martes, 25 junio 2019
10:46
, última actualización

La lluvia aplaza la siembra del algodón pero augura una buena campaña

Los algodoneros de Lebrija y Los Palacios son los primeros productores andaluces en sembrar. Los temporales de marzo provocan un retraso de entre 10 y 15 días en la siembra, según COAG

02 abr 2018 / 07:26 h - Actualizado: 02 abr 2018 / 07:26 h.
  • Los productores del Bajo Guadalquivir son los primeros en iniciar la siembra. / El Correo
    Los productores del Bajo Guadalquivir son los primeros en iniciar la siembra. / El Correo

El despertar de la primavera marca la hora de la siembra de uno de los cultivos más emblemáticos de la provincia, el algodón. Con el solisticio primaveral los campos del Bajo Guadalquivir suelen estrenar una nueva campaña. Sin embargo, las lluvias que han marcado el mes de marzo retrasarán la siembra. Lo harán entre diez y 15 días más tarde de lo normal, según el responsable del sector del algodón de COAG Andalucía, José Luis Ibáñez.

Los productores de Lebrija y Los Palacios y Villafranca serán los primeros de Andalucía. Años atrás sembraban a lo largo de la primera quincena de abril, pero los últimos temporales han provocado que la tierra esté muy mojada, una condición que no es óptima para la siembra. Para iniciarla, el terreno debería estar a una temperatura de unos 16 grados, según COAG.

En Lebrija calculan que será para finales de abril cuando puedan arrancar el nuevo ciclo. «Entre que se orea la tierra y los tractores puedan acceder al terreno, la siembra puede acercarse más a mayo», asegura Charo Guerrero, algodonera de Lebrija y miembro de COAG.

Este retraso obligará al productor a utilizar ciclos más cortos de semilla. «Cuanto más se tarde en sembrar, más tarde se recolectará y se acerca el agua del otoño», explica Guerrero. La recolección arranca en septiembre y se alarga hasta octubre, por lo que las lluvias de la época podrían aportar más humedad a la fibra, «y una vez se moja ya no se coge igual».

A pesar de que los temporales han desajustado el calendario del algodón, el agua caída trae un beneficio para el cultivo. Habrá una buena cosecha. La sequía que hasta hace poco asolaba la provincia hizo que el sector se planteara la posibilidad de reducir la superficie, «además de suponer una bajada del rendimiento de entorno a los mil kilos», señala Ibáñez. Pero la lluvia caída en las últimas semanas «garantiza una cosecha que no iba a haber» y «va a mejorar la producción». Además, la amenaza de restricción de agua «va a desaparecer», señala el responsable del sector algodonero de COAG. Dicha limitación suponía que no iban a producirse los dos últimos riegos, que se hacen en agosto.

Guerrero reconoce que otros años, por estas fechas, han esperado a que lloviera para sembrar con tal de aprovechar la humedad «y que ayuda a germinar el algodón».

El 68% de la producción andaluza

La producción de algodón en Sevilla, principal productora de fibra, alcanzó las 132.055 toneladas durante la última campaña, lo que supone un 30 por ciento más. El algodón sevillano repuntó por encima del andaluz, que creció 28,3 por ciento hasta alcanzar las 195.293 toneladas. La fibra sevillana representa el 68 por ciento del sector andaluz, según los últimos datos aportados por la Consejería de Agricultura.

32,3 millones de ayudas de la PAC

Los productores sevillanos de algodón recibirán 32,3 millones euros de la ayuda específica de la PAC al cultivo del algodón, correspondiente a la campaña 2017. De este montante se beneficiarán 3.197 algodoneros. La Junta otorga esta ayuda a los algodoneros que hayan sembrado variedades permitidas con una densidad mínima en tierras agrícolas autorizadas para la producción de este cultivo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016