miércoles, 17 octubre 2018
22:54
, última actualización
Marcaje al empresario

«Habrá una nueva planta para exportar nuestra carne en 2019»

05 ago 2018 / 21:26 h - Actualizado: 04 ago 2018 / 23:09 h.
  • Antonio Maqueda posa rodeado de sus cochinos, cuyas carnes llegarán hasta Corea del Sur. / E.G.
    Antonio Maqueda posa rodeado de sus cochinos, cuyas carnes llegarán hasta Corea del Sur. / E.G.

carmona

¿Cuáles son los orígenes de InteMAQ?

—Integraciones Maqueda (InteMAQ) nace en 2003 si bien soy la segunda generación dedicada a la industria cárnica. Mi familia empezó con la producción de cerdos en 1975. En 2003 se inicia la expansión bajo el sistema de integración de granjas en estructura creada, es decir, granjeros con producciones limitadas e independientes se iban incorporando a InteMAQ, aportando las instalaciones y nosotros las cerdas reproductoras, alimentos, atención veterinaria y el know-how necesario para una producción eficiente y estandarizada, siendo el equipo humano su gran diferenciación para la consecución de su misión. Para esto, se cuenta con una fábrica de piensos en Carmona para abastecer a las granjas ubicadas en la provincia. En 2013 se adquiere una fábrica de piensos en Archidona para abastecer a Córdoba, Granada y Málaga. Esta última se destina, además, a empresas productoras de pollos, perdices, ponedoras o corderos.

—Y el pienso fue el origen de todo.

—Con el inicio de venta de piensos a terceros se crea Imaq piensos para la gestión de esta actividad organizando una estructura clave para los exhaustivos controles de calidad de las materias primas y producción en su elaboración. Contamos con transporte propio, crucial para una buena bioseguridad y logística interna. A la vez se crea Imaq Porcino para la gestión de la principal actividad de la empresa que es la producción de cerdos, quedando InteMAQ como holding. En 2009 se funda Industrias cárnicas Camporeal para iniciar la actividad de sacrificio, despiece y elaboración de embutidos y productos cárnicos.

—¿Y la última sociedad?

—El año pasado iniciamos Imaq Retail S.L. para hacer llegar al consumidor final todos nuestros productos mediante una red de carnicerías propias y otras franquiciadas.

—¿Cuál es la actividad del holding?

—Abarcamos toda la cadena de valor de la producción del porcino. Nuestros productos van desde el cerdo vivo con destino a mataderos; canales y piezas de cerdo fresca y congelada, embutidos frescos y curados; elaborados cárnicos, empanados, rellenos y adobados y piensos compuestos multiespecie.

—¿Cuántas cabezas de ganado poseen?

—Actualmente gestionamos unas 8.000 cerdas reproductoras con una producción anual de unos 185.000 cerdos. Teniendo un censo constante entre cerdas, lechones y cerdos en cebadero de unas 100.000 cabezas.

—¿Qué tipo de carne producen?

—Desde hace años tenemos una carne estandarizada, ya que utilizamos la misma genética, alimentación y manejo en todas las granjas y una alta seguridad alimentaria. Esto solo es posible gracias a la verticalización de nuestra empresa: conocemos la genética, la cría de los lechones, los alimentos, el manejo y después todo el proceso de despiece y posteriores procesos de elaboración y envasado. Todas nuestras granjas cumplen con la normativa de Bienestar Animal y lo más novedoso es que ya tenemos las primeras carnes provenientes de cerdos criados sin antibióticos, nicho con gran proyección. Esto se da gracias al control integral de la producción. Solo es posible elevando la bioseguridad en las instalaciones, climatizándolas y mediante un acertado plan vacunal y alimentación segura.

—¿Cuál es la facturación anual de InteMAQ?

—Unos 38 millones al año; unas 19.000 toneladas de cerdo y unas 60.000 toneladas de pienso.

—¿Son los grandes almacenes una amenaza o una oportunidad?

—Los grandes almacenes, en estas primeras negociaciones, están interesadas en productos diferenciales tanto en concepto como en formatos. Para nosotros, es importante el gran almacén por la concentración de ventas y porque nos deben decir qué producir y cómo, es el contacto directo y real con el cliente. Digamos que es necesario un desarrollo conjunto para dar soluciones a medida. Hoy está en auge la carne proveniente de cerdos libres de antibióticos y en explotaciones con bienestar animal. Valoran mucho nuestra estructura vertical, la innovación, el producto diferencial y la seguridad alimentaria que podemos aportar.

—¿Hay margen para seguir creciendo?

—Sí. En 2019 se inaugurará una nueva planta de despiece de cerdos y fábrica de embutidos y elaborados cárnicos en el polígono industrial El Pilero de la ciudad que contará con las homologaciones necesarias para la exportación. Hace varios años que se está exportando a Alemania y con esta ampliación se pretende ampliar los países destino: Italia, Francia, Portugal o Corea del Sur.

—¿Y en términos de empleo?

—Actualmente somos en la empresa unas 75 personas entre asalariados e integrados. Una vez concluido la nueva planta daremos empleo a unas 40 personas mas, superando el centenar. ~

¿Cuáles son los orígenes de InteMAQ?

—Integraciones Maqueda (InteMAQ) nace en 2003 si bien soy la segunda generación dedicada a la industria cárnica. Mi familia empezó con la producción de cerdos en 1975. En 2003 se inicia la expansión bajo el sistema de integración de granjas en estructura creada, es decir, granjeros con producciones limitadas e independientes se iban incorporando a InteMAQ, aportando las instalaciones y nosotros las cerdas reproductoras, alimentos, atención veterinaria y el know-how necesario para una producción eficiente y estandarizada, siendo el equipo humano su gran diferenciación para la consecución de su misión. Para esto, se cuenta con una fábrica de piensos en Carmona para abastecer a las granjas ubicadas en la provincia. En 2013 se adquiere una fábrica de piensos en Archidona para abastecer a Córdoba, Granada y Málaga. Esta última se destina, además, a empresas productoras de pollos, perdices, ponedoras o corderos.

—Y el pienso fue el origen de todo.

—Con el inicio de venta de piensos a terceros se crea Imaq piensos para la gestión de esta actividad organizando una estructura clave para los exhaustivos controles de calidad de las materias primas y producción en su elaboración. Contamos con transporte propio, crucial para una buena bioseguridad y logística interna. A la vez se crea Imaq Porcino para la gestión de la principal actividad de la empresa que es la producción de cerdos, quedando InteMAQ como holding. En 2009 se funda Industrias cárnicas Camporeal para iniciar la actividad de sacrificio, despiece y elaboración de embutidos y productos cárnicos.

—¿Y la última sociedad?

—El año pasado iniciamos Imaq Retail S.L. para hacer llegar al consumidor final todos nuestros productos mediante una red de carnicerías propias y otras franquiciadas.

—¿Cuál es la actividad del holding?

—Abarcamos toda la cadena de valor de la producción del porcino. Nuestros productos van desde el cerdo vivo con destino a mataderos; canales y piezas de cerdo fresca y congelada, embutidos frescos y curados; elaborados cárnicos, empanados, rellenos y adobados y piensos compuestos multiespecie.

—¿Cuántas cabezas de ganado poseen?

—Actualmente gestionamos unas 8.000 cerdas reproductoras con una producción anual de unos 185.000 cerdos. Teniendo un censo constante entre cerdas, lechones y cerdos en cebadero de unas 100.000 cabezas.

—¿Qué tipo de carne producen?

—Desde hace años tenemos una carne estandarizada, ya que utilizamos la misma genética, alimentación y manejo en todas las granjas y una alta seguridad alimentaria. Esto solo es posible gracias a la verticalización de nuestra empresa: conocemos la genética, la cría de los lechones, los alimentos, el manejo y después todo el proceso de despiece y posteriores procesos de elaboración y envasado. Todas nuestras granjas cumplen con la normativa de Bienestar Animal y lo más novedoso es que ya tenemos las primeras carnes provenientes de cerdos criados sin antibióticos, nicho con gran proyección. Esto se da gracias al control integral de la producción. Solo es posible elevando la bioseguridad en las instalaciones, climatizándolas y mediante un acertado plan vacunal y alimentación segura.

¿Cuál es la facturación anual de InteMAQ?

—Unos 38 millones al año; unas 19.000 toneladas de cerdo y unas 60.000 toneladas de pienso.

—¿Son los grandes almacenes una amenaza o una oportunidad?

—Los grandes almacenes, en estas primeras negociaciones, están interesadas en productos diferenciales tanto en concepto como en formatos. Para nosotros, es importante el gran almacén por la concentración de ventas y porque nos deben decir qué producir y cómo, es el contacto directo y real con el cliente. Digamos que es necesario un desarrollo conjunto para dar soluciones a medida. Hoy está en auge la carne proveniente de cerdos libres de antibióticos y en explotaciones con bienestar animal. Valoran mucho nuestra estructura vertical, la innovación, el producto diferencial y la seguridad alimentaria que podemos aportar.

—¿Hay margen para seguir creciendo?

—Sí. En 2019 se inaugurará una nueva planta de despiece de cerdos y fábrica de embutidos y elaborados cárnicos en el polígono industrial El Pilero de la ciudad que contará con las homologaciones necesarias para la exportación. Hace varios años que se está exportando a Alemania y con esta ampliación se pretende ampliar los países destino: Italia, Francia, Portugal o Corea del Sur.

¿Y en términos de empleo?

—Actualmente somos en la empresa unas 75 personas entre asalariados e integrados. Una vez concluido la nueva planta daremos empleo a unas 40 personas mas, superando el centenar.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016