martes, 28 marzo 2017
23:29
, última actualización
Marcaje al empresario

«Hacemos alta costura a precio de ‘prêt-à-porter’ y funciona»

Cherubina, que tras el verano ya tiene tienda en Madrid, ha duplicado su facturación después de añadir colecciones de ropa de ceremonia a sus famosos tocados y sombreros. Actrices como Blanca Suárez lucen sus diseños en series de televisión

27 nov 2016 / 08:00 h - Actualizado: 27 nov 2016 / 20:43 h.
  • «Hacemos alta costura a precio de ‘prêt-à-porter’ y funciona»
    Ana García González, fundadora de Cherubina, firma que ya tiene dos tiendas, en la sevillana calle Monte Carmelo y en Madrid. / El Correo

¿Cuándo nació Cherubina y cómo pasó de estudiar para jueza a montar una empresa?

—Cherubina nació en 2003. Sí, mi madre es profesora de Bellas Artes y yo hice cosas artesanales siempre, incluso mientras estudiaba las oposiciones. Al mismo tiempo yo hacía bolsos con fotos y tuvo un boom tremendo, se me llenaba la casa de gente y el teléfono no paraba de sonar, así que creé la marca y la transformé, primero para centrarla en los tocados y, después, también en colecciones de ropa. Una vez abierta la tienda me fui un verano a Londres a estudiar sombrerería, aunque yo ya hacía tocados porque soy autodidacta. En la London Fashion School aprendí mucho de un tema que siempre me había encantado.

—¿En esa época no se llevaban aún los sombreros ni pamelas para las bodas?

—No, en Sevilla nadie llevaba. Y cuando una lucía pamela las demás alucinaban. Era raro llevar un sombrero a una boda. Ahora es lo contrario. Hemos mediatizado mucho lo de la invitada perfecta. Llevamos muchos años y lo potenciamos mucho en las redes sociales. Muchas personas nos atribuyen a nosotros el haber puesto de moda los tocados, las pamelas y sombreros para las bodas, pero no sé si es cierto. Ahora es raro ir a una boda sin nada.

—¿Qué objetivo se marca para el próximo año?

—Ahora la confección de ropa de ceremonia incluso está eclipsando la fabricación de tocados. Funciona muy bien, sobre todo, on line. Hemos duplicado la facturación desde que hemos lanzado las colecciones de ropa, hace dos años. Desde entonces hemos dado un salto de verdad. Y nuestro objetivo es seguir creciendo igual gracias a la confección.

—¿Tiene plan de expansión?

Mi hermana Lucía, que se encarga del marketing en la empresa, viaja la próxima semana a Nueva York. Vamos a intentar hacer cosas allí, aunque el mercado norteamericano sabemos que es muy complicado.

—Han abierto en Madrid.

Sí, el pasado septiembre abrimos en el barrio de Salamanca, en la calle Núñez de Balboa, por lo que ya tenemos dos tiendas, junto a la de Sevilla, en Monte Carmelo. Aquí tenemos también el taller, pero nos vamos a tener que ir a otro sitio, a las afueras, porque con las ventas on line de la ropa y el empaquetado estamos ya colapsados.

—¿Cuáles son sus principales clientes?

Nuestro principal mercado es nacional, pero nuestros productos llegan a todo el mundo. Le vendemos a El Corte Inglés y tenemos ya una red de más de 60 tiendas que nos compran, sobre todo ropa, de toda España. Y, por supuesto a muchos particulares. Y gracias a la tienda on line hemos enviado confecciones a Dubai, Nueva Zelanda, Francia, Inglaterra, Italia, Estados Unidos... Además, tenemos una marca de tocados de novia que se llama Cherubina al revés, Aniburech, que tiene mucho éxito internacional. Está orientada al público extranjero, de hecho su página web está en inglés y en las redes sociales también nos comunicamos en ese idioma.

—¿Cuánto representan las ventas on line?

Las ventas por internet y las que se hacen en las tiendas físicas están muy igualadas, o casi se vende más ya on line.

—¿Qué tendencia es la que marca ahora la moda en tocados y sombreros?

—Esta temporada apostamos por las formas más sencillas. Por sombreros sin adornos, pero muy bien hechos, con alas anchas, de colores sólidos, sólo un tono y con formas muy depuradas.

—Y ha hecho sombreros para series de televisión.

Sí, ahora se ven en Lo que escondían sus ojos de Telecinco. Hemos hecho para ellos sombreros y también ropa a medida para Blanca Suárez y la serie está resultando espectacular. También hemos fabricado mucho para la serie Seis hermanas de Televisión Española y Acacias. Además, ahora tenemos varios proyectos de cine. Muchas famosas, además, son clientas. Desde Carla Goyanes a Teresa Baca, muchas modelos y personas de la alta sociedad.

—¿Cómo está el mercado en Sevilla?

Nosotros nos dirigimos a una clienta que valora la calidad, unos acabados increíbles y un diseño especial. Parece que el mercado crece porque hay tanto producto malo que lo nuestro destaca. Además, yo rescato patronaje antiguo, los cortes clásicos buenos, hacemos una alta costura a precio de prêt-à-porter y parece que está funcionando. En el norte encanta el diseño andaluz.

—¿Dónde compra sus tejidos?

Compramos mucho nacional, si bien para las sedas vamos a Italia y lo relacionado con los sombreros viene de Filipinas porque tienen la hegemonía de rafias, pajas...


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016