martes, 19 septiembre 2017
15:06
, última actualización

La Junta desoye al Puerto

Su presidente, Manuel Gracia, pidió un órgano de coordinación para que los siete puertos de interés general del Estado en Andalucía no se hagan daño mutuamente y, seis meses después, no hay nada

16 sep 2017 / 22:25 h - Actualizado: 17 sep 2017 / 08:53 h.
  • Un barco en uno de los muelles del Puerto de Sevilla, junto al antiguo astillero y la nueva Zona Franca. / Jesús Barrera
    Un barco en uno de los muelles del Puerto de Sevilla, junto al antiguo astillero y la nueva Zona Franca. / Jesús Barrera
  • La presidenta de la Junta, en su última visita al Puerto de Sevilla. / Jesús Barrera
    La presidenta de la Junta, en su última visita al Puerto de Sevilla. / Jesús Barrera

El Puerto de Sevilla lanzó su propuesta para evitar que se repita el conflicto de Majarabique, pero no ha tenido respuesta por parte del Gobierno andaluz. A finales de pasado enero, el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, propuso a la Junta la creación de un órgano de «coordinación y consulta» para que los siete puertos de interés general del Estado en la comunidad no se hagan daño mutuamente. Esto es, para que no haya competencia desleal y «pongan en común sus planes de empresas». Fue su respuesta ante lo que se consideró un golpe bajo al Puerto de Sevilla: la adjudicación al de Huelva de la terminal ferroviaria logística de Majarabique (en construcción en suelos de La Rinconada).

El hispalense no pujó por este enclave y el onubense ganó el concurso con la idea de ceder luego la gestión a la iniciativa privada. El resultado: el temido desvío de tráfico de contenedores hacia el puerto onubense que antes llegaban o salían por Sevilla.

Ante este perjuicio, Manuel Gracia planteó al equipo de gobierno de Susana Díaz la creación de ese órgano para que los puertos andaluces no compitan entre ellos. El socialista Gracia pidió más implicación de la Junta para velar por los intereses comunes, para que haya un política logística común, para que Huelva no le quite tráfico de mercancías a Sevilla, y sí para que la operación de Majarabique «sume nuevos tráficos». «Que no quite tráficos de uno para dárselos a otro», «no vale vestir un santo para desvestir otro, en este caso la Autoridad Portuaria de Sevilla», insistió. El objetivo debe ser, defendió, «conquistar» rutas como la de las mercancías de Extremadura que salen por el Puerto de Sines (Portugal) o las del sector agroalimentario andaluz que «salen por Valencia».

Sin embargo, fuentes de la Autoridad Portuaria confirmaron a esta redacción que el ejecutivo autonómico no atendió aún su petición y que, seis meses después de lanzar la propuesta, «no hay noticias por parte de la Junta». «No nos han comunicado nada y no hay ningún movimiento al respecto», aseguraron.

Sin embargo, el pasado 7 de septiembre Gobierno central, Ayuntamiento y también la Junta anunciaron su respaldo al Puerto de Sevilla como principal nodo logístico y base industrial del sur peninsular en una visita a las instalaciones portuarias de la presidenta de la Junta, Susana Díaz; el delegado del Gobierno español en Andalucía, Antonio Sanz, y el alcalde, Juan Espadas.

Díaz se comprometió –eso sí, sin dar plazos ni presupuesto– a colaborar en la creación de un centro de formación e innovación que se ubicaría en las naves de los antiguos astilleros y Sanz anunció el reconocimiento de la singularidad del Puerto hispalense por ser el único marítimo interior, lo que supone un ahorro anual de 600.000 euros.

El presidente de Puertos del Estado, José Llorca, por su parte, aseguró el pasado viernes que el descenso del tráfico de contenedores en el Puerto de Sevilla ha sido del 23 por ciento en toneladas y del 26 por ciento en número de contenedores». Sevilla ya está perdiendo tráfico de contenedores que se va a Cádiz y Huelva.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016