miércoles, 22 mayo 2019
08:46
, última actualización

«La tecnología ‘blockchain’ es transparente y segura»

El CEO de la sevillana Kolokium, Joaquín López, explica cómo la tecnología blockchain, la del Bitcoin, es la única capaz de transmitir valor en el mundo digital. Una tecnología disruptiva que revolucionará desde la banca hasta la sanidad

06 feb 2018 / 16:23 h - Actualizado: 07 feb 2018 / 08:13 h.
  • «La tecnología ‘blockchain’ es transparente y segura»

Kolokium es la única empresa sevillana que se dedica exclusivamente al blockchain o cadena de bloques, la tecnología de las monedas virtuales como el Bitcoin. Ya tienen sede en Madrid y en el Reino Unido y, según su CEO, Joaquín López, esta tecnología viene a solventar un problema en origen de internet como es la confianza en las transacciones y la posibilidad de poner en marcha sistemas de intercambio de activos que no precisen de los procedimientos del mundo real para poder funcionar. A partir de ahí, los modelos de negocio y sus posibilidades se multiplican y lo que tenemos en la actualidad apenas representa vagamente lo que el futuro puede deparar en torno a esta tecnología, según López. Kolokium asesora y también aplica ya esta tecnología en diferentes sectores industriales.

¿En cuáles?

—En el sector financiero, de seguros, de trazabilidad, en el propio sector tecnológico, etcétera. Prácticamente esta tecnología está muy extendida en todos los sectores industriales.

¿Qué surgió antes, el Bitcoin o el blockchain?

—Es una buena pregunta. Lo primero en surgir fue la blockchain en el año 2009, pero prácticamente a la vez la primera aplicación que se desarrolló fue el Bitcoin. Esta moneda no es más que una aplicación muy sencilla de esta tecnología.

¿En qué se basa?

—La base de la blockchain es que una vez que se escribe nadie lo puede cambiar, borrar ni destruir. Es una red descentralizada, basada en BigTorrent, los ficheros no están escritos en un servidor sino en cientos y cientos de servidores a la vez. Puedes atacar uno, pero da igual porque la información está en los demás. Se dice que está escrito en piedra. Ningún sistema anteriormente lo había conseguido. En sistemas de contabilidad, por ejemplo, es importantísimo porque una vez que se escribe un dato no se puede ni cambiar ni borrar. Además, es transparente, porque cualquiera lo puede leer, es seguro y es inmodificable, aunque sí actualizable.

¿Por qué un banco usa esta tecnología, qué le aporta?

—Está pensada e ideada para transmitir valor a través de internet. Hasta entonces no se podía transmitir valor, sólo información. No se podría transmitir dinero, ni una entrada de un concierto ni un título en propiedad porque se podía duplicar. A los bancos les parece muy atractiva esta tecnología blockchain por eso. No hay nada en el mundo digital capaz de transmitir valor, ninguna otra tecnología lo hace. Y elimina el problema del llamado doble gasto digital. Antes te enviaba un archivo y yo me lo podía quedar. Con blockchain si te envío una cosa ya es tuya, no mía digitalmente hablando. Si te doy un billete de 20 euros ya no es mío. Y si te doy un Bitcoin, igual. Pero con el sistema de servidores tradicionales, te puedo pasar un archivo y, al mismo tiempo, quedármelo. Blockchain evita la duplicidad de la información.

¿Qué aplicaciones futuras puede tener?

—Son inmensamente grandes. La más básica es el dinero digital, pero por ejemplo cada vez están más en boga los contratos inteligentes, capaces de ejecutar automáticamente contratos de la vida real como hipotecas, inscripción de tierras, compraventa de entradas, gestión de acciones... Y podría preguntarme ¿pero ya se paga por internet? No. Al pagar con tarjeta de crédito se paga con un sistema del mundo real, no es de internet.

¿Será la nueva revolución o ya lo está siendo?

—Todo el mundo está de acuerdo en que es una tecnología que ha llegado para quedarse. Cada vez se usará más. Los estudios de mercado dicen que entre 2018 y 2020 se empezará a utilizar por las empresas más innovadoras y disruptivas y que a partir de 2020 o 2024 se extenderá por todo el mercado. Nosotros ya estamos haciendo las primeras implantaciones en empresas. Es una de las tecnologías que están dentro de la llamada industria 4.0 y que acompaña a otras tecnologías disruptivas como el Big Data o el Internet de las Cosas.

¿Es la solución perfecta para la gestión, por ejemplo, de los historiales médicos?

—Sí, es otra de las aplicaciones que tiene. Se pueden insertar todos los datos médicos en una blockchain y el usuario podría, con su autorización, que quien él quisiera accediera a ellos, a todos o a una parte. Podría hacer un pago a una entidad y que ésta no conozca ni quien soy. ¿Por qué tengo yo que dar mi identidad cuando pago? La entidad sólo tiene que recibir el dinero. Otra aplicación es la identidad digital para que todos los datos de una persona estén en un sólo sitio y, además, estén verificados.

¿Cuántos tipos de blockchain existen?

—Según el tipo de blockchain se pueden hacer unas cosas u otras. Por ejemplo, la más famosa es la Bitcoin, pero las más utilizadas en el sector empresarial son la Ethereum y la Hyperledger. Y son sólo dos, puede haber más de mil blockchain diferentes en el mundo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016