martes, 21 noviembre 2017
05:03
, última actualización

«Las grandes ciudades tendrán videovigilancia en unos años»

Esta empresa alcalareña basa su negocio en tres pilares: diversificación, formación continua y especialización. Tras 25 años, apuesta por el sector primario, si bien su campo de actuación es tan amplio que hasta trabaja para la Liga de Fútbol Profesional

29 sep 2017 / 15:12 h - Actualizado: 29 sep 2017 / 15:12 h.
  • Juan Pablo Trigo, gerente de Protelsur, empresa de seguridad con su sede central en Alcalá de Guadaíra. / Jesús Barrera
    Juan Pablo Trigo, gerente de Protelsur, empresa de seguridad con su sede central en Alcalá de Guadaíra. / Jesús Barrera

sevilla

{El Rey Melchor de Alcalá de Guadaíra y secretario de la patronal alcalareña lleva ya 25 años al frente de Protelsur. Mucho.

—Sí, Protelsur nació en la crisis de 1992. En 1988 trabajaba en una empresa de seguridad y con 24 años y tras varios meses sin cobrar, decidí montar la empresa con mi amigo de la infancia. Siempre tuve muchas inquietudes. Desde los 15 años me busqué la independencia económica. Tres años después, en 1995, se incorporó Maribel en el accionariado. Hoy es mi mujer y madre de nuestros tres hijos.

—Esa «inquietud» le llevó a abrir más negocios.

—Empezamos en Alcalá de Guadaíra en el Campo de la Beatas y en 2005 nos trasladamos al polígono industrial Cerro Cabeza Hermosa, así que decidimos aprovechar activos que estaban ociosos y montar otros negocios en esas instalaciones: una franquicia de Simon’s Food y un centro de formación y apoyo escolar, Aul@lcalá. Y también tenemos Mitral, de mantenimiento integral de edificios.

—¿Diversificar es clave?

—Protelsur se dedica a la instalación y el mantenimiento de sistemas de seguridad y protección contra incendios, pero tenemos varias líneas de negocio. Tres puntos claves de nuestro negocio son la diversificación, la especialización y la formación continua. Por ejemplo, hemos adquirido todas las homologaciones de nuestro sector, desde la de proveedores del Estado hasta la máxima clasificación. Gracias a estas homologaciones empresas como Ayesa o Securitas nos llamaron para ir en UTE porque a ellos les falta algo que sí teníamos nosotros. Tenemos muchos huevos y en muchos canastos.

—¿Por dónde encamina el futuro del sector?

—Lamentablemente la amenaza yihadista no va a desaparecer. En China hay 180 millones de cámaras vigilando ciudades. Creo que en unos años todas las grandes ciudades van a estar controladas por cámaras. Crecerá la videovigilancia y también la protección contra incendios, que es una asignatura pendiente, sobre todo en el sector primario.

—¿Cómo superaron la crisis?

—Le dimos un nuevo enfoque a la empresa. Entre 2008 y 2009 sufrimos devoluciones de cerca de un millón de euros por trabajos ya realizados. Analizamos los sectores en los que nos queríamos mover y mimamos al cliente. Además, apostamos por las renovables, las energéticas, las de reciclado y el sector primario, que hoy es un nicho importante de mercado porque ha crecido y gran parte de las instalaciones no están adecuadas a la normativa anti incendio. Entre 1999 y 2003 tuvimos más de cien fontaneros trabajando en verano en la adecuación del sistemas anti incendio de las algodoneras de entre Sevilla, Córdoba y Cádiz. En la actualidad hay una gran campaña, por la que peleamos, para la adecuación de las fábricas de aceite. Tras el incendio en Ybarra la compañía de seguros tuvo que pagar 48 millones de euros.

¿Cómo evolucionó Protelsur durante estos años?

—Desde 1992 hasta 2008 no paramos de crecer. Los tres socios de Protelsur somos hijos de obreros de barrio y lo logramos invirtiéndolo todo.

En 2008 teníamos 35 empleados directos, cuatro sociedades y 3,5 millones de facturación. En 2013, 18 trabajadores, una sociedad y 1,5 millones de facturación. Ahora, crecemos. En 2017 llegaremos a una facturación del grupo de tres millones de euros y tenemos 38 empleados.

—¿Prevén salir al exterior?

—Tenemos un proyecto de protección contra incendios en las subestaciones eléctricas de la compañía de Tánger. Nuestra implantación es nacional, si bien donde más peso tenemos es en Andalucía, Extremadura y Madrid.

—¿Principales clientes?

—Eléctrica de Cádiz, Endesa, Medina Garvey, subestaciones y centros de transformación. Hicimos muchas instalaciones de seguridad en huertos solares, la mayor para BP solar en Montilla. En reciclables, nuestro principal cliente es el Grupo La Red, le llevamos las instalaciones en Sevilla y Madrid. De hecho, hemos abierto una delegación en San Fernando de Henares para atenderlos a ellos fundamentalmente. Y También Aborgase, Render Grasas, etcétera. En el sector industrial trabajamos desde la Vidriera, la Cementera y Siderúrgica Sevillana hasta Ángel Camacho, Merkamueble... Y también mimamos los clientes obligados a tener y mantener sistemas de seguridad, como el Grupo CIRSA, al que le llevamos todos los bingos y el Casino de Marbella, joyerías, armerías, etcétera.

—¿Y las administraciones?

—Trabajamos para muchos ayuntamientos, Correos, Adif, la Junta, las bases de Rota y Morón, diputaciones, Guardia Civil y la Universidad de Sevilla. Y las alianzas estratégicas han sido vitales para nosotros. De hecho, somos servicio técnico aquí de empresas nacionales. Y desde hace cuatro años llevamos los sistemas de seguridad electrónica para la Liga de Fútbol en los campos del Betis y del Sevilla. ~


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016