miércoles, 23 enero 2019
13:29
, última actualización

La huelga de examinadores «asfixia» a las autoescuelas

La patronal estima que en Sevilla han dejado de ingresar desde que empezó el conflicto casi medio millón de euros. Cada día de paro afecta a 180 alumnos

05 sep 2017 / 21:03 h - Actualizado: 05 sep 2017 / 22:55 h.
  • La huelga de examinadores de Tráfico está afectando a los exámenes prácticos, pero no a los teóricos ni a los de motocicletas. / Jesús Barrera
    La huelga de examinadores de Tráfico está afectando a los exámenes prácticos, pero no a los teóricos ni a los de motocicletas. / Jesús Barrera

La huelga de los examinadores de tráfico, que comenzó el pasado junio, le está saliendo cara a las autoescuelas. «Nos están asfixiando». Aseguran que ya han registrado pérdidas de unos 42 millones de euros en todo el país, dinero que podría aumentar otros 30 o 40 millones si los paros continúan en septiembre, según el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez. En Sevilla, estiman que han dejado de ingresar por este conflicto laboral casi medio millón de euros.

Así lo explicó a este periódico Eva Martínez, presidenta de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Sevilla (Apaes), quien desglosa esta cifra a partir de la estatal: «En todo el país se han suspendido unas 80.000 pruebas prácticas, según la Dirección General de Tráfico (DGT), así que en Sevilla serán unos 1.600 alumnos afectados. Con un media de 15 clases por cada uno y a un precio estimado de 20 euros, lo que hemos dejado de ingresar ronda los 480.000 euros». Y esto provoca recortes.

Según Martínez, algunas autoescuelas han pedido asesoramiento a la asociación para presentar expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE), mientras que otras «estudian cierres también temporales».

Ante esta situación, la asociación estudia la posibilidad de pedir compensaciones «por los daños y perjuicios sufridos». «Presentaremos una reclamación contra la Jefatura Provincial de Tráfico o la DGT, porque la Administración no está dando un servicio y esto nos impide trabajar», sentencia.

Lo cierto es que los alumnos pagan sus tasas a Tráfico, lo que les da derecho a examinarse, pero las pruebas pendientes se acumulan, lo que causa un perjuicio tanto a los usuarios como a las empresas. Según Apaes, sólo en Sevilla hay entre 150 y 180 alumnos afectados por la falta de examinadores cada día de huelga. «Y este dato incrementará a partir del 15 de septiembre, que es cuando acaba el cupo reducido impuesto a las autoescuelas durante el verano para que no se presenten tantos alumnos al examen del carné de conducir B, el del coche, y así aliviar el colapso», explica Martínez, quien expresó el malestar de las autoescuelas con esta medida.

Según sus datos, el pasado lunes no se realizó ningún examen de conducir práctico en las calles de Sevilla –sí se realizan, pese a la huelga, los teóricos y los de moto en circuito–, lo que se tradujo en que 180 personas no se pudieran examinar. «Hoy –por ayer– han trabajado tres examinadores, por lo que los afectados por la huelga son 150 alumnos en Sevilla», detalla la presidenta de la asociación de autoescuelas sevillana.

En Sevilla trabajan 25 examinadores, de los que 18 no están de vacaciones en estos momentos. Cada uno de ellos se encarga de unos diez alumnos diarios durante esta etapa estival, según la patronal.

¿Y que piden los examinadores? El motivo de la huelga es un incremento salarial de más de 200 euros al mes que, según aseguran, la DGT les prometió para 2015. El organismo, en cambio, defiende que no es de su competencia este incremento económico y afirma que han trasladado la petición a Hacienda, órgano competente en dicha materia. Además, los examinadores también exigen con estos paros la mejora de las condiciones laborales de su puesto, al haber un déficit en el número de funcionarios. Algo que reconoce el Gobierno y para lo que ya anunció medidas.

Lo cierto es que los examinadores de tráfico retomaron la huelga el pasado lunes con un seguimiento en Andalucía superior al 80 por ciento, llegando al cien por cien en la mitad de las provincias, porcentaje superior a la media nacional, cifrada en un 80,59 por ciento, según datos de la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra). La DGT, en cambio, calculó el seguimiento de este primer día de huelga de septiembre en un 70 por ciento.

Además, sólo esta primera jornada de paros ha dejado sin realizar unos 3.000 exámenes prácticos en el país.

«Exigimos al Gobierno central que establezca unos servicios mínimos, porque no puede ser que haya días en los que no se realicen exámenes prácticos. En todas las huelgas, de ferrocarril, taxi o cualquier otro servicio se establecen servicios mínimos obligatorios», reivindica Eva Martínez. Además, recuerda que este conflicto laboral ha estallado justo en temporada alta para las autoescuelas. «Los estudiantes empiezan pronto los estudios universitarios y ese alumno –apostilla– ya no se recupera hasta, en el mejor de los casos, Navidad». «Las autoescuelas no tienen ingresos porque no hay exámenes», insiste la presidenta de Apaes tras recordar que en la provincia de Sevilla hay registradas alrededor de 600 autoescuelas.

Los examinadores, que decidieron el pasado 23 de agosto sustituir la huelga indefinida por paros en septiembre (los lunes, martes y miércoles), no descartan prolongar la huelga a los siguientes meses si el organismo dependiente de Interior no propone una solución al conflicto.

La patronal estatal propone el establecimiento de un 77 por ciento de servicios mínimos, así como otras «alternativas» como la transferencia de las competencias de Tráfico a las comunidades o la privatización del servicio de examinadores


Todos los vídeos de Semana Santa 2016