miércoles, 24 mayo 2017
10:59
, última actualización
Marcaje al empresario

«Nuestra competencia es el gazpacho que se hace en casa»

Salsas de Salteras ha logrado llegar al lineal de 1.200 establecimientos de todo el país en tan solo siete años gracias a productos «de muy buena calidad y a un precio muy razonable». Tanto este año como el próximo prevé seguir creciendo un 20%

14 may 2017 / 08:03 h - Actualizado: 13 may 2017 / 20:52 h.
  • «Nuestra competencia es el gazpacho que se hace en casa»
    Luis García, gerente de Salsas de Salteras, en las instalaciones nuevas en Dos Hermanas. / Jesús Barrera

sevilla

{¿Cuándo nació Salsas de Salteras?

—Empezó a funcionar en 2010. Se reactivó una empresa en vía muerta, una sociedad civil de otra persona, entró un inversor y se convirtió en sociedad limitada a partir de ese momento.

—¿Cómo evolucionó la empresa desde entonces?

—Ahora es 20 veces mayor en facturación y empleo. Y se aumentó significativamente el número de referencias vendidas, el surtido o porfolio de la empresa.

—¿Cuántos productos elaboran en Salsas de Salteras?

—24 productos distintos de salsas y sopas frías.

—¿Cuál es el que tiene más éxito?

—Las dos referencias con más éxito son el gazpacho y el mojo picón.

—¿En cuántos establecimientos se pueden encontrar las salsas y sopas frías de Salteras?

—Es difícil de saber porque se pierde ya el control, pero en España estamos en alrededor de 1.200 puntos de venta.

—¿Cuántos en Andalucía?

En Andalucía podemos hablar de un 15 por ciento del total.

—¿Tienen previsto salir fuera de España?

—De momento no porque tenemos campo para correr en España. Hay una verdadera obsesión por exportar fuera del país, pero no podemos dejar de lado el mercado nacional que es muy importante. Exportar ahora mismo es una obsesión nacional. Para empresas más maduras debe serlo, pero nosotros tenemos aún recorrido en el mercado nacional.

—¿Cuánto más pueden crecer en el mercado español?

—Estamos en alrededor de 1.200 puntos de venta en el país y puede haber 30.000 establecimientos susceptibles de vender nuestros productos, así que fíjese. Estamos en todas las regiones porque atendemos a clientes nacionales.

—¿Cuáles son sus principales clientes?

—El Corte Inglés, Grupo Hermanos Martín (Mas), Ahorramás, Grupo Eroski y Aldi.

—¿Y Mercadona?

—Mercadona vende nuestros productos sólo en algunos establecimientos de Andalucía, no en todos aún. Paso a paso.

—¿Cuántos trabajadores tiene Salsas de Salteras?

—Ahora mismo, 24.

—Inauguran nuevas instalaciones en breve.

—Sí, tenemos una importante demanda de los clientes y las instalaciones que tenemos en Salteras se nos han quedado pequeñas. Además, necesitábamos disponer de unas instalaciones más fiables para garantizar el suministro a todos nuestros clientes. Mantendremos abierta la fábrica de Salteras e inauguramos en unos días en el polígono industrial Carretera de la Isla, en Dos Hermanas.

—¿Qué superficie tiene la nueva planta? ¿Duplicarán los metros cuadrados?

—Las instalaciones de Dos Hermanas cuentan con 3.200 metros cuadrados, mientras que en Salteras tenemos 1.100.

—¿Cuál es su capacidad de producción?

—La capacidad instalada es de 80.000 litros al día de salsas y sopas frías. Eso es lo que fabricamos de media.

—¿Cómo se logra llegar en tan poco tiempo a tantos establecimientos?

—En primer lugar hay que tener un producto de muy buena calidad y a un precio razonable. Muchas veces se confunde el producto de calidad con el gourmet, que es para una minoría por el precio y por los canales de distribución. Como decía Jesulín de Ubrique, los puristas caben en un autobús (entre risas).

—¿De dónde proceden sus materias primas?

—Prácticamente el cien por cien de nuestras materias primas es andaluza. Utilizamos tomates de Cádiz y de Almería, aceite de Jaén, vinagre de Sevilla, sal de Cádiz, ajo de Córdoba, los envases se fabrican en Jaén y el embalaje se hace en Córdoba.

—¿Qué objetivo de ventas se marca para este ejercicio y el próximo?

—Queremos crecer a un ritmo del 20 por ciento anual, que es un poco por encima de lo que crece el mercado. En los últimos años lo hemos logrado e incluso tuvimos crecimientos de hasta el 30 por ciento. Para 2018 y también para este año nos hemos fijado el objetivo del 20 por ciento.

—¿Tienen en mente lanzar al mercado otro nuevo producto?

—Recientemente hemos lanzado un ajo blanco, un gazpacho de almendra, que es la gran novedad.

—¿Qué tiene Salsas de Salteras para que haya logrado tener un sitio importante en los principales lineales y en el carro de la compra?

—El enfoque principal de nuestro producto es que nuestra competencia es la propia ama de casa. Creamos un producto para aquellos consumidores que no quieren productos industriales. Nuestra competencia es doña Úrsula que se compra su tomate, su aceite y su vinagre y se lo hace en casa. Lo que queremos es que deje de hacerlo y compre nuestros productos. No es el cliente que compra la marca de la gran distribuidora de turno. Nuestra competencia es el gazpacho casero, el que se hace en casa. Y lo ofrecemos a un precio incluso a veces inferior al coste de los ingredientes. Los tomates se venden por encima de los dos euros el kilo y el litro de aceite de oliva ronda los cinco euros, cuando nuestro gazpacho se puede encontrar por entre 2,70 y 3,30 euros. ~


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016