sábado, 22 septiembre 2018
22:02
, última actualización
Marcaje al empresario

«Queremos que nuestros muebles tengan historia»

Juan Manuel Calvente es el fundador de la sevillana Calvente, que nace para mantener vivo el oficio de la ebanistería. Contra lo efímero y el producto en serie, ofrece muebles en edición limitada hechos «para durar en el tiempo»

16 sep 2018 / 07:00 h - Actualizado: 15 sep 2018 / 22:09 h.
  • Juan Manuel Calvente, en su taller en Nuevo Torneo, en Sevilla. / El Correo
    Juan Manuel Calvente, en su taller en Nuevo Torneo, en Sevilla. / El Correo

—¿Cómo y cuándo nació Calvente?

—Desde mi infancia me han atraído las manualidades, y llegado el momento decidí formarme como ebanista y carpintero. Tras trece años colaborando desde mi taller propio con interioristas, arquitectos y clientes finales decidí crear la marca de muebles Calvente.

—¿Cuándo decidió dar el salto y por qué?

—Presenté mi primera colección Ensambles hace año y medio. Lo que persigo es poner en valor mi oficio fabricando mis propios diseños.

—¿Hay muchas empresas como la suya en Sevilla?

—Desafortunadamente escasean. Pero las pocas que perduran están consiguiendo mantener vivo el oficio y, lo que es importante, abrirse a nuevos horizontes. Precisamente esta semana he participado en una misión comercial en París con una representación aceptable de firmas andaluzas.

—¿Ofrece un producto muy exclusivo?

—El concepto de exclusividad es muy relativo. En términos de uso de materiales, técnicas de elaboración y diseño entiendo que es difícil encontrar creaciones como las de Calvente. La venta de una cantidad limitada de piezas por modelo refuerza este carácter único, y esto lo trasladamos al cliente numerando cada uno de los muebles.

—¿Qué caracteriza a su colección Ensambles? ¿Es una línea clásica o moderna?

—Es una colección en el que se resalta la unión, dando protagonismo al ensamblaje, en el que confluyen fresno e iroko, dos maderas de características similares. Siempre me ha atraído el contraste de tonalidades entre ambas. Se trataría de una línea moderna por la sencillez de las líneas y ligereza visual pero basada en el mueble clásico, que es reinterpretado.

—¿Con qué arquitectos ha colaborado últimamente?

—Con Ramón Pico hemos hecho mobiliario para Motoreta y con Bahum Arquitectura también hemos hecho colaboraciones.

—¿Qué objetivo se marca?

—Serían tres principalmente: mantener vivo este oficio, ponerlo en valor y confeccionar muebles atemporales basados en mis ideas de diseño. Queremos que nuestros muebles pasen de generación a generación y tengan una historia que contar.

—¿Inmortales?

—Más bien eternos. Es una idea romántica. Queremos que un Calvente pueda sobrellevar el paso del tiempo y no quede obsoleto. Que sean piezas de mobiliario que mezclen las líneas simples, la austeridad clásica y una sofisticada contemporaneidad.

—¿Cómo valora el trabajo y la ayuda de Extenda?

—Ayuda bastante. Estamos dando nuestros primeros pasos en la venta exterior y todo apoyo es bienvenido. Esta semana visité la feria Maison & Object de París, en la que presentaremos Ensambles en enero.

—¿Cree que su producto tendrá más salida fuera del país?

—Estamos seguros de que existe un mercado enorme fuera de nuestras fronteras de personas con una cultura muy desarrollada del confort en la casa, que apuesta fuerte por la calidad y el diseño.

—Pero España es maderera.

—España tiene una mayor cultura maderera que muchos otros países europeos, pero nos hemos limitado a importar otras maderas y trabajarlas. En el resto de Europa se trabaja con madera autóctona. En nuestro país hay mucho roble, nogal y castaño, sobre todo en el Norte, pero ya no se explota óptimamente.

—¿Y en Andalucía y Sevilla?

—Lo cierto es que nuestra tierra adolece de tradición maderera en relación a otras regiones. El consumo de madera es muy bajo comparado al resto de España. Pero sí he detectado que esto está cambiando, impulsado por ciertos sectores.

—¿Sacará nueva colección este año?

—Este año no. Seguiremos con la misma filosofía, pero no habrá nueva colección. Ampliaremos y renovaremos productos a lo largo del tiempo, conservando el sello de muebles de línea fina y elegante que a pesar de ser de madera maciza son visualmente ligeros. He de decir sin embargo que ya me rondan en la cabeza las primeras ideas de una colección con un nuevo enfoque.

—¿Cuánto puede valer una pieza de Calvente?

—Hay grandes oscilaciones de precios, ya que Ensambles incluye desde lámparas hasta mobiliario de grandes dimensiones. El flexo sería el artículo de precio menor y el Calvente más valioso sería la mesa compuesta de un enorme tablón de madera de 4,30 metros por 1,20 metros sobre un soporte de hormigón de 75 centímetros. De este último mueble sólo existe una unidad, es irrepetible.

—¿Cuáles son las maderas que más utiliza?

—En mi trayectoria profesional he trabajado con todo tipo de maderas, siendo evidentemente mi debilidad los materiales más nobles. Mis manos siempre han entendido bien al iroko y al fresno, cuyas vetas de colores combinadas en las uniones de las piezas fueron el germen de Ensambles.

—¿Cómo está el sector?

—Como le decía hay ciertas actividades que están impulsando fuertemente el sector.

—¿Por qué?

—El uso de la madera está de moda por la influencia nórdica y la inclusión de elementos naturales. La apertura y remodelación de restaurantes y hoteles que apuestan por esto han reactivado el uso de la madera.

—¿Qué falta para que otros emprendedores se lancen?

—Lo primero es aprender bien el oficio. Luego hace falta mucho tiempo, trabajo y amor por lo que se hace.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016