sábado, 17 agosto 2019
23:48
, última actualización

La cervecera artesana más grande de Andalucía abre en Hytasa

Río Azul producirá 50.000 litros anuales. Además de elaborar la cerveza, la nave será un ‘taproom’ y acogerá eventos culturales

20 oct 2017 / 22:31 h - Actualizado: 20 oct 2017 / 22:33 h.
  • Eloy del Río, en la cervecera Río Azul. / El Correo
    Eloy del Río, en la cervecera Río Azul. / El Correo

Dice Eloy del Río que no pretende competir con Cruzcampo. Que es «absurdo» pretender «que haya personas que dejen de beber Cruzcampo y beban exclusivamente Río Azul». Nombre con el que ha bautizado la mayor cervecera artesana de Andalucía, y que abre sus puertas este sábado por la tarde (a las 19 horas) en el polígono Hytasa.

La fábrica, con más de 1.000 metros cuadrados y en la que ha hecho una inversión de unos 300.000 euros, cuenta con una capacidad de cocción de 1.800 litros. El objetivo es que de ella salgan al año 50.000 litros de cerveza artesana.

Tras las cifras, Del Río tiene una meta mayor: «Fomentar el sector cervecero andaluz, y que haya una red de cerveceras artesanales que apuesten por la calidad». Pero también elevar el consumo de este tipo de cervezas en Andalucía, donde está empezando a desarrollarse este mercado, mientras que está muy avanzado en el norte de España y en ciudades europeas como Amsterdam, Londres o Berlín.

Este sevillano lleva tres años trabajando en este proyecto. Después de abandonar Barcelona, donde trabajaba en la industria editorial, Del Río volvió a su Sevilla natal con el objetivo de encontrar una nueva forma de ganarse la vida. Un camino en el que ya estaba, pues se dedicaba a hacer cerveza en casa.

Un día decidió hacer de su hobby su trabajo y entró a formar parte de varios proyectos hosteleros, como Los Palillos o Dolores y Brasas, el primer local con una carta de cervezas artesanales, y gracias al cual empezó a tener contacto con productores nacionales.

Al poco, entró a participar en la cervecera cordobesa SON y se embarcó en el proyecto de Maquila, Bar, el primer brewpub –local que aúna la fábrica de cerveza y un bar–. Sin embargo, el concepto se desvirtuó un poco, y la parte culinaria empezó a robarle el protagonismo a la cerveza, lo que llevó a Del Río a desvincularse de todos estos proyectos y liarse la manta a la cabeza con su propia fábrica.

Así nacía lo que hoy es Río Azul, y Flipa Distribución, la empresa que montó para trabajar con otras marcas y hosteleros y asegurarse una mayor penetrabilidad de Río Azul, cuando ésta viera la luz. Tres años más tarde, y después de testar sus productos en locales de referencia como la Cervecería Europa (donde venden más volumen) o Hops&Dreams, ahora Del Río, junto a sus socios José Giménez –con formación gastronómica con los maestros vascos y procedente de Los Palillos, por lo que se encargará de la cocina– y Antonio Ruiz, referente en el sector cervecero, abren las puertas de una cervecera que quiere abanderar el mercado artesanal en Andalucía.

Cuenta con una línea de cuatro cervezas, que asegura «son muy fáciles de beber», pues el rango de alcohol oscila entre los 4 y los 5 grados. En su carta hay una cerveza de corte belga, como Flora, o una de estilo alemán, como Fina, o una pale ale inglesa, bautizada como Favorita, entre otras. Además, de manera puntual tendrán otras de temporada o procedentes de algunas colaboraciones con otros productores artesanos, también andaluces, explica Del Río.

Además de poder consumirlas en el taproom, los clientes podrán comprar sus botellines para consumirlos en casa. Y Del Río trabaja en llegar a un acuerdo con empresas delivery para poder hacer pedidos y entregas de última milla.

El proyecto no sólo se completa con la parte gastronómica, sino también con una cultural, con exposiciones y conciertos. De hecho, en la inauguración actuará Chustinatra y maestre y se desvelará al público el mural realizado por el artista sevilla Sergio Gómez Srger.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016