miércoles, 24 abril 2019
15:04
, última actualización

Los sevillanos vuelven a comprar pisos entre Mazagón e Islantilla

El informe de la costa de Tinsa resalta la recuperación de Málaga y Cádiz. Huelva «toca suelo»

16 jun 2016 / 20:30 h - Actualizado: 16 jun 2016 / 21:06 h.
  • Imagen aérea de la playa de Matalascañas, en el municipio onubense de Almonte. / El Correo
    Imagen aérea de la playa de Matalascañas, en el municipio onubense de Almonte. / El Correo

El sector inmobiliario se recupera en la costa andaluza. Más rápidamente en la malagueña y gaditana, pero por primera vez Huelva parece estar cerca del punto de inflexión. De hecho, se ha notado el regreso del comprador nacional de vivienda vacacional, sobre todo de Sevilla y Córdoba, que representa dos tercios del total, aproximadamente, en municipios como Punta Umbría, Almonte (Matalascañas), Cartaya, Lepe e Isla Cristina. Así se recoge en el informe Vivienda en costa 2016 (Andalucía), elaborado por la tasadora Tinsa.

El pasado año este mismo estudio señalaba que la costa onubense no llegaba al punto de inflexión, tenía malos datos en precios, compraventas y actividad en suelo. En el nuevo, se constata que la Costa del Sol y Cádiz avanzaron en 2015 en la recuperación, mientras que Almería, Granada y Huelva están «próximos a tocar suelo».

En concreto, los precios medios en el primer trimestre de 2016, en comparación con el mismo periodo del año pasado, subieron un 0,5 por ciento en Punta Umbría, mientras que disminuyeron en Almonte (-0,9 por ciento), Cartaya (-3,5) y Lepe (-5,9 por ciento), porcentajes más moderados que en años anteriores. De hecho, entre Isla Cristina y Ayamonte, la variación trimestral fue del -1,2 por ciento (un -48,5 por ciento desde los máximos registrados antes de la crisis).

El nuevo informe, de manera general, explica que en todos los municipios costeros onubenses siguen ajustándose los precios finales de las viviendas a la baja, debido a la gran oferta existente respecto a la demanda. Un ajuste que está ya, en algunos casos, «próximo al precio mínimo». Las localidades más baratas están entre Costa Suri-Ayamonte e Islantilla Golf-Isla Cristina, mientras que las más caras son Isla Canela-Ayamonte e Islantilla-Isla Cristina.

Precisamente Punta Umbría es uno de los municipios donde más se nota la reactivación. La compraventa de viviendas subió el 29,6 por ciento en 2015 respecto al año anterior, siendo el crecimiento del 313 por ciento en inmuebles nuevos y del 11,8 por ciento en pisos usados. En Cartaya las compraventas subieron un 15,3 por ciento, únicamente por el tirón de la vivienda de segunda mano. En Ayamonte la actividad se incrementó un siete por ciento, mientras que este mismo porcentaje descendió en Almonte.

La mitad de los 40 municipios costeros andaluces analizados en el informe de Tinsa registró crecimientos interanuales de precios en el primer trimestre de 2016, frente a sólo nueve en el informe de 2015.

En cuanto a otro destino habitual de los sevillanos, Cádiz, la compra de vivienda vacacional (nueva y usada) se intensifica. El informe, que señala que «predomina el comprador nacional en Sanlúcar de Barrameda y Chipiona, procedente de Sevilla en su mayoría», indica que el tramo entre Tarifa y Zahara de los Atunes está en «clara recuperación»: se empiezan a promover e iniciar obras, con algunas promociones vendidas sobre plano y, en cuanto a precios, hay indicios de mejora, más evidentes en Tarifa que en Conil.

En Rota, Chipiona y Sanlúcar de Barrameda se registra una mejora de la evolución de precios (sobre todo en Chipiona) respecto al año anterior. Rota es la más cara y Sanlúcar, la más barata.

En Chipiona sube el precio de venta de los pisos un 3,4 por ciento; en El Puerto de Santa María lo hace un 2,7 por ciento; en Tarifa se encarecen un 4,1 por ciento y en Vejer, el 5,1 por ciento.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016