto a pie de lineal para pedir que se lo arreglen a su gusto. Así, por ejemplo, mientras que antes no existía la referencia de pollo entero en bandeja, ahora sí, y el cliente puede pedir que se lo troceen según sus preferencias, y sin coste adicional. Eso sí, tal y como advierten las dependientas, abierta la bandeja pierde días de vida y el producto, una vez troceado, debe consumirse en menos de 48 horas.

No sólo cambia la forma de trabajar la carne. Con tal de ofrecer mayor frescura al cliente, Mercadona apuesta por acortar los tiempos desde que el proveedor sacrifica el animal hasta que la carne llega al lineal, lo que alarga la vida del producto y por tanto el tiempo de consumo.

A finales de este mes, 40 de las 69 tiendas que hay en Sevilla y provincia tendrán ya instalado (y en funcionamiento) el punto de acabo, proyecto en el que la compañía de Juan Roig ha invertido hasta el momento 3,9 millones de euros en Sevilla. Este modelo de carne estará en la totalidad de las tiendas sevillanas en julio.

Para poner en marcha la nueva carnicería, la cadena ha tenido que formar a sus trabajadores en el corte, pues hasta el momento solo los supermercados que se surtían del bloque logístico de Riba-roja (Valencia) arreglaban la carne. Mercadona ha invertido más de 100 millones en formación a nivel nacional.

NUEVA IMAGEN

Además del cambio en los frescos, la cadena ya está trabajando en el Mercadona «del futuro». Unas tiendas que llegarán a la provincia el próximo verano, con la remodelación del centro de Mairena del Alcor.

En un ejercicio de imaginación, si nos dispusieramos a hacer la compra y estuviéramos a las puertas de una de las nuevas tiendas, como la de Peligros, Algeciras o Ayamonte (las primeras andaluzas en contar con la nueva imagen), lo primero que llamaría nuestra atención es la apariencia exterior. Gana protagonismo el logotipo y la cesta multiplica su tamaño. Una de sus grandes innovaciones, el código de barras, se plasma en una de las paredes de la entrada, que ahora será doble, pues Mercadona tiene como objetivo ahorrar hasta un 40 por ciento de energía con este nuevo modelo.

A la hora de hacer la compra, llamará nuestra atención la amplitud de los pasillos, así como la luminosidad, dado que las lámparas pasan a ser led. Y si se acercan a la zona de congelados, el cambio también es notorio, sobre todo en la sensación térmica, ya que los expositores pasan a estar cerrados, lo que también ayuda a ese ahorro energético.

Es momento de pasar por caja. Y además del diseño, mucho más moderno, podrá seguir en todo momento la evolución de su ticket, ya que la caja, entre novedades, incluye una pantalla donde el jefe ve el precio de cada producto y el cómputo total.

Y es que las nuevas tecnologías mejorará la compra no sólo del cliente, sino también del propio supermercado. En la frutería, por ejemplo, el uso de iPads permite hacer un pedido más ajustado al consumo de los jefes, lo que evita que se generen pérdidas de producto, ya que, como en la carne, los tiempos entre pedido y llegada al lineal se acortan. ~


Todos los vídeos de Semana Santa 2016