domingo, 09 diciembre 2018
19:35
, última actualización

EEUU aumenta un 60% más los aranceles contra la aceituna negra

Asemesa vuelve a pedir que se defienda a la aceituna con la misma contundencia que al acero. Con el incremento de estos aranceles prácticamente se perderá el mercado americano de aceituna y «corre peligro las ayudas de la PAC»

12 jun 2018 / 20:00 h - Actualizado: 13 jun 2018 / 08:25 h.
  • EEUU aumenta un 60% más los aranceles contra la aceituna negra

Un mazazo con todas las de la ley, pero la ley de EEUU. A partir de ahora, como media, de cada 100 euros de aceitunas negras que entren en EEUU, el cliente que las importe tendrá que pagar en la aduana 34,75 euros. Por mucha calidad que tiene el producto español, sevillano sobre todo, la situación parece insostenible para las empresas de la provincia que han aguantado como han podido los aranceles provisionales, pero que ahora se enfrentan a la dura decisión de perder dinero por no perder clientes.

Hasta ahora, las empresas tenían que asumir una tasa preliminar impuesta, de forma cautelar –calculado a partir de las subvenciones que presuntamente han recibido– del 2,31 por ciento para Aceitunas Guadalquivir; 2,47 por ciento para Agro Sevilla; del 7,24 por ciento para Ángel Camacho. Las tres empresas sevillanas que han sido investigadas, mientras al resto les afectaba una cantidad media del 4,47 por ciento, que ahora aumenta en todos los casos un 60 por ciento.

Poco después de las 19.00 horas de ayer se sabía oficialmente que el departamento de Comercio de EEUU adoptaba la decisión de aumentar un 60 por ciento los aranceles de entrada en su territorio de aceituna negra española. En cifras redondas, pasan del 21,60 por ciento provisional en vigor hasta ahora, a un 34,75 por ciento. Es la media ponderada que se saca del aumento que experimentan todas las empresas afectadas.

Cuando se supo la noticia, EEUU comenzaba a manejar las primeras noticias de la mañana, pero en España se esperaba que algo así se decidiese. En el sector no se era especialmente optimista teniendo en cuenta los precedentes, pese a que los hombres de negro que visitaron Sevilla el pasado marzo se llevaron una buena impresión del trabajo que se realiza en las empresas.

La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) lamenta como se pone fin a sus investigaciones antidumping y antisubvenciones contra la aceituna negra de España, ya que son resoluciones que no solo mantienen los aranceles provisionales impuestos en noviembre y enero pasados, sino que los aumentan dramáticamente. Se impone un arancel medio del 14,75 por ciento frente al 4,47 por ciento provisional establecido en noviembre, así como un arancel medio del 20 por ciento, frente al provisional del 17,13 por ciento fijado en enero. Unas cifras inasumibles para productores y exportadores.

Mientras que el arancel antidumping se aplicará de inmediato, en cuanto se publique oficialmente, el arancel antisubvención no se aplicará hasta que la ITC (Comisión de Comercio Internacional) –un segundo organismo administrativo– adopte a finales de julio su resolución definitiva en la que determinará si las exportaciones de aceituna negra española causan daño o son una amenaza para la industria de EEUU.

El sector se agarra a que si este organismo estableciera que no existe tal daño, ambos aranceles (antidumping y antisubvención) quedarían sin efecto. También el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, que pese a considerar «oportunista» el dictamen, aclaró que «no es una decisión firme», ya que el ITC «será quien tenga la última palabra al determinar si existe un daño al sector norteamericano». No obstante, los productores no albergan esperanzas ya que tal comisión está formada por políticos y con un posicionamiento a priori nada favorable a los intereses españoles.

Con el incremento de estos aranceles, España perderá prácticamente el mercado americano de aceituna negra, mientras que la administración americana sigue manteniendo que las ayudas de la PAC recibidas por los agricultores de aceituna de mesa son incompatibles con la normativa de la Organización Mundial del Comercio.

Ante esas resoluciones, el secretario general de Asemesa, Antonio de Mora, reiteró su petición a todas las administraciones, especialmente a la Comisión Europea, «para que defiendan al sector con la misma contundencia que están empleando en los casos del acero y el aluminio porque está en cuestión el modelo de ayudas de la Unión Europea a los sectores agrícolas».

«Este precedente puede provocar que cualquier sector agrícola de cualquier país que compita con productos de la UE que reciban ayudas de la PAC, pida a su gobierno que actúe como lo está haciendo EEUU», ha concluido.

Díaz insta a la UE a combatir una subida «intolerable»

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, denunció, la «brutal subida» de aranceles de Trump a la aceituna negra «es intolerable» e instó a la Unión Europea a «defender los intereses de su ciudadanía y sus empresas». «Dos millones de jornales andaluces peligran en un sector compuesto por 300 empresas que exporta 70 millones a EEUU», manifestó, no sin antes recordar que la decisión adoptada cuestiona la Política Agraria Común (PAC)

También reaccionó el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, que pidió a Junta y Estado una «defensa firme» del sector, diciendo que «es una medida que «pone en riesgo la economía de miles de familias».

Pero si hay un punto en el que afecta de lleno es en La Roda de Andalucía. La noticia cayó como un mazazo. En este pueblo de 4.000 habitantes tiene su sede Agro Sevilla, la líder mundial de exportación de aceitunas negras. Tiene 450 trabajadores, tras haber prescindido de 50 por los primeros aranceles. De ellos, 270 son rodenses, que ahora ven peligrar seriamente su empleo.

El alcalde de La Roda de Andalucía, Fidel Romero, citaba que todo se ha sentido «como un mazazo para nuestra economía, y desde ya nos ponemos a disposición de las cooperativas por si inician alguna medida». «Pedimos a los gobiernos que sean fuertes», manifestó.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016