domingo, 21 abril 2019
01:54
, última actualización

Inquilino busca piso

Mercado. En Sevilla, el metro cuadrado es un 5% más caro. El alquiler turístico merma la oferta residencial, disparan los precios y obligan al ciudadano a salir al área metropolitana

26 sep 2017 / 07:33 h - Actualizado: 26 sep 2017 / 17:35 h.
  • El precio medio del metro cuadrado en la capital hispalense supera los 8 euros. / Manuel Gómez
    El precio medio del metro cuadrado en la capital hispalense supera los 8 euros. / Manuel Gómez
  • El Centro, Triana y Nervión son las zonas más caras. / M. Gómez
    El Centro, Triana y Nervión son las zonas más caras. / M. Gómez
  • La propiedad es la opción ‘natural’ del español, pero la crisis económica ha dado un giro a la mentalidad de la población. / Javier Cuesta
    La propiedad es la opción ‘natural’ del español, pero la crisis económica ha dado un giro a la mentalidad de la población. / Javier Cuesta
  • El alquiler sigue siendo la primera opción para muchos. / M. G.
    El alquiler sigue siendo la primera opción para muchos. / M. G.

«Magnífico piso en la zona de Nervión. Cerca de centros comerciales, restaurantes, colegios, paradas de metro y bus...». Es el arranque de muchos anuncios que ofertan pisos para alquilar por larga duración en una de las zonas más cotizadas de la capital hispalense. En este caso consultamos un piso pequeño, de dos habitaciones, con un baño y con plaza de garaje opcional. El precio ronda los 650 euros. Pero lo normal es que los inmuebles para arrendar de esta zona oscilen entre los 700 y los 800 euros. El boom de los alquileres turísticos y la creciente demanda de viviendas en alquiler han convertido al barrio nervionense en uno de los puntos calientes del mercado de renta, situándose el precio medio del metro cuadrado en 8,16 euros, según datos de agosto facilitados por el portal de alquiler, compra y venta vivienda Fotocasa.

Esta zona se sitúa en la horquilla de la capital, donde el precio medio del suelo es de 8,09 euros el metro cuadrado. El valor se mantiene respecto a julio, pero la lectura interanual marca que en Sevilla el precio del alquiler repuntó un 6 por ciento en el último año. No obstante, el suelo en la capital registra un descenso acumulado superior al 15 por ciento.

Nervión es una de las zonas más solicitadas por su cercanía al centro y sus comodidades, pero no es la más cara. Triana ocupa el primer puesto de la clasificación por el precio de metro cuadrado, que alcanza los 9,36 euros de media. Le siguen el Casco Antiguo (9,25 euros) y Los Remedios (8,99 euros), según los datos de Fotocasa, referentes al mes de agosto (últimos disponibles). Nervión ocuparía el cuarto puesto. Por debajo de la media de la capital se encuentran zonas periféricas como Bellavista-La Palmera o Sevilla Sur (ambas con un valor de 7,69 euros). Más cercana al centro, y algo más económicas son barrios como los de la Macarena y San Pablo-Santa Justa (con un precio medio de 7,53 euros). Las más baratas de la capital, según el informe, es Norte, Este-Alcosa-Torreblanca y Cerro-Amate –que oscilan entre los 6,94 y los 6,53 euros–.

Todos los barrios incrementaron el precio medio del alquiler entre agosto de 2016 y el mismo mes de este año, aunque el mayor repunte lo vivieron las zonas de Triana (un 15,6 por ciento más) y Los Remedios (un 12 por ciento más). En el otro lado, San Pablo y Casco Antiguo fueron los barrios que más contuvieron sus precios en el últimos año, ya que no incrementaron más de un 2,5 por ciento.

Los incrementos experimentados en los barrios más céntricos de Sevilla tienen una explicación: los alquileres turísticos. Según explica al responsable de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, el alquiler vacacional es un factor que ha influido en el mercado alquiler, por la rentabilidad que ofrece al propietario frente al alquiler residencial. Así, hay muchos inversores que compran pisos en zonas céntricas para destinarlas al alquiler turístico. De esta forma, a la hora de buscar un piso para arrendar más de un año la oferta es reducida frente a la fuerte demanda influye al alza en los precios.

Los alquileres medios en la capital son superiores a los de la provincia, donde el metro cuadrado es de 7,32 euros, un 5 por ciento más que hace un año. Sin embargo, la provincia está ahora un 12,7 por ciento por debajo que hace nueve años, cuando los alquileres en Sevilla alcanzaron su precio máximo. Rondaba el mes de junio de 2008 y el metro cuadrado de alquiler alcanzaba los 8,39 euros.

Aunque la lectura del último año es que los precios aumentan, la realidad es el que el mercado del alquiler «se esta estabilizando», asegura la responsable de estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio. Tras dos años de subida, mes a mes los precios en Andalucía están cayendo paulatinamente, lo que marca un equilibrio entre la vivienda de alquiler residencial y la compra. Así, «en la medida en la que haya una mayor demanda de alquiler la tensión de los precios de venta no va a ser tan alta», explica Toribio.

El pueblo más caro

Mientras que en el último mes los precios han descendido en más de un barrio capitalino, en la provincia siguen en ascenso. Así, las fuertes subidas que se han detectado años atrás en las ciudades «se están trasladando al extrarradio», ya que «ante la imposibiliad de alquilar en el centro, la gente se ve expulsada a otras zonas colindantes a las grandes ciudades», sostiene la responsable de estudios de Fotocasa. No obstante, «aunque vamos a seguir viviendo fuertes tensiones en los precios la tendencia es a la normalización», recuerda.

Mairena del Aljarafe es el municipio más caro para alquilar una vivienda en la provincia. Con dos bocas del Metro y a un paso de la SE-30, esta localidad del Aljarafe es una de las ciudades dormitorio por excelencia. Quizá por eso el precio del metro cuadrado para alquilar sea el más elevado, con una media de 7,18 euros. No sólo el más alto, sino también el que más creció en el último año, más de un 10 por ciento con respecto a agosto de 2016 y un 4,4 por ciento más que en julio de este año.

Otro municipio aljarafeño reza como el segundo más caro del área metropolitana: Camas. De igual manera, su situación estratégica, a los pies de la SE-30, hace que en menos de 15 minutos puedas llegar a la capital y vivir en una zona cercana a Sevilla pero algo más económica, ya que el metro cuadrado ronda los 6,4 euros.

Con la misma conexión que Mairena del Aljarafe, Dos Hermanas es una de los tres municipio más caros de la provincia para irse a vivir, con un precio medio de 5,90 euros. Los barrios nazarenos del Arenal-La Pólvora y Centro-Doña Mercedes son los más caros para alquilar. Otra de las zonas más cotizadas de la segunda ciudad más grande de la provincia es Montequinto. A pesar de ser una de las zonas más caras de la provincia, Dos Hermanas acumula descensos en el precio del suelo para alquilar por encima del 25 por ciento.

Su conexión con el metro hacen de San Juan de Aznalfarache otra de las zonas con el metro cuadrado más elevado para alquilar. Concretamente, 5,88 euros, según los datos de agosto. Este municipio aljarafeño ha mantenido el precio a lo largo del año, aunque con respecto a agosto de 2016 el precio ha repuntado cerca de un 6 por ciento. No obstante, el valor del metro cuadrado acumula un descenso en esta localidad de más del 4 por ciento. Zonas como el Barrio Alto son las más cotizadas por su cercanía a las carreteras que se dirigen a la capital.

Cerca de Dos Hermanas, y a pesar de que todavía no cuenta con la infraestructura del tranvía que lo conectará con las bocas de metro del municipio nazareno, Alcalá de Guadaíra es otro de los municipios con los precios más elevados: 5,44 euros el metro cuadrado. Los barrios alcalareños más cotizados son el Centro (5,46 euros) y La Paz (5,32 euros).

Utrera (5,11 euros/m2) y Morón de la Frontera (4,47) son los municipios más económicas para vivir de alquiler, según Fotocasa. Además son los únicos pueblos que mantienen los precios con respecto a agosto de hace un año.

¿Y en Andalucía?

Asegura la responsable de Estudios de Fotocasa que en Andalucía se han registrado descensos en los últimos meses. Entre julio y agosto todas las provincias de la comunidad, a excepción de Granada, recortaron el precio del metro cuadrado. La que más, Huelva, cuyo valor medio es de 6,80 euros, un 3,9 por ciento menos que un mes antes. Pero si hay un dato escalofriante en lo que se refiere a la provincia onubense es su máximo histórico, que alcanzó en mayo de 2007, al registrar el metro cuadrado a 10,63 euros. Cádiz batía un récord similar en junio de aquel mismo año, cuando el valor medio del metro cuadrado en la tacita de plata superaba los 10 euros.

En la actualidad, Málaga es la provincia con el suelo de vivienda para arrendar más caro: 7,74 euros. Municipios costeros como Marbella, Torremolinos, Fuengirola, Benalmádena y Estepona encabezan la lista de los más caros, con precios que oscilan desde los 9,04 euros hasta los 8,14 euros. No obstante, cabe recordar que los datos corresponden al mes de agosto, cuando todavía el mercado del alquiler vacacional está en su punto álgido del verano.

De hecho, el municipio andaluz más caro para alquilar en agosto fue Punta Umbría, donde el metro cuadrado llegó a cotizar por encima de los 9,8 euros, un punto por debajo que un año antes. Después de Marbella, Rota fue el tercer municipio con el precio de suelo más elevado: 8,87 euros.

De las capitales, la más cara es la hispalense, con una media de 8,09 euros el metro cuadrado. A la que le sigue Málaga (7,72 euros). Granada y Córdoba están por encima de los 6,60 euros el metro cuadrado, mientras que Almería, Huelva y Jaén superan los 5,50 euros. Por su parte, los datos de Cádiz no aparecen reflejados en los datos de Fotocasa, a pesar de que en las medias provinciales, es la tercera más cara de la comunidad, con el metro cuadrado para alquilar a 6,5 euros.

El mercado español

¿Cómo es el inquilino español? ¿Alquilar cuando uno es joven o para albergar a toda una familia? ¿Harán suya los españoles la cultura europea de alquilar? Son algunas de la preguntas que definen bien el mercado del alquiler en España.

Según Beatriz Toribio, hoy en día, «el perfil de persona que alquila es muy amplio» y cada vez hay más gente que opta por arrendar. ¿Por qué? La explicación está en las circunstancias económicas que ha vivido el país en la última década. «En los años de esplendor económico solo existía la opción de compra y ahora cada vez más gente se plantea alquilar por la flexibilidad», explica Toribio. Según los datos de la plataforma, cada vez son más los ciudadanos que optan por el arrendamiento, a pesar de que los bancos han vuelto a abrir el grifo de la financiación. Sin embargo, «todavía hay mucha gente que no puede acceder todavía a la compra de una vivienda», asegura.

Existe otro factor: el cambio de mentalidad. En la última década, el alquiler ha sido la única opción para muchas familias. Por eso, en la actualidad «en torno al 20 por ciento de la población española vive en régimen de alquiler». Un dato positivo para el mercado si se tiene en cuenta que «antes de la crisis este porcentaje estaba en torno a un 6-7 por ciento». De esta forma, España se acerca a la media de sus vecinos europeos, que se sitúa en el 30 por ciento.

¿Significa que España llegará a asumir la cultura de alquilar frente a comprar? Toribio ve complicado que el país llegue a los porcentajes de Alemania, donde el 50 por ciento de la población vive de alquiler. Además hay un factor que frena esa tendencia: «España es un país de propietarios y se le da mucha importancia a la vivienda como valor patrimonial».

Esto no significa que de aquí a unos años la compra vuelva a ganar, porque «los defensores del alquiler van ganando terreno en nuestro país», sostiene la responsable de Estudios de Fotocasa. Además, el equilibrio entre el alquiler y la compra «es positivo para el saneamiento del mercado inmobiliario», sostiene. ¿Por qué? «En la medida que haya una mayor demanda de alquiler la tensión de los precios de venta no va a ser tan alta». En estos momentos el precio del alquiler está un 20 por ciento por debajo de los máximos del boom.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016