miércoles, 28 junio 2017
22:23
, última actualización

«Cuando llegó la crisis ya exportábamos, así que amortiguó la caída»

Esta empresa pileña se ha especializado en mobiliario de diseño de alta calidad. Un 60% de su facturación ya viene de fuera de España. Entre sus clientes, por ejemplo, el jeque dueño del Manchester City, al que le han amueblado su nueva finca en Badajoz

25 mar 2017 / 01:08 h - Actualizado: 26 mar 2017 / 11:45 h.
  • «Cuando llegó la crisis ya exportábamos, así que amortiguó la caída»
    Esteban Rodríguez Hernández y Juan Pedro Pelayo, en las instalaciones de Tapizados Doñana, en Pilas. / E. C.

¿Cuándo nació Tapizados Doñana?

—Llevamos toda la vida dedicándonos a esto, desde que éramos unos chavales y salimos de la escuela. Pero Tapizados Doñana nació en 1996. En Pilas muchos aprendimos de Tapizados Alonso. Toda la industria viene, directa o indirectamente, de ahí y hoy en día puede haber en el municipio entre diez y doce empresas del sector. Nosotros hacemos muebles de decoración de media o, más bien, de alta calidad. Nuestros muebles son totalmente artesanales y de madera cien por cien. Y nuestro mercado es el de la alta decoración.

—¿Cuántos trabajadores tienen?

—Entre 40 y 50 empleados directos, según la demanda.

—¿Cuánto fabrican?

—Al día, de media, pueden salir de esta fábrica unas 20 piezas. Tenemos de todo, desde sofás hasta banquetas o sillas, cabeceros y mesas.

—¿Cuánto exportan?

—Un 60 por ciento y el resto se vende en España.

—¿En qué zona de España?

—En Marbella, Madrid, las Islas Baleares, Sevilla y País Vasco. Donde hay más poder adquisitivo.

—¿Cuáles son sus principales clientes?

—Hoteles, decoradores o empresas de decoración y estudios de proyectos. La lista de hoteles con los que hemos trabajado es muy larga.

—¿A qué países venden?

—Principalmente a Noruega, si bien tenemos un buen mercado, sobre todo de hoteles, en Dinamarca y Suecia, así como en Francia, Suiza, Holanda y, de vez en cuando, en Dubai. El primer país extranjero en el que vendimos fue Francia.

—¿Desde cuándo exportan a Dubai?

—Desde hace unos cuatro o cinco años. Trabajamos mucho a la carta. Nos dan el diseño, las telas y las medidas especiales y nosotros fabricamos el mueble, aunque también tenemos un amplio catálogo y nuestras propias telas. El jeque Mansour Al Nahyan, el dueño del Manchester City, por medio de un decorador de Marbella, nos ha comprado el mobiliario para una finca que ha adquirido en Valencia de las Torres, un pueblo de Badajoz. Esa es nuestra clientela en Marbella. En 2015 hicimos el mobiliario para un hotel en Gotemborg que ganó el premio a la mejor suite de Europa.

—¿Tienen plan de expansión en marcha?

—Sí. Estamos trabajando, preparando la fábrica para entrar en nuevos mercados. Ya nos lo están demandando. Hemos comprado una nave y estamos preparando nuestras instalaciones para adaptar la producción y poder vender en Alemania y Austria. Pero primero vamos a reforzar bien lo que ya tenemos.

—¿Qué inversión tiene prevista?

—Bastante, entre 500.000 y 600.000 euros. Ahora la fábrica está dividida en dos y la vamos a adecuar mejor.

—¿Cuánto aumentará la facturación de Tapizados Doñana cuando llegue al mercado alemán y austríaco?

—Es difícil de saber, pero a largo plazo podríamos obtener un millón de euros más de facturación. En 2016 facturamos unos dos millones de euros.

—Es complicado llegar a exportar tanto.

—Falta información para saber cómo operar en otros países y también faltan ayudas financieras. Llegar a un país y empezar a vender es muy difícil y requiere un proceso muy largo. Por ejemplo, se requiere ayudas para estar presente en las principales ferias del sector.

—¿Han trabajado con Extenda?

—Sí, nos ha ayudado muchas veces. Por ejemplo, a través de Extenda conocimos a nuestro principal cliente de Dubai y también otro en Marruecos, pero yo creo que antes se hacían más operaciones. Seguramente ahora los organismos públicos tengan menos recursos que hace unos años.

—¿Qué hoteles tienen muebles de Tapizados Doñana?

—Entre otros, el Thon Hotel Bristol Stephanie de Bruselas, el Parkhotel Stuttgart Airport, el Stora sueco, el hotel Stanhope de Bruselas, el Stadsvakten y el Elite Plaza también suecos, los alemanes Hotel Mondial y Grande Hotel Seeschlösschen; los franceses Lenox y Hotel Chez Jean; los holandeses Hotel Kasteel Terworm, Harderwijk, el Harderwijk, el Duiven y el Hilton Apollolaan. En España, el Petit Palace Marqués Santa Ana, el Hotel Murillo, el Inglaterra, el Corral del Rey y la Hacienda San Rafael, todos en Sevilla, más el Hotel Palacio las Luces (Asturias), el Hotel Palace (Barcelona), el Marbella Club (Málaga), el Hotel de las Letras (Madrid) y la Casa 1800 (Granada).

—¿Cómo les afectó la crisis?

—Hemos dependido del mercado de fuera, porque aquí estaba todo muy mal. Ahora está tomando aire el negocio en España, así que nos estamos preparando para ir a ferias y abordar la nueva situación, que en el país se ve mejor. Cuando llegó la crisis ya estábamos iniciándonos en la exportación, así que amortiguó la caída de las ventas en el territorio nacional.

—¿En qué se diferencia Tapicerías Doñana de la competencia?

—Ofrecemos un trabajo artesanal y altas calidades. Utilizamos las mejores maderas, las mejores gomas y fibras. Incluso cosemos a mano y trabajamos con muelles de última tecnología.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016