sábado, 17 noviembre 2018
06:22
, última actualización

El sector augura 4 años malos pese a la subida actual del precio de los pisos

En Sevilla, con grandes diferencias entre barrios, se encarecieron un 6,3% hasta el 31 de agosto

05 sep 2018 / 20:34 h - Actualizado: 05 sep 2018 / 20:42 h.
  • El director general de la asociación inmobiliaria Club Notegés, José Luis Jimeno, en la presentación del informe en Sevilla. / Manuel Gómez
    El director general de la asociación inmobiliaria Club Notegés, José Luis Jimeno, en la presentación del informe en Sevilla. / Manuel Gómez

«La sensación es que el mercado inmobiliario está bien, pero... auguramos malos tiempos». En concreto, cuatro años de bache, según el director general del Club Notegés, José Luis Jimeno, que este miércoles presentó el informe Precio de la Vivienda Segundo Cuatrimestre 2018 de esta asociación inmobiliaria que engloba a 1.025 profesionales que ejercen desde 221 oficinas. A su juicio, Sevilla está «estancada», de ahí que el precio medio de la vivienda siga siendo «un tercio menor al de 2008».

Se pasó «de los 2.642 euros el metro cuadrado de hace diez años a los 1.500 euros actuales», indicó Jimeno. Eso sí, hasta el pasado 31 de agosto los pisos se encarecieron en la capital andaluza un 6,26 por ciento respecto al mismo periodo del pasado año. Sólo un 1,76 por ciento en la provincia sevillana.

Para Jimeno, hasta ahora el auge de la venta de pisos y, por ende, la subida de los precios vino de la mano del auge del turismo, pero éste empieza a desinflarse.

«A partir de ahora –defendió– puede haber un cambio de tendencia en relación a la compra de inmuebles, ya que tras la venta de tres millones de viviendas de los bancos, adquiridas mayoritariamente por fondos de inversión extranjeros; el descenso del turismo por la nueva situación geopolítica internacional y la regulación o prohibición del alquiler vacacional en zonas turísticas como Baleares, Cataluña, Madrid y Sevilla se prevé un descenso en la venta y en los precios de la vivienda». Además, apostilló que «la nueva recesión prevista para 2020 afectará de nuevo al sector».

Y Sevilla no estará ajena a todo esto, si bien hay barrios con un mercado inmobiliario más dinámico que otros. El precio de mercado más caro en la ciudad se halla en el Centro: 3.010 euros el metro cuadrado, si bien esta zona es la que más sufrirá el posible descenso del turismo y la regulación de las viviendas con fines turísticos. El Porvenir- Felipe II registra el segundo precio medio de mercado más alto, con 2.744 euros el metro cuadrado, seguido de Triana (2.589 euros), Los Remedios (2.533), Nervión (2.496 euros) y La Palmera-Bermejales (2.432). Eso sí, estas cantidades son las que piden los propietarios con viviendas en venta, pero el precio final es otro.

En concreto, según el Club Notegés, el precio real más alto se encuentra en Santa Clara, a 2.077 euros el metro cuadrado. Le sigue la zona de La Palmera-Bermejales, con el metro cuadrado a 1.893 euros y Nervión, a 1.786 euros. Los Remedios (1.762 euros), Santa Justa-Miraflores (1.722 euros) y el Centro (1.678 euros) son los siguientes en una lista que cierra Sevilla Este, donde el metro cuadrado se vende a 439 euros.

La segunda zona más barata de Sevilla es Triana (no el corazón del viejo barrio) con el metro cuadrado a 676 euros y Torreblanca, a 703 euros.

En cuanto a la provincia, tras la capital, con un precio medio de 1.448 euros el metro cuadrado, están Tomares (1.142 euros), Mairena del Aljarafe (1.134 euros), Bormujos (1.018) y Espartinas (960 euros).

Según este informe, en la provincia de Sevilla la brecha entre el precio que se pide y el final es del -25 por ciento, mientras que en la capital la rebaja que se produce es del 31 por ciento.

Estancamiento desde hace siete años en Andalucía

Según el informe del Club Notegés, el mercado inmobiliario se comporta de forma muy distinta en cada comunidad autónoma. Los precios subieron mucho en Baleares y Cataluña, no así en Andalucía, donde «permanecen estancados desde hace siete años». El problema radica, según esta asociación de inmobiliarias, en que los propietarios «de Sevilla, Cádiz o Almería ven los mismos telediarios y leen las mismas noticias que los propietarios de Palma de Mallorca o Barcelona, creándose una enorme confusión en el mercado que desconcierta a muchos ciudadanos, haciéndose fijar el precio de su vivienda con unas expectativas que nada responden a la realidad de cómo se comporta el mercado en su región o zona».

De hecho, el Club Notegés remarca que en Andalucía, pese a la recuperación del sector y a que los precios suben ligeramente, estos no llegan a alcanzar el precio medio de 2012, cuando, pese a la crisis, el metro cuadrado estaba en un valor medio de 1.219 euros. Así lo afirma el director general de esta asociación inmobiliaria, José Luis Jimeno, quien vaticina un «cambio claro de tendencia» en las principales zonas turísticas del país como Baleares, Barcelona y Madrid capital, así como en la Costa del Sol. En Andalucía, la provincia de Málaga lidera la subida con un incremento en precio durante los últimos ocho meses del 7,33 por ciento. En el lado opuesto está, con un 0,56 por ciento, Almería que «aún no ha tocado fondo desde la crisis». El precio de la vivienda en la comunidad se incrementó hasta 31 de agosto un 2,99 por ciento con respecto a 2017.

Por provincias, la desviación de precios es bastante notable, desde Málaga con una subida del 7,33 por ciento hasta Córdoba con una bajada de 8,21 por ciento. Sevilla es la cuarta provincia donde crecen más los precios, un 1,76 por ciento. El precio medio de venta se mantiene bastante igualado en todas las provincias. ~

1.448 euros el metro cuadrado

Es el precio medio de venta en la ciudad de Sevilla, según el Club Notegés.

Una rebaja del 31%

Un la capital el precio final de compra es un 31 por ciento más barato.

Pisos grandes para vivir

La tipología de los pisos que se venden cambió. Antes se demandaban pequeños, ahora de 2,89 dormitorios y 111,91 metros cuadrados de media.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016