sábado, 17 noviembre 2018
17:48
, última actualización

La antigua Tragusa crece un 14% en 2017 tras la entrada de la multinacional americana Brandt

La filial del líder agrícola para Europa, Oriente Medio y África facturó 20,5 millones el año pasado

11 jun 2018 / 12:02 h - Actualizado: 11 jun 2018 / 22:20 h.
  • El director general de Brandt Europe, Manuel González, y la directora financiera de la compañía, Lucía Cepeda, en la rueda de prensa del balance de resultados. / El Correo
    El director general de Brandt Europe, Manuel González, y la directora financiera de la compañía, Lucía Cepeda, en la rueda de prensa del balance de resultados. / El Correo

La entrada del gigante americano Brandt Consolidated en el capital de la antigua Tragusa ha supuesto un revulsivo para la firma. No sólo facturó un 14 por ciento más en 2017, sino que dobló el negocio exportado. Rebautizada como Brandt Europe, la filial de la multinacional agrícola para Europa, Oriente Medio y África, facturó en el primer año de esta nueva etapa 20,5 millones de euros, «más de lo estimado», según el director general de la compañía, Manuel González, quien ayer hizo balance del primer año de Brandt Europe acompañado de la directora financiera de la firma, Lucía Cepeda.

El próximo 1 de julio se cumplen dos años de la adquisición del 75 por ciento de los activos de Tragusa –el 25 por ciento restante sigue en manos de los anteriores propietarios– por parte de la multinacional norteamericana. Un aniversario que la compañía afincada en Carmona espera celebrar cerrando el año con un volumen de negocio de 22 millones. De cara a los próximos tres años, la compañía espera alcanzar unas ventas de 28 millones de euros.

La entrada del gigante norteamericano se ha traducido en un repunte de las exportaciones gracias a la incorporación de nuevos mercados como Sudáfrica, Turquía, Costa de Marfil, Grecia o Italia. Mientras que en 2016 representaban un 10 por ciento de las ventas, en 2017 llegaron al 20 por ciento, «pasando de los dos millones exportados a superar los 4,3 millones de euros». De éstos, la mitad correspondían a productos incorporados desde la compra de Brandt. De hecho, hay casos de clientes sudafricanos que han incrementado hasta un 40 por ciento las compras ante las ventajas logísticas que ofrece la sede carmonense, pues «mientras que desde aquí el tiempo de respuesta es de entre 12 y 15 días, desde Estados Unidos puede ser de dos a dos meses y medio», explica el director general de la filial europea, quien además destacó la importancia de tener cerca un puerto como el de Algeciras. Con la vista puesta en los próximos años, González espera que la cartera de clientes internacionales crezca con la incorporación de «grandes mercados» como el ruso o el ucraniano.

El salto ha venido de la mano de la diversificación y, concretamente, de la incorporación de productos «especiales» al catálogo, recalcó el director general de Brandt Europe. Con la entrada del gigante agrícola, la empresa especializada en fitosanitarios genéricos, ha introducido más de una treintena de nuevos productos, «de alto valor añadido por su carga tecnológica y, por tanto, con un mayor margen comercial», como son fertilizantes, adyuvantes y bioestimulantes. Las fórmulas desarrolladas por los laboratorios americanos de Brandt Consolidated representan un doce por ciento de la producción de la fábrica carmonense y suponen, en la actualidad, un diez por ciento de la facturación de la filial europea.

La nueva etapa de la antigua Tragusa ha permitido ampliar la plantilla. Del medio centenar de trabajadores que se contabilizaban a principios de 2017, los responsables de Brandt Europe estiman cerrar el actual ejercicio con 70 empleados. Para los próximos ejercicios, la compañía calcula que la plantilla crecerá en torno a cinco o seis personas al año.

El gigante americano también ejecutó inversiones por valor de dos millones de euros en las instalaciones de la antigua Tragusa, así como en maquinaria. Además, para este año se prevé un plan de inversiones de 1,2 millones, de los que una cuarta parte irán destinado a I+D+I. En este capítulo, el director general de la filial europea no descarta que, de aquí a 2020, «haya que invertir en nuevas construcciones».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016